Actions

Una geografía política de la ciudad: agricultura urbana y espacio público

From Baripedia


La ciudad forma parte del abanico de actores que se multiplican en la subdisciplina de la geografía política. Hablaremos de la ciudad, es decir, de la agricultura urbana y de los espacios públicos. NaVille es un proyecto que se centra en las recomposiciones sociales y políticas en torno a la cuestión de la naturaleza en las ciudades. Una entrada es a través de la jardinería urbana, especialmente la agricultura urbana. Debemos tomar la ciudad como un espacio político. Se puede entender de muchas maneras, porque la ciudad es política porque es producida por las políticas públicas, también es producida por las prácticas de los habitantes y de los distintos actores en el marco de un proyecto de sociedad, la ciudad es también objeto de relaciones de poder. Uno de los desafíos de estas relaciones de poder es el de la legitimidad y producción de modos de legitimidad en el desarrollo de los espacios urbanos. Por lo tanto, la comparación de la legitimidad plantea la cuestión de la legitimidad de los usos, es decir, quién tiene la legitimidad para producir la ciudad, es la política como representante electo, por ejemplo, es el habitante, quién está legitimado para decidir otorgar legitimidad a alguien.

La cuestión de la producción de legitimidad se centrará en la cuestión de la agricultura urbana. Veremos cómo la emergencia de la agricultura urbana cuestiona el espacio público urbano a través de la entrada particular de la cuestión de los modos de legitimación de los diferentes actores. Es decir, cómo las relaciones X o Y entre actores movilizarán diferentes modos de legitimación que se referirán a diferentes formas de referirse al espacio público. Es a través de la movilización de una definición de espacio público que legitimarán sus propias acciones. Se definirán varios términos centrales, incluyendo "espacio público", "espacio público urbano", la noción de "agricultura urbana" que puede parecer contradictoria, hay un estudio de caso sobre el Parque Beaulieu y más particularmente sobre el espacio del colectivo Beaulieu detrás de la estación de Cornavin.

El espacio público: el espacio y su público[edit | edit source]

légende

Hay diferentes maneras en la geografía de las ciencias sociales para hablar del espacio público. Una forma muy simple y restrictiva es la definición legal, es decir, el espacio público es el espacio que no es privado. En otras palabras, son regímenes de propiedad. Una definición que puede ser más relevante para una geografía que se centra en la sociedad, las prácticas y las acciones de los actores sociales es la cuestión de la accesibilidad. Se trata de la cuestión del espacio público en función del uso, es decir, el espacio público es un espacio accesible para la mayor parte de la sociedad. Un espacio legalmente privado bien podría ser público en términos de acceso.

Una tercera definición es la de publicidad y visibilidad. Es la cualidad pública de algo, por lo tanto es el espacio donde se ve la sociedad, es decir, un espacio donde las relaciones sociales se hacen visibles, se ven y se escenifican. La noción de esfera pública fue teorizada por Jürgen Habermas, refiriéndose al ágora griega, como una visión del espacio público como el espacio político por excelencia, el espacio de lo público, el espacio del debate público y el espacio donde la sociedad toma forma y se construye. El espacio público será un concepto interesante para explorar el espacio urbano, ya que se referirá a cuestiones de suelo, uso y accesibilidad, pero también a cuestiones de visibilidad y planteará cuestiones políticas, como el concepto de esfera pública.

Las tres primeras definiciones toman el espacio como una realidad material, es decir, un espacio que es privado o público, accesible y donde uno puede verse a sí mismo, la última definición concibe el espacio público como una abstracción.

légende


El término "público" a menudo tiende a oponerse a "comunidad". Es en francés donde los términos "público" y "comunidad" se oponen con mayor frecuencia con una connotación negativa que se refiere al "comunitarismo", mientras que en inglés es diferente, porque las "comunidades" no tienen necesariamente una connotación negativa. ¿Cuál es la noción filosófica que estamos tratando de poner detrás del término "espacio público"? Éric Tassin piensa en lo "público" en el término "espacio público" como propiedad mutua, es decir, cuando estoy en el espacio público, pertenezco sólo a mí mismo y estoy allí como miembro de la sociedad, pero al final no me profano por mi presencia en ese espacio, Por el contrario, puedo expresar mis ideas políticas y vivir mi existencia social entre mis compañeros, mientras que para Ticino la comunidad preferiría ser una forma definitiva de autodesinversión; de hecho, es el miedo al comunitarismo lo que en última instancia hace que la persona se despoje de sí misma en favor de algo más inclusivo que la comunidad. La diferencia no es tan explícita como parece entre "público" y "comunidad" porque en algún momento, hacer "comunidad" puede ser un primer paso antes de hacer "público". Don Mitchell es uno de los principales autores estadounidenses sobre temas de espacio público que, en un análisis de los jardines colectivos de Nueva York, muestra cómo algunos neoyorquinos que eran en este caso inmigrantes puertorriqueños y marginados de la sociedad, al reunirse en sus comunidades en el espacio público, al hacer jardines colectivos se dio un primer paso para acceder al espacio público, para hacerse visibles en la sociedad urbana y, finalmente, para participar en la "policía" en la dirección de la vida urbana.

Es necesario estar atento a la manera en que estas referencias son utilizadas explícita o implícitamente por los actores, cómo en una relación, en una controversia entre dos actores, al presentar un proyecto como "público" o más bien como "comunidad", habrá un objetivo detrás de acreditar o desacreditar a ciertos actores. Es interesante ver cómo para un espacio público determinado y delimitar el espacio que debe ser público, cómo se define la noción misma de "público", ya sea exclusiva o bastante inclusiva.

La emergencia de la agricultura urbana y sus desafíos[edit | edit source]

Cuando pensamos en el término "agricultura", pensamos en el agricultor o en el campesino, pero cuando hablamos de "agricultura urbana" estamos pensando en el ciudadano y en el habitante de la ciudad. Esto plantea la cuestión de qué es la agricultura hoy en día y quién es agricultor hoy en día.

Source: Nahmias et le Caro, 2012.

El propósito de este esquema es descentralizar la cuestión de la agricultura urbana en la ciudad central, es decir, preguntar si la agricultura es una actividad de producción animal o vegetal, si es o no profesional. En la geografía urbana, cuando pensamos en la ciudad, tendemos a hablar de lo urbano, es decir, de la ciudad como un ente morfológico compacto y bien definido que pierde importancia en beneficio de una cultura generalizada. Con este esquema, Nahmias y Caro reflexionan sobre todos los modos de agricultura en relación con las diferentes formas de definir la ciudad. Proponen el centro de la ciudad como un lugar donde se puede prescindir de la agricultura urbana, de los límites urbanos que son más bien la periferia, del espacio periurbano y del espacio rural. Es una tipología arbitraria, pero permite pensar en términos de graduación de los espacios, pero también permite ver los diferentes tipos de agricultura, la agricultura de circuito largo, que es la agricultura convencional, la agricultura de circuito corto, así como la agricultura contractual local, la agricultura intersticial, que es la agricultura que todavía existe en los dientes huecos de la ciudad, y luego la agricultura de jardines privados y de ocio. Los criterios delineados para estos diferentes tipos de agricultura no están claros. Sin embargo, vemos que la agricultura urbana es una agricultura que se practica en la ciudad y en las afueras, pero es una agricultura que es tanto profesional como amateur porque realmente tenemos tanto una agricultura en el verdadero sentido como jardines. Esto se hace tanto en los espacios privados como en los públicos, ya que estamos hablando de jardines privados por un lado y de intersticios urbanos por el otro. Lo interesante es que estamos en circuitos largos. En el caso de Suiza, el pastoreo en las montañas de Berna, el simple hecho de que dediquen una parte de su producción a un mercado urbano, de alguna manera hará que su agricultura sea urbana. La agricultura tendrá diferentes formas de ser urbana, también serán todos los espacios agrícolas que serán practicados por la gente urbana trayendo una forma de ser urbana. Es una definición que quizás es un poco demasiado amplia.

Source : Direction générale de l’Agriculture, Canton de Genève, 2013.

Otra definición es elaborada por el Cantón de Ginebra por la Dirección General de Agricultura. Este gráfico resume lo que podría ser la agricultura urbana en Ginebra. Por diversas y variadas razones, el término "agricultura urbana" ha sido abandonado en favor de "producción agrícola urbana". Los autores de este gráfico se centran en algo más específico, que es cualquier agricultura producida en una aglomeración. Esto restringe y refleja los desafíos específicos de esta agricultura, lo que haría más lógico tomarla como un todo. Tal vez la ubicación en un área urbana tiene sus propios desafíos que la agricultura no tiene, incluso si está en el destino de la ciudad cuando se hace en el campo.

Lo interesante es la cuestión espacial, ya que la aglomeración, en este caso en Ginebra, es el perímetro de la aglomeración Franco-Vaud-Ginebra, que se subdivide en zonas de construcción. Parte de la agricultura urbana se realiza bien en la zona agrícola y parte en la zona de construcción. Algunas de las categorías son fronterizas y serán más problemáticas, como las que se encuentran entre la zona agrícola y las que tienden a desarrollarse en la ciudad. Este será el caso de lo que está ocurriendo en el Parque Baulieu para mostrar un ejemplo de esta fricción cuando un actor legítimo en el espacio agrícola se apodera de un espacio en el centro de la ciudad.

Esto tomará diferentes formas y será realizado por diferentes actores tales como asociaciones, actores individuales en jardines privados, actores profesionales tales como agricultores en instituciones municipales o cantonales o propietarios de tierras. Sobre este nuevo tema, muchos actores están preocupados y se preguntan qué hacer con estas nuevas caras del espacio urbano y del suelo. Esto plantea la cuestión de cómo hacer frente a estos nuevos usos del espacio urbano y del suelo. Esto plantea la cuestión de la gobernanza que Nahmias y Hellier en The Urban Governance in Question: The Case of Places of Cultivated Nature, publicado en 2012, definen como la coordinación de diversos intereses en la búsqueda de un objeto colectivo. En otras palabras, plantear la cuestión de la gobernanza es más amplio que plantear la cuestión del gobierno. De hecho, los diferentes actores que tienen un interés participan cada uno a su manera en la definición del tratamiento de un tema, ya sean representantes electos, personas designadas, pero también todos los grupos de interés y todos los habitantes que forman una asociación, etc. Cada uno tratará de influir en el futuro de los espacios. Esta gubernamentalidad puede ser implícita, pero también explícita. En cuanto a la agricultura urbana, plantea explícitamente la cuestión de la gobernanza porque es transversal y en la actualidad no existen servicios encargados de la agricultura urbana en los municipios.

La cuestión del espacio público consiste en preguntarse cuál es el estado de cada uno de los espacios. Todos los "jardines" anteriormente vistos se refieren a diferentes estatus tanto en términos legales como de accesibilidad, que en última instancia reflejan diferentes gradaciones entre lo público y lo privado. Por ejemplo, hay jardines privados, jardines de huertos, jardines colectivos, algunos de los cuales están cerrados con llave y otros abiertos, granjas urbanas propiedad de un agricultor que son casi privadas, granjas urbanas que son más bien colectivistas. Estos espacios y proyectos de agricultura urbana se refieren a gradaciones muy diferentes entre los sectores público y privado. Es un tema que atraviesa los tipos de agricultura, que atraviesa los tipos de actores, que atraviesa los tipos de espacios y que atraviesa las fronteras de los sectores público y privado. Como este tema también es transversal, significa que sin duda habrá algunos actores que tratarán de apropiarse de este tema más que otros. En Ginebra, recientemente, este tema explotará en el sentido de que cada vez hay más actores institucionales y asociativos que están interesados en él y algunos de los cuales están realmente tratando de posicionarse como actores centrales. Esta forma de posicionarse implicará, en particular, referencias al espacio público y a lo que hoy en día constituye un espacio público aceptable y un uso público aceptable del espacio.

En Ginebra, existe la agricultura periurbana, pero también la particularidad de las zonas francas que es la agricultura de invernadero, muy pronto, el cantón de Ginebra implementó una política de relativa autonomía de los mercados extranjeros. También se han desarrollado formas más contemporáneas de agricultura y agricultura intraurbana. Recientemente, hemos visto el desarrollo en muchas comunas del cantón de huertas urbanas y "plantaciones" que describen el surgimiento de huertas colectivas intraurbanas que difieren de las huertas de huertos y huertas que a menudo se ubican más bien en la periferia urbana, los huertos, las plantaciones urbanas y las huertas urbanas se movilizarán como un nuevo modelo de jardinería urbana que generalmente se hará a los pies de los edificios. A los residentes casi siempre se les pide que vivan a cinco minutos a pie de la plantación o del huerto urbano, que es radicalmente diferente del huerto familiar. Este desarrollo es particularmente impulsado por actores municipales como en Ginebra y Vernier, donde tenemos este desarrollo desde 2006 de esta política de plantación y huertos urbanos. Un actor asociativo que se ha vuelto inevitable en este tema es Equitaire, que tiene un monopolio virtual sobre los huertos urbanos en el cantón de Ginebra. También se han creado dos granjas urbanas, han surgido huertos en las azoteas y se han desarrollado gallineros y colmenas en la ciudad.

En la ciudad de Ginebra, se ha creado un grupo de trabajo transversal a varios servicios del servicio social, los espacios verdes, las escuelas y el Programa 21. Este grupo de trabajo está tratando de responder a las numerosas solicitudes que reciben de los proyectos agrícolas y de elaborar una política espacial al respecto. La política que se está desarrollando actualmente es la de favorecer las huertas al pie del edificio.

Estudio de caso: Le Collectif Beaulieu, Ginebra[edit | edit source]

El parque Beaulieu es un parque situado justo detrás de la estación de Cornavin del siglo XVIII, que fue originalmente una obra maestra. En los años 30, esta finca fue comprada por la ciudad de Ginebra. Durante 10 años, perteneció a la ciudad de Ginebra sin transformarse en un espacio público y fue en la década de 1940 cuando el parque se transformó realmente en un parque público. Fue también durante este periodo cuando el Departamento de Espacios Verdes construyó su centro de producción hortícola. El Departamento de Espacios Verdes de Ginebra produce gran parte de estas plantas en lo que se denomina un centro de producción hortícola de 1940 a 2008. En 2008, el departamento de espacios verdes empezó a darse cuenta de que era un poco pequeño e iba a trasladar su centro de producción hortícola cerca de Carouge. En 2009, se creará un colectivo, el colectivo Beaulieu, que reclamará este espacio. Varios actores estaban interesados en los temas de agricultura urbana y buscaban un lugar para hacerlo. Varias asociaciones, entre ellas la asociación de alcachofas, que produce plántulas jóvenes que luego se venden a la agricultura por contrato local. En 2010, el colectivo obtuvo financiación de la ciudad de Ginebra para ocupar este espacio. El otro cambio que se producirá es el establecimiento de una huerta urbana justo al lado de este centro de producción hortícola por parte del servicio social.

El Departamento de Espacios Verdes ha propuesto cavar y preparar un jardín comunitario para los residentes de la zona contigua al centro hortícola. Ahora ya no existe. En 2009, por un lado, un jardín colectivo creado por el servicio social de la ciudad de Ginebra y, por otro, el colectivo Baulieu, que se había apropiado del centro de producción hortícola para la agricultura urbana, pero de forma profesional. En el mismo parque, dos modelos diferentes de agricultura urbana eran vecinos al mismo tiempo que estos actores entraban en contacto. La plantación del servicio social fue de 20 parcelas de 6m2 cada una, con una capacidad para 20 personas del barrio, seleccionadas a partir de un hogar que había sido distribuido a la población del barrio, ofreciéndoles la posibilidad de adquirir una parcela en la que cada uno de los participantes tiene un contrato de arrendamiento de dos años no renovable. Así, hay pequeñas parcelas sin vallar que constituyen una especie de jardín colectivo. Sin embargo, las herramientas podían compartirse y el suministro de agua era común. Para el proyecto del colectivo Beaulieu, Alcachofas y las primeras asociaciones, se han añadido nuevas asociaciones. Cada uno de los dos proyectos tomará forma uno al lado del otro. Desde 2001, el parque está inmerso en un proyecto de reestructuración denominado proyecto Beaulieu, que reúne a diferentes actores y, en particular, liderado por el departamento de espacios verdes, pero también implica a la Agenda 21, al servicio social y también al colectivo Beaulieu, que puede participar como actores clave. Es en torno a este proyecto que comienza a cristalizar una polémica y posiciones antagónicas entre el servicio social, que se ocupará más bien de la huerta urbana y desarrollará un modelo de agricultura urbana amateur para los habitantes, y por otro lado el colectivo Beaulieu, que propondrá un modelo de agricultura urbana profesional.

A partir de ahí, veremos cómo, en los modos de los actores, de cada uno de los proyectos, de posicionarse entre sí, se plantea la cuestión de los usos de los espacios públicos, es decir, de qué manera cada uno de los actores considera que su proyecto es legítimo en un espacio público y el del otro actor menos legítimo y de qué manera está intrínsecamente ligado a una cierta definición de lo que es la espacialidad de cada uno de los proyectos y lo que es cada uno de los públicos de cada proyecto. En otras palabras, en la noción de espacio público, es necesario diferenciar la cuestión de la espacialidad del proyecto y su socialidad.

La UAC definirá la espacialidad de su proyecto de huerta urbana como el distrito, es decir, la huerta urbana no es sólo parte de un parque, sino que es principalmente parte del distrito. La forma de vida de la UAC es cuidar la vida social del barrio: "este lugar debe ser ante todo un lugar de barrio para los ciudadanos del barrio, especialmente los de la cima, Beaulieu, Vermont, Grand Pré, Vidollet, que no tienen ninguna infraestructura de barrio". Se define realmente como un lugar que debe formar parte del barrio y no del parque. En cuanto al colectivo Beaulieu, la especialidad se definirá de manera diferente. El colectivo se define a sí mismo como espacios de acción y espacialidades completamente diferentes, que en realidad son multiescalares. Por un lado, y de manera muy integral, el colectivo quiere ser miembro de la Vía Campesina, un movimiento campesino internacional que defiende la pequeña agricultura y la agricultura campesina y se opone a la toma del poder por parte de las grandes empresas de semillas que se proyectan en un espacio muy grande. La segunda manera de pensar en la especialidad del colectivo Beaulieu y en el hecho de que las plántulas que producen se venderán a diferentes proyectos de agricultura contractual en el cantón. Un gran número de proyectos agrícolas en todo el municipio utilizan las plántulas que se producen en Beaulieu. Una tercera manera de reflexionar sobre la espacialidad del colectivo Beaulieu es a través del jardín de recolección. La forma en que se ha definido es para que cualquier persona que viva o pase por Ginebra pueda venir a disfrutarlo. El preámbulo de las acciones es la casa móvil de barrio que tiene como objetivo trabajar a nivel de barrio y asegurar que el espacio de Beaulieu sea también un lugar para sus propias actividades.

En relación con el proyecto UAC y el proyecto de servicio social que realmente se dirige al barrio, el colectivo forma parte de una multitud de espacialidades que también toman forma en el registro de diferentes redes. La cuestión del encuadre espacial es la forma en que los promotores de cada uno de los proyectos definen la inscripción espacial de su proyecto, refiriéndose a un primer aspecto de la cuestión del espacio público. Queda la cuestión del público. Esto está intrínsecamente ligado a la cuestión espacial. Para la UAC, esto es explícito: "Debemos aprovechar esta oportunidad para mejorarla, pero también para mejorarla, ya sea que sea utilizada por la gente del barrio. Es cierto que hay una proximidad muy fuerte con las Cuevas, inmediatamente tendemos a decir que la gente del barrio son las Cuevas [...] finalmente lo que nos interesa es que también es algo para la gente de Vermont, para la gente que vive hacia Chandieu, que son lugares un poco desaprobados". El marco social es sobre todo para las personas del barrio. La posibilidad de poder ir a trabajar en el jardín depende totalmente de la vida en el vecindario, no hay posibilidad de derogación. Para el colectivo Beaulieu, depende de la parte del proyecto de la que se trate.

En definitiva, uno de los actores que es el Servicio Social se centrará en el lugar de residencia y es el lugar de residencia el que definirá el criterio de participación con un discurso dicotómico entre los que pueden y los que no pueden participar y entre los diferentes espacios del barrio. Es un criterio de pertenencia espacial que define al público. El otro actor, el colectivo, propone a los actores de cualquier lugar participar, el criterio no es tanto vivir en un lugar, sino compartir un determinado tipo de proyecto. La UAC y el Servicio Social en general buscarán legitimarse, en particular en el marco del proyecto Beaulieu, señalando los defectos que piensan del colectivo Beaulieu y, en particular, los defectos en términos de definición de una espacialidad y de un público. En el marco del proyecto Beaulieu, se trata de reurbanizar el parque y de reflexionar sobre si los invernaderos deben conservarse, qué hacer con los edificios, si este barrio debe convertirse en un lugar polivalente o si debe mantenerse en el tema de las flores y la agricultura. El Servicio Social emitió una crítica relativamente dura contra el colectivo Beaulieu. La primera crítica sobre el aspecto social es la siguiente: "Si vamos demasiado lejos en el tema, después de lo que sucede? Ya lo hemos demostrado varias veces, eh, no estamos actuando sin pruebas, es que nos encontramos con un público de personas internas, de personas que, aquí, todas tienen un cierto nivel sociocultural, y que practican sus ideales, lo mejor que pueden, pero todo el Tribunal de los Milagros, está muy lejos". Es un discurso dicotómico entre una audiencia que sería una audiencia interna, gente con un alto nivel socio-cultural si no un alto nivel socio-económico, y por otro lado, la población descrita como la Corte de los Milagros. Esto demuestra que la idea es que un proyecto temático especializado en un tema y que participa a través de una red de acciones multilocalizadas parece demasiado especializado para el público del barrio. La segunda crítica es que "En cierto modo, somos los garantes de que este tipo de espacio y servicio no está reservado a un pequeño club de personas que se conocen entre sí, y que realmente sirven a la población, y que sabemos cómo cuestionarnos periódicamente, es el precio a pagar, para decirnos si realmente estamos sirviendo a los habitantes? ». Paralelamente a la crítica un tanto cerrada y elitista del proyecto asociativo, la administración tenderá a presentarse como garante de la apertura del proyecto. Se empiezan a ver diferentes nociones de a quién debe estar abierto un espacio, que es que algunos actores actúan como garantes de la publicidad del espacio al designar a otros como actores en la privatización del espacio. El aspecto espacial también será criticado por algunos actores de la administración al decir que "Estas cosas de los plantadores, realmente no es para la gente del distrito, es una producción industrial', bien agrícola, semi-industrial, pero es un proyecto de nicho". No decimos tanto que esto sea elitista, pero no concierne al vecindario. En otras palabras, la producción local está abandonando el barrio. Algunos actores tienden a decir que este proyecto no tiene más lugar aquí que en cualquier otro lugar. Se movilizan el argumento de los forasteros y la retórica de lo local y la proximidad.

Las respuestas del colectivo fueron rápidas. La inclusión en el espacio social que da una base local al proyecto porque el preámbulo es una "casa móvil de barrio", además, desde entonces se han desarrollado las "escuelas de campo" que han acogido muy bien a las escuelas del barrio demostrando que el colectivo participa en la educación. Cada vez más, en los distintos documentos oficiales, se hace referencia a los barrios. En el documento lo permite, se trata de un "espacio abierto para todos", un "espacio colectivo", un "espacio abierto común", cada vez más un "espacio dispuesto a acoger a los habitantes del barrio". Vemos que hay un discurso que se adapta a la demanda de dirigirse más a la vecindad. Desde el punto de vista financiero, la mayor parte de la financiación del colectivo procede de la venta de plántulas a los países ACP. Aunque el discurso y algunas de las prácticas se orientan hacia el nivel local y otros tipos de actores, el colectivo depende en gran medida de su integración en la red ACP.

Conclusión[edit | edit source]

El parque es una de las encarnaciones contemporáneas del espacio público. A partir del siglo XIX, el parque público se convirtió en uno de los símbolos del espacio público de la ciudad. Los parques se han convertido en símbolos de la apertura de la ciudad al público. Los usos compiten con el espacio público y con los símbolos del espacio público.

Con el colectivo, el espacio que recuperó no era el corazón público del parque, sino el centro de producción hortícola que pertenecía en términos legales a la comunidad pública, sino privado a través del acceso. El colectivo, que es un grupo de personas de la sociedad civil, ha reclamado este espacio y lo ha abierto a nuevos tipos de actividades que traen a los miembros de la sociedad civil a este espacio, produciendo una apertura de este sitio. Sin embargo, poco a poco, hemos visto que está surgiendo la crítica de que este espacio del centro hortícola no es lo suficientemente accesible, no porque esté mal ubicado, sino porque el propio proyecto sería demasiado elitista para dirigirse a estas personas.

Esto plantea la cuestión de que cuando hablamos de un espacio público, es también dónde pero a quién se puede acceder y quién tiene legitimidad. Para la UAC, el público es la gente del barrio, los internos que vienen al colectivo Beaulieu son la gente de la comunidad, que es una comunidad política. Plantea la cuestión de si las personas del barrio son más públicas que las de la ciudad que acuden a la recogida, también plantea la cuestión de qué se está haciendo allí, qué hace posible que la agricultura ocupe su lugar en un espacio público y plantea la cuestión de la gobernanza, es decir, quién debe gestionar ese espacio. Hay que ver lo que está en juego en un proyecto que es más bien municipal, donde el actor que gobernaría este espacio sería un actor municipal que representa, por otro lado es más bien una asociación. Esto significa que el grado de publicidad de un lugar también estaría relacionado con el tipo de actor que lo gobierna. Esto plantea la cuestión de si el municipio es más público que una asociación.

Estas diferentes definiciones del público y de su espacialidad, por un lado, es el origen espacial que debe ser el del barrio que denota una visión espacial del público y por otro lado tendremos más bien una visión reticular del público. Por parte de la UCA, el público es lo que pertenece a un espacio determinado, por parte del colectivo, el público es lo que encaja en una red determinada que refleja dos figuras geográficas distintas de lo que es un público y de lo que es la espacialidad de ese público. Al final, esto plantea cuestiones normativas sobre lo que debería ser un espacio público. Para algunos, es el espacio bajo la égida de la administración pública el que es en particular el punto de vista de la UAC para quien el espacio debe ser público ya que está dirigido a la gente del distrito y porque está animado por la autoridad pública refiriéndose a una cuestión cuasi-jurídica para decir que es una cuestión regulatoria con la regulación la que define que es la administración pública la que tiene autoridad sobre este espacio mientras que está al otro lado de la colectividad, el espacio se hace público porque son los habitantes los que lo producen y en este caso es la definición del espacio público como esfera pública, es decir, este espacio se hace público porque las personas producen un proyecto colectivo y un proyecto común donde realizan una especie de visión de la sociedad. Hay dos tipos de normatividad con estos actores, con la normatividad regulatoria y la normatividad relacionada con la esfera pública. Lo interesante es que la UAC se encuentra en el espacio del colectivo Beaulieu y, en última instancia, en el colectivo Beaulieu.

Anexos[edit | edit source]

Referencias[edit | edit source]