Actions

Crecimiento monetario e inflación

From Baripedia


El objetivo de este capítulo es identificar los orígenes de la inflación y analizar el vínculo entre la oferta de dinero y el aumento de los precios.

El supuesto básico del modelo económico clásico es que los precios son perfectamente flexibles. Se ajustan para equilibrar los mercados => economía a largo plazo.

La teoría cuantitativa del dinero se utiliza para explicar los determinantes a largo plazo (modelo clásico →) del nivel de precios y la tasa de inflación. Esta teoría establece los vínculos entre la cantidad de dinero y otras variables macroeconómicas.

En realidad hay muchas rigideces en el mercado que impiden que los precios se ajusten libremente → rigideces a corto plazo.

La teoría de las fluctuaciones económicas estudia el comportamiento de la economía cuando los precios son rígidos (mercados desequilibrados) => economía a corto plazo. Estos aspectos se tratan en la cuarta y última parte del curso.

La teoría clásica de la inflación[edit | edit source]

Inflación[edit | edit source]

La inflación se produce cuando el nivel general de los precios aumenta. La inflación es un fenómeno general que concierne al valor del intermediario comercial: cuando el nivel general de precios ↑, el valor del dinero ↓.

La tasa de inflación (= % de cambio en el nivel general de precios) varía sustancialmente a lo largo del tiempo y entre países. En los Estados Unidos, por ejemplo, los precios aumentaron en promedio un 2,4% anual en el decenio de 1960, y alcanzaron una tasa de variación del 7,1% en el decenio de 1970. Al mismo tiempo, la tasa de inflación en el Reino Unido era del 20%. Actualmente en Suiza la tasa de inflación es de alrededor de 0,2 - 0,3%.[11]

Hablamos de hiperinflación en presencia de episodios de inflación extraordinariamente altos. El ejemplo histórico más conocido de hiperinflación es el de Alemania a principios del decenio de 1920, cuando la tasa de inflación era en promedio del 500% mensual. Siguieron muchos ejemplos más recientes (Zimbabwe y Argentina a principios del decenio de 2000).

La oferta y la demanda de dinero y el nivel de precios de equilibrio[edit | edit source]

A largo plazo el nivel general de precios () se ajusta para igualar la oferta y la demanda de dinero, siendo el inverso del nivel general de precios (1/P) el valor del dinero (). (Recordatorio: = cantidad de dinero necesaria para comprar una cesta de consumo típica ⇒ = cantidad de bienes que se pueden comprar con una unidad de dinero).

El suministro de dinero está controlado por el banco central. Entonces hacemos la hipótesis de que este control es perfecto ⇒ exógeno ()

En la demanda de dinero influyen varios factores determinantes, los más importantes de los cuales son el nivel de los precios, la producción y el tipo de interés. Los agentes económicos retienen dinero para las transacciones (⇒ cuanto más alto es el nivel de precios y el producto, más dinero demandan) y como depósito de valor líquido (⇒ cuanto más alto es el tipo de interés, menos dinero demandan → costo de oportunidad de mantener la riqueza en forma líquida) ⇒ o , donde, estando en una perspectiva a largo plazo, se fija en su nivel de pleno empleo.

Nivel de los precios de equilibrio[edit | edit source]

Intromacro Croissance monétaire et inflation niveau des prix d equilibre 1.png

Inyección de dinero[edit | edit source]

Intromacro Croissance monétaire et inflation injection de monnaie 1.png

La Teoría Clásica de la Inflación[edit | edit source]

La teoría cuantitativa del dinero explica cómo se determina el nivel general de precios y por qué puede cambiar.

La cantidad de dinero que existe en el mercado determina su propio valor.

La principal causa de la inflación a largo plazo es el crecimiento del dinero. Cualquier cambio en la cantidad de dinero en circulación resulta en un aumento del nivel de precios.

Mecanismo de ajuste: equilibrio inicial → inyección de dinero → exceso de oferta de dinero → demanda de bienes y servicios ↑, pero la oferta permanece sin cambios (visión a largo plazo, fijo) → el nivel de precios ↑ y, por consiguiente, la demanda de dinero también → nuevo equilibrio.

Los datos muestran que, en general, durante los decenios de alto crecimiento de la oferta monetaria también hubo una elevada inflación y los decenios de bajo crecimiento monetario tuvieron una baja inflación (véase el gráfico).

Evidencia empírica[edit | edit source]

Datos históricos sobre la inflación y el crecimiento monetario en los Estados Unidos

Source: Milton Friedman et Anna Schwartz; Note: monnaie mesurée par M2

Neutralidad de la moneda[edit | edit source]

Según varios economistas (por ejemplo, Hume o Friedman), las variables de la economía real no se ven influidas a largo plazo por los cambios en la oferta monetaria.

Las variables nominales se definen como variables medidas en unidades monetarias. Las variables reales son variables medidas en unidades físicas.

Según la dicotomía clásica, las variables reales y nominales están influenciadas por diferentes fuerzas. En particular, los cambios en la oferta monetaria afectan sólo a las variables nominales y no tienen ningún efecto en las variables reales. Esto se conoce como neutralidad del dinero (en el mejor de los casos).

No hay impacto del dinero en las decisiones de producción (que dependen de la productividad de los factores) ni en el consumo y el ahorro (que están influidos por los salarios y el tipo de interés real). Un cambio en el dinero equivale a un simple cambio en la escala de medida.

La ecuación cuantitativa[edit | edit source]

La ecuación que expresa el vínculo entre las transacciones y la oferta monetaria se denomina ecuación monetaria cuantitativa:

donde = nivel de precios, = cantidad de salida (términos reales), = cantidad de dinero y = velocidad de circulación del dinero.

La parte derecha de la ecuación cuantitativa mide el valor de las transacciones = número de unidades monetarias intercambiadas en un año. La producción agregada sustituye a las transacciones: cuanto más produce una economía, más bienes y servicios se intercambian. (NB: el número de transacciones en un año no es exactamente igual al PIB, pero las dos variables están estrictamente vinculadas).

El miembro de la izquierda mide el dinero utilizado en las transacciones, siendo la velocidad de circulación del dinero = el número de veces por unidad de tiempo que una unidad de dinero se utiliza para liquidar una transacción.

La creación de dinero y la tasa de inflación[edit | edit source]

Basándose en la ecuación cuantitativa del dinero, un aumento de la cantidad de dinero en la economía debería reflejarse en un ↑ del nivel general de precios, en un ↑ de la producción, o en un ↓ de la velocidad del dinero (%∆M + %∆V = %∆P + %∆Y).

Pero:

  1. En principio, la velocidad del dinero es relativamente estable en el tiempo (evidencia empírica).
  2. La cantidad de producción no se ve afectada por la cantidad de dinero a largo plazo (Y se fija en su nivel de pleno empleo).

Conclusión: cuando el banco central inyecta dinero en el sistema económico, el resultado, a largo plazo, es un aumento proporcional de la tasa de inflación.

Impuesto sobre la inflación[edit | edit source]

El gobierno puede financiar sus gastos cobrando impuestos, emitiendo bonos, imprimiendo dinero.

Cuando el gobierno cubre sus gastos imprimiendo dinero (o, mejor aún, pidiendo al Banco Central que lo haga), se dice que está recaudando un impuesto sobre la inflación: cuando los precios suben (tras la emisión de la nueva moneda), el valor real de los billetes en circulación disminuye => la inflación es un impuesto sobre la tenencia de dinero (un impuesto sobre los activos líquidos que pierden poder adquisitivo cuando los precios suben).

También se conoce como señoreaje, el ingreso adquirido por la emisión de dinero.

El volumen de los ingresos derivados de la emisión de dinero varía considerablemente de un país a otro. En los países hiperinflacionarios, el señoreaje suele ser la principal fuente de ingresos del gobierno.

Obsérvese también que, en presencia de crecimiento económico, el Banco Central puede obtener ingresos por señoreaje sin crear inflación.

Cf. Wall Street Journal – “How Gangsters Are Saving Euro Zone”.

El efecto Fisher[edit | edit source]

Ya hemos tenido ocasión de ver que las decisiones de inversión se toman sobre la base del tipo de interés real, que se aproxima* a :

(Tasa de interés real ≈ tasa de interés nominal - tasa de inflación esperada)

La ecuación de Fisher muestra que el tipo de interés real y la tasa de inflación determinan conjuntamente el tipo de interés nominal :

El tipo de interés real es el resultado del equilibrio entre el ahorro y la inversión → aquí, exógeno. Por consiguiente, cualquier cambio en la tasa de inflación se refleja en un aumento proporcional del tipo de interés nominal (efecto Fisher).

  • El tipo de interés real, , cuando el tipo de préstamo nominal es y la tasa de inflación esperada es , está dada por la siguiente fórmula:
,

Cuando las tasas de inflación son bajas, la tasa real es aproximadamente igual a la diferencia entre la tasa nominal y la tasa de inflación. ¿Por qué?

El tipo de interés nominal y la tasa de inflación en el Reino Unido[edit | edit source]

Intromacro Le taux d’intérêt nominal et le taux d’inflation en UK 1.png

El tipo de interés nominal y la tasa de inflación entre países[edit | edit source]

Diagramme de dispersion du taux d’intérêt nominal de court terme et du taux d’inflation moyen dans 77 pays au cours des années 90. Source: Mankiw, 2003

Los costos sociales de la inflación[edit | edit source]

El costo de la inflación[edit | edit source]

El "costo en zapatos" (costo del uso):

la inflación hace que los individuos reduzcan sus tenencias de dinero → frecuentes visitas a los bancos para retirar dinero y reducir el efectivo → tiempo y energía sacrificados para cambiar la propia posición y alterar las opciones de tenencia de activos.

El "costo del menú" (costo de la pantalla):

costos debido al continuo ajuste de los precios → tiempo y recursos que se quitan a otras actividades productivas para actualizar catálogos, sitios web, hacer nuevas propuestas a sus clientes o examinar las propuestas de sus proveedores, etc.

Después de todo, según algunos, los costos de la inflación anticipada no son demasiado altos.

El costo de la inflación anticipada[edit | edit source]

Distorsión relativa de los precios: Distorsión de los precios relativos: no todos los precios de los bienes y servicios se ven afectados de la misma manera (retrasos en el ajuste, contratos...) → distorsión de los precios relativos → distorsión en las decisiones de los consumidores: los mercados ya no son capaces de asignar recursos según su mejor uso.

Distorsión en los impuestos:

  1. en presencia de la inflación, las ganancias de capital (beneficios de la venta de un activo a un precio superior al precio de compra) son exageradas (aumento generalizado de todos los precios, incluidos los precios de los activos) → con un sistema de fiscalidad progresiva, esto da lugar a una fiscalidad desproporcionada de las ganancias de capital;
  2. el interés nominal sobre el ahorro se trata a efectos fiscales como un ingreso, incluso si parte de este interés es de hecho una simple compensación por la inflación → los ahorros son menos atractivos.

Incertidumbre y confusión:

En presencia de una inflación imprevista se hace difícil comparar los ingresos reales, los costos reales y los beneficios en diferentes momentos → incertidumbre, lo que nunca es bueno (por ejemplo, la difícil fijación de los salarios → poder adquisitivo no garantizado).

Redistribución arbitraria de la riqueza:

siendo la mayoría de los préstamos especificados en términos de la unidad de medida del dinero, la inflación inesperada redistribuye la riqueza entre los individuos, especialmente entre los acreedores y los deudores, de manera arbitraria (un aumento de la inflación reduce el valor real de un préstamo).

En general, se considera que los costos de la inflación no prevista son mayores que los de la inflación prevista. Cf. The Economist, 11.03.2010.

Ganadores y perdedores[edit | edit source]

PERDEDORES:

  • Salvadores (prestamistas), cuyo poder adquisitivo disminuye con el tiempo;
  • Empleados y rentistas, cuya remuneración se fija en términos nominales y se *indexa de forma irregular;
  • Pagadores de impuestos, cuyos salarios aumentan para mantener el poder adquisitivo, lo que puede hacer que cambien de clase de impuestos (progresión en frío), y que son gravados por rendimientos nominales.

GANADORES :

  • Deudores (prestatarios), que deben pagar una deuda establecida en términos de
  • nominal;
  • Propietarios, que están endeudados y que también están viendo subir los precios de sus propiedades.

Caveat emptor Beneficio del control de la inflación[edit | edit source]

Un economista reconocerá fácilmente que, a largo plazo, la política monetaria afecta principalmente a la inflación.

Sin embargo, añadirá que si existen rigideces de precios y salarios, en presencia de choques nominales o reales, son la producción y el empleo los que se ajustarán.

En particular, en un mundo con una rigidez salarial nominal a la baja, el objetivo de inflación no debe fijarse demasiado bajo para que los precios relativos -y especialmente los salarios reales- se ajusten a las perturbaciones. Un poco de inflación puede, por lo tanto, poner aceite en las ruedas de la economía.

« To be concrete, are the net costs of inflation much higher at, say, 4 percent than at 2 percent, the current target range? Is it more difficult to anchor expectations at 4 percent than at 2 percent? »

— Blanchard, Dell’Ariccia & Mauro (2010) Rethinking Macroeconomic Policy

Hiperinflación[edit | edit source]

Aunque varios economistas creen que una inflación moderada no es un problema importante para la comunidad, ninguno de ellos duda de la penalización que impone la hiperinflación.

Hiperinflación = inflación superior al 50% por mes (1% por día; el precio ↑ más de 100 veces al año!). Históricamente, todos los casos de hiperinflación se han producido en conjunción con un crecimiento excesivo de la oferta monetaria.

Originalmente → problemas presupuestarios: El estado no tiene suficientes ingresos para pagar sus gastos y empieza a emitir dinero, lo que provoca un rápido crecimiento de la oferta monetaria y, como consecuencia, un aumento de los precios → espiral negativa: los ingresos fiscales reales disminuyen con la inflación (normalmente los impuestos se recaudan después de que se haya realizado el gasto público), el estado tiene que emitir más dinero, lo que agrava la inflación y, en consecuencia, el déficit público...

Solución: ↓ gastos e ↑ ingresos. El fin de la hiperinflación suele ser una cuestión presupuestaria. Por eso hoy en día se apoya la independencia de los bancos centrales.

Moneda y precios durante cuatro casos de hiperinflación[edit | edit source]

Intromacro Monnaie et prix pendant quatre cas d’hyperinflation 1.png

Resumen[edit | edit source]

El nivel general de precios se ajusta para equilibrar la demanda y la oferta de dinero.

Cuando el banco central aumenta la oferta de dinero, aumenta el nivel de precios. Un aumento persistente de la oferta de dinero causa una inflación continua.

Según el principio de neutralidad del dinero, la cantidad de dinero en circulación no influye en las variables reales de la economía.

El gobierno paga para cubrir sus gastos imprimiendo dinero. Esto puede resultar en un impuesto sobre la inflación y en situaciones de hiperinflación.

Según el efecto Fisher, cuando la tasa de inflación prevista aumenta, el tipo de interés nominal aumenta en la misma proporción y el tipo de interés real permanece inalterado.

Los economistas han aislado seis costos de la inflación: el costo en los zapatos, el costo en los menús, la incertidumbre y la confusión, la distorsión de los precios relativos, la distorsión de los impuestos, la redistribución arbitraria de la riqueza. Sin embargo, un poco de inflación puede poner el petróleo en la economía.

Anexos[edit | edit source]

Referencias[edit | edit source]