Actions

La participación política

From Baripedia


Examinaremos las diferentes formas de participación política y luego los diferentes factores explicativos. En lo que respecta a la participación política, por lo general sólo hay una teoría dominante, que es la teoría de los recursos, y hay otras teorías que pueden extraerse de los trabajos existentes.

El estudio de la participación se remonta al auge del conductismo. Al principio, los investigadores se interesaron en explicar la participación en un país determinado y sólo más tarde comenzaron a elaborarse estudios comparativos que tienen la ventaja de centrarse en el papel del contexto. En un principio, la participación se concibió únicamente en términos de participación electoral y todo lo demás se puso en otra categoría. Luego pasamos a los análisis bivariantes que ponen dos o un factor explicativo en relación con lo que tratamos de explicar; y hoy en día, nos interesan muchos más factores, en particular debido a métodos de análisis más sofisticados con análisis de múltiples niveles entre otros.

Formas de participación política[edit | edit source]

¿Cuáles son las diferentes formas de participación política? Se hace una distinción entre la participación convencional y la no convencional. Estos términos se siguen utilizando con frecuencia en la literatura sobre participación. No obstante, el término convencional no está muy bien elegido porque no permanece estable; por otra parte, la distinción entre el comportamiento institucional y no institucional se refiere al comportamiento que tiene lugar dentro de un marco institucionalizado y otras formas de participación que no están institucionalizadas.

Milbrath es uno de los fundadores de la sociología americana sobre la participación política que muestra que había varias formas de participación. En un libro de 1965, plantea una distinción entre tres tipos de actores políticos también llamados "ciudadanos" que son actores apáticos (1) que no participan y están completamente ausentes, los espectadores (2) que son personas marginalmente involucradas en la política que participan de vez en cuando, y los gladiadores (3) que son personas que son luchadores activos y participan todo el tiempo.

Por otro lado, Milbrath se basó en los estudios de Verba. Milbrath distingue seis tipos diferentes de ciudadanos, votantes y patriotas (1), especialistas en contactos (2), comunicadores (3), trabajadores de partidos y campañas (4), activistas comunitarios (5), manifestantes (6).

Una tercera tipología esencial es la de Barnes y Kaase. Fueron los primeros en pensar en términos de tipología para destacar los principales tipos de participación. Existe la idea de una verdadera tipología de formas de participación: inactivos (1), conformistas (2), reformistas (3), activistas (4), protestantes (5).

Tipología del repertorio de la acción política: Barnes y Kaase[edit | edit source]

El punto de partida es una lista de acciones más específicas, que en este caso es una lista de acciones llamada "participación convencional". Barnes y Kaase innovan en el sentido de que cruzan criterios convencionales con criterios no convencionales. Esta forma de pensar habla de una reflexión actual que es una combinación para ver cómo se combinan las formas de los compromisos institucionales con las formas de los compromisos no institucionales.

Barnes, S., M. Kaase et al. (1979). Political Action. Beverly Hills, CA: Sage.[8][9][10]

Directorios de países de acción política[edit | edit source]

El interés de este cuadro es ver cómo varía la participación y demostrar que el compromiso depende en gran medida del contexto político en el que tiene lugar.

Barnes, S., M. Kaase et al. (1979). Political Action. Beverly Hills, CA: Sage.[8]

Formas de participación política: Teorell, Torcal y Montero[edit | edit source]

Teorell, Tocal y Montero distinguen varias formas de participación política, a saber, el voto (1), la participación de los consumidores (2), la actividad partidaria (3), la actividad de protesta (4) y el contacto (5). Estas cinco formas dependen de tres criterios: el canal de expresión (1) que es extrarrepresentativo (2), basado en la salida (3) y basado en la voz (4). Se hace otra distinción entre los objetivos (1) y los no objetivos (2).

Esta tipología ha sido probada empíricamente, pero ¿cómo se llegó a ella sobre la base de datos empíricos?

Van Deth, J.W., J.R. Montero et A. Westholm, éds. (2007). Citizenship and Involvement in European Democracies. London: Routledge.[11]

Análisis factorial de las formas de participación política[edit | edit source]

Van Deth, J. W., J.R. Montero et A. Westholm, éds. (2007). Citizenship and Involvement in European Democracies. London: Routledge.[11]

Aparece una batería de participación bastante estándar. La idea del análisis factorial parte de la idea de que hay ciertas dimensiones latentes de la acción humana que no pueden ser observadas. Observamos algo más y a través de esto tratamos de identificar y entender las dimensiones latentes. Un análisis factorial nos permitirá reducir una gran complejidad e identificar algunas dimensiones subyacentes y latentes. Observamos correlaciones entre el elemento observado y la dimensión latente no observada. La lógica es tratar de definir y observar las participaciones a través de inferencias.

En la literatura hay varias propuestas, pero al final se puede llegar a un consenso que define hasta cinco formas principales de participación.

Factores explicativos de la participación política[edit | edit source]

Una primera forma de explicar la participación política es formular la pregunta sobre los posibles factores que pueden explicar por qué se participa o por qué no se participa. Recuerde que cuando hablamos de participación política, tratamos de explicar por qué votamos o por qué nos abstenemos, o por qué participamos en ciertas formas como un movimiento social o por qué no participamos.

Ya se pueden distinguir cuatro tipos principales de factores explicativos que deben tenerse en cuenta.

En primer lugar, debemos examinar lo que Milbrath llamó el entorno inmediato, es decir, los factores contextuales relacionados directa o estrechamente con las explicaciones de la participación, como el papel de los medios de comunicación, el efecto potencial de las campañas políticas, pero también el papel de los contactos personales y las conversaciones informales que nos influyen y que pueden informar, convencer o disuadir.

El segundo conjunto de factores se refiere a las actitudes, creencias y rasgos de personalidad que abarcan la identificación partidista que puede influir en nuestra participación, pero también la eficacia política. La insatisfacción con la política es otro ejemplo de una actitud a la que podemos referirnos en dos hipótesis con el hecho de que la insatisfacción con la política podría empujar a alguien a participar o por el contrario a no participar.

Un tercer conjunto de factores está relacionado con la posición social, que es la condición socioeconómica, la edad, pero también el género. Hay variaciones entre estas diferentes características sociodemográficas y de participación.

Por último, volviendo al nivel contextual, está el entorno más amplio, a saber, el sistema social, la tradición cultural o el marco institucional y el sistema político, que puede explicar las diferentes tasas de participación de un contexto a otro.

En resumen, hay que tener en cuenta dos niveles, a saber, el nivel macro, que es un nivel contextual, y el nivel macrosociológico. En una explicación exhaustiva se tienen en cuenta estos cuatro tipos de factores. Sin embargo, esta es una simple lista de factores para tratar de explicar por qué la gente participa en la política. Estos factores pueden tener un efecto.

Teorías de la participación política[edit | edit source]

En la literatura, hay varias teorías de participación política. Veremos una clasificación de las teorías que utilizan en parte estos diferentes factores. Esta clasificación de teorías distingue entre cinco teorías explicativas de la participación. No hay una sola manera de clasificar las teorías de participación. No obstante, es posible distinguir entre dos o incluso tres enfoques principales.

Condición socioeconómica – standard model[edit | edit source]

Esta teoría es la primera cronológicamente en la historia de la disciplina, es decir, la teoría del estatus socioeconómico. Esta teoría se centra en un cierto tipo de factores, a saber, el nivel de educación, que es la variable que tiene mayor poder explicativo de la participación en general, ya sea electoral o no electoral, también hay ingresos y ocupación. Detrás de esta teoría hay una preocupación por el papel de la clase social. Esta teoría ha sido dominante durante muchos años.

Orientaciones políticas – political attitudes model[edit | edit source]

La "orientación" se refiere a las actitudes políticas. Es un tipo de explicación que hace hincapié en el papel de las actitudes políticas más que en el de la inclusión social. Las actitudes políticas incluyen el interés en la política, la confianza política, que es el hecho de tener confianza en las instituciones políticas, lo que puede explicar la participación de una manera u otra. La confianza política puede ser algo que explique la participación electoral mientras que en otras formas de participación explica la abstención. Por ello, en un momento dado, los investigadores han tratado de ir más allá de esta distinción al tratar de ver en qué forma se producirá la participación, ya que pueden aplicarse varios factores explicativos a las diferentes formas de participación. También debe tenerse en cuenta la eficacia política.

Esta teoría se encuentra raramente en los libros de texto. Es el profesor Giugni quien hace la distinción, porque puede ser integrado en otro lugar.

Recursos – civic voluntarism model[edit | edit source]

El modelo de recursos es un modelo dominante que sigue siendo dominante hoy en día y proviene de Verba por ejemplo. Esta teoría se centra en los recursos que los individuos tienen en la política. La idea es que para poder participar políticamente, hay que tener ciertos recursos. Según una definición amplia, puede tratarse de cualquier tipo de recursos, incluidos los recursos culturales que proceden de la educación. Los recursos se definen como el tiempo que se dedica a la participación política, el dinero que se refiere al factor ingresos y las habilidades cívicas. Detrás de este modelo está la idea de que las habilidades vienen de alguna parte y destaca el hecho de que la participación en diversas asociaciones no políticas y, por lo tanto, cívicas, nos da esas habilidades que son útiles para la participación política más adelante.

Entre estos tres primeros modelos, es posible distinguir entre el modelo de estatus económico, que hace hincapié en las características sociales de las personas, y el modelo de recursos, que hace hincapié en los recursos de que disponen las personas.

Capital social – social capital model[edit | edit source]

El capital social se define por sus propiedades y recursos, es decir, las relaciones y redes sociales que dan lugar a una confianza generalizada, como la llama Putnam, que se traduce en confianza institucional. Putnam también hace hincapié en la idea de las normas de reciprocidad que se establecen entre un sistema social y un individuo.

Esta teoría se ha utilizado principalmente para explicar la participación de ciertos grupos minoritarios, en particular en el estudio de la participación de los inmigrantes. Sin embargo, esta teoría está menos extendida, pero es un modelo que ha comenzado a difundirse.

Conciencia de grupo – group consciousness model[edit | edit source]

Este modelo se utiliza menos para explicar, entre otras cosas, la participación de ciertas minorías en los Estados Unidos en el contexto de los clivajes éticas y raciales. La idea básica es que hay una serie de factores, entre ellos cuatro actores principales que explican por qué las personas participan:

  • la identificación de grupo con un fuerte elemento de identidad que pone de relieve el papel de las identidades colectivas. En primer lugar, hay que identificarse con un determinado grupo que se puede entender con el término "clase". El origen de la teoría está más bien en la distinción de tipo étnico, pero puede muy
  • bien ser extrapolada a un clivaje de clases que hace que esta teoría sea completamente marxista; afecto polar, que es una preferencia de los miembros del propio grupo sobre los miembros del otro grupo. Esto se traduce en la existencia de un clivaje entre varios grupos dentro de la sociedad;
  • el poder polar es el sentimiento de insatisfacción con la situación que el propio grupo tiene en la sociedad. Es un sentimiento de injusticia, de pertenecer a un grupo que es tratado injustamente en relación con la situación de la sociedad; la teoría postula en su versión más precisa un efecto aditivo de estos diferentes factores, a saber, la distinción entre la culpa individual y la culpa del sistema, que es la atribución de la responsabilidad por la situación injusta del grupo al que el individuo pertenece y se identifica.

La combinación de estos cuatro factores significa que los miembros de una minoría deben participar en formas de acción colectiva. La primera gran teoría que explica el surgimiento de los movimientos sociales se centra en los agravios, que son reivindicaciones que también están vinculadas a situaciones de injusticia entre grupos.

Factores explicativos de la participación de los votantes[edit | edit source]

Cuando miramos la participación de los votantes, hay tres familias principales de factores explicativos.

En primer lugar, están las características del sistema político y del proceso político con el sistema electoral que pueden ser mayoritarias o proporcionales con la traducción de la voluntad de los ciudadanos en votos, la obligación de inscribirse en las listas electorales, el número de partidos teniendo en cuenta que el tipo de sistema electoral influye en el número de partidos, el número de elecciones o de votos, la presencia de otros canales de influencia política como los grupos de presión, el poder de decisión de las autoridades políticas o el grado de legitimidad del sistema político que puede influir en el grado de participación.

Otro conjunto de factores se encuentra en otro nivel, a saber, las características de la elección o la votación, incluido el número de partidos y candidatos en la carrera, la importancia de la cuestión en cuestión, el equilibrio de fuerzas en juego y el grado de competencia entre los partidos y los candidatos.

Por último, están las características del electorado con la posición social y la percepción de la política.

En resumen, la explicación de la participación de los votantes implica factores que se encuentran en el nivel macro del sistema y el proceso político en su conjunto, características específicas de la elección o el voto que se estudia que pueden explicar las variaciones de una relación a otra y, por último, las características del electorado que pueden explicar las variaciones entre individuos o entre un grupo de individuos y otro. Todos estos factores deben tenerse en cuenta para tener una explicación completa de la participación de los votantes.

Explicaciones de la participación de los votantes: Franklin[edit | edit source]

Curiosamente, no existe una teoría de la participación de los votantes como la hay para la participación política, pero por otra parte, hay algunos autores que han tratado de desarrollar una teoría, entre ellos Franklin, que tenía una idea de lo que realmente explica la participación de los votantes, a saber, el hecho de que la gente votará en lugar de abstenerse. No hay una teoría sobre la participación de los votantes, pero sí hay teorías sobre la abstención. Así que la participación de los votantes se estudia desde el otro lado de la moneda.

Según Franklin, hay tres teorías principales de participación política, a saber, los recursos (1) que son el tiempo, el dinero y los conocimientos, las teorías de movilización (2) que se centran en el papel de los individuos y la conciencia del papel político de los individuos puede deberse a diferentes fuentes, incluido el papel de los medios de comunicación. En otras palabras, hay organismos de organización que movilizan a la gente para que vote. Por último, está la motivación instrumental (3).

En el momento en que Franklin estaba escribiendo, había dos teorías principales, a saber, la teoría de los recursos y la teoría de la movilización. Para Franklin, también era necesario examinar la motivación instrumental, que es el significado que los individuos pueden tener en relación con el impacto de sus acciones en el resultado de la elección. Es el sentido de la eficacia de la propia participación.

La razón por la que hay que tener en cuenta la motivación instrumental es que la teoría de los recursos, pero también la teoría de la movilización, no puede explicar un hecho que es obvio, a saber, que la tasa de participación a nivel agregado varía mucho de un contexto a otro. Para explicar esta variación, debemos observar la variación instrumental, que es la motivación que tienen las personas para participar por razones instrumentales, es decir, el hecho de participar se explica por la percepción de la eficacia de la participación. Esta motivación instrumental está fuertemente influenciada por el contexto y factores como el hecho de que los sistemas electorales, el número de partes involucradas, la importancia de una elección, el equilibrio de fuerzas en juego son lo que motiva a los ciudadanos a participar.

Participación de los votantes por país[edit | edit source]

Leduc, L., R. Niemi et P. Norris, éds. (1996). Comparing Democracies. Thousand Oaks: Sage.[12]

Este cuadro es el promedio de participación de los votantes en las elecciones libres acumulado entre 1960 y 1995. Aparecen enormes variaciones con, por ejemplo, Australia con el 95% y Polonia con casi el 51%. Inmediatamente después aparece Suiza en esta clasificación negativa.

Hay una gran diferencia de un país a otro. Para Franklin, esto no puede explicarse por el modelo de recursos porque se supone que en todos los países, en promedio, no debería haber un efecto de composición de un electorado a otro que pudiera explicar esta gran diferencia. Lo mismo ocurre con la teoría de la movilización, los medios de comunicación desempeñan un papel importante, todos los partidos políticos hacen campañas políticas, hay grupos que se movilizan, hay un conjunto de homogeneidad que no puede explicar las diferencias.

La motivación instrumental está fuertemente influenciada por el contexto y, en particular, la importancia de las elecciones varía enormemente de un contexto a otro dependiendo de muchos factores que pueden variar de un contexto a otro.

Participación electoral por características individuales[edit | edit source]

Leduc, L., R. Niemi et P. Norris, éds. (1996). Comparing Democracies. Thousand Oaks: Sage.[12]

En este cuadro se muestran los efectos individuales de diferentes factores como la edad, la fuerza de identificación partidaria, el debate político, la educación, la participación religiosa, la participación asociativa y los ingresos.

Franklin quería mostrar la tasa media de participación de los votantes en la categoría inferior frente a la superior de la variable en cuestión.

Vemos medidas de los efectos tanto individuales como contextuales. Franklin concluye que el efecto del contexto es más importante que las diferencias individuales.

Efectos de los factores individuales en la participación de los votantes[edit | edit source]

Leduc, L., R. Niemi et P. Norris, éds. (1996). Comparing Democracies. Thousand Oaks: Sage.[12]

Esta tabla muestra tres tablas de regresión. El primero muestra los efectos individuales, el tercero contiene efectos individuales, de contexto y una estimación de los datos que faltan.

Las características individuales desempeñan un papel importante, pero el efecto del contexto es particularmente importante.

Efectos de los factores contextuales en la participación de los votantes[edit | edit source]

Leduc, L., R. Niemi et P. Norris, éds. (1996). Comparing Democracies. Thousand Oaks: Sage.[12]

En este cuadro, Franklin hace hincapié en los efectos de contexto. Mirando el primer modelo, Franklin trata de ver qué características del contexto institucional pueden influir en la participación. Podemos ver un efecto significativo, pero relativamente pequeño, de 0,62. En otras palabras, aumenta la participación en un 0,62% si se está en un sistema proporcional en lugar de un sistema mayoritario.

Con el voto obligatorio, como hay en algunos lugares también en Suiza, el efecto es todavía significativo, pero sigue siendo importante. Si está obligado a votar, aumenta la participación de los votantes en un 7%.

Una tercera característica es el día o los días de votación, que es el único efecto que no es significativo e incluso es negativo, a saber, que cuanto más tiempo se le dé a la gente para votar, menos votarán.

La prominencia de una elección, que es el factor contextual que Franklin quiere enfatizar, tiene un efecto significativo. Cuanto más destacada sea una elección, más probable es que la gente participe.

Tendencias en la participación de los votantes[edit | edit source]

Dalton, R.J. et H.-D. Klingemann, éds. (2007). The Oxford Handbook of Political Behavior. Oxford: Oxford University Press.[13]

La participación de los votantes varía enormemente de un contexto a otro y también a lo largo del tiempo. Muchos trabajos tratan de mostrar que hay un declive bastante constante en la participación de los votantes. Este cuadro muestra dos líneas, a saber, todos los países incluidos en el análisis, y una segunda línea que muestra las democracias. La participación probablemente está sobreestimada para los diferentes períodos. Vemos una disminución que va del 79% al 71% para todos los países y una disminución que va del 83% al 73% para las democracias. Lo que vemos es que el verdadero punto de declive es a partir de la década de 1990.

Anexos[edit | edit source]

Referencias[edit | edit source]

  1. Marco Giugni - UNIGE
  2. Marco Giugni - Google Scholar
  3. Marco Giugni - Researchgate.net
  4. Marco Giugni - Cairn.info
  5. Marco Giugni - Protest Survey
  6. Marco Giugni - EPFL Press
  7. Marco Giugni - Bibliothèque Nationale de France
  8. 8,0 et 8,1 Barnes, Samuel H., and Max Kaase. Political action : mass participation in five Western democracies. Beverly Hills, Calif: Sage Publications, 1979. Print.
  9. Powell, G. B., Jr. (1981). Political Action: Mass Participation in Five Western Democracies.Samuel H. Barnes , Max Kaase , Klaus R. Allerback , Barbara Farah , Felix Heunks , Ronald Inglehart , M. Kent Jennings , Hans D. Klingemann , Allan Marsh , Leopold Rosenmayr. American Journal of Sociology, 87(2), 505–507. https://doi.org/10.1086/227490
  10. LeDuc, L. (1981). Political Action: Mass Participation in Five Western DemocraciesSamuel H. Barnes, Max Kaase, et al. Beverly Hills: Sage Publications, 1979, pp. 608. Canadian Journal of Political Science, 14(1), 201–202. https://doi.org/10.1017/s0008423900035824
  11. 11,0 et 11,1 Deth, Jan W., Montero, and Anders Westholm. Citizenship and involvement in European democracies : a comparative analysis. London New York: Routledge, 2007. Print.
  12. 12,0 12,1 12,2 et 12,3 LeDuc, L., Niemi, R., & Norris, P. (2010). Comparing Democracies: Elections and Voting in the 21st Century. SAGE Publications Ltd. https://doi.org/10.4135/9781446288740
  13. Dalton, R. J., & Klingemann, H. (Eds.). (2007). The Oxford Handbook of Political Behavior. https://doi.org/10.1093/oxfordhb/9780199270125.001.0001