Actions

Comportamiento político: puntos de referencia históricos y metodológicos

From Baripedia


Situaremos el estudio del comportamiento político en la historia y discutiremos algunos elementos metodológicos. Lo ideal sería distinguir entre la constitución histórica del estudio del comportamiento electoral y la del comportamiento no electoral, ya que estos dos campos han hablado históricamente muy poco entre sí. ¿Cómo se ha desarrollado y constituido el estudio del comportamiento electoral?

El surgimiento del tema plantea interrogantes sobre cómo surgió el tema en el pensamiento europeo. El surgimiento del enfoque conductista es el punto de partida para el estudio empírico del comportamiento político. Nos ocuparemos de la aparición del ciudadano autónomo, es decir, el ciudadano "intencional" que introduce las teorías de la elección racional con, en particular, las teorías económicas del voto. Por último, discutiremos el desarrollo de técnicas analíticas que han contribuido a hacer del estudio del comportamiento político una de las disciplinas más importantes de la ciencia política con instrumentos principales como el sondeo.

Surgimiento del estudio del comportamiento político[edit | edit source]

El estudio del comportamiento político debe verse en una larga historia donde el sujeto es el individuo, remontándose al Renacimiento cuando el sujeto comenzó a ser puesto en el centro del universo. En una perspectiva a largo plazo, es gracias a este primer paso que fue posible, siglos más tarde, desarrollar la ciencia del comportamiento y más particularmente el estudio del comportamiento político. Debemos tener en cuenta las raíces históricas en el Renacimiento y más tarde en el Siglo de las Luces que trabajaron para poner el tema en el centro de la reflexión. En una perspectiva más política e institucional, debemos considerar cómo la constitución del Estado-nación contribuyó a la centralización del individuo, a poner al individuo en el centro y a la reflexión en torno al individuo. Con las revoluciones democráticas en Europa, esto ha contribuido a colocar al individuo en el centro, particularmente con la aparición y constitución de la idea de ciudadanía. Para el estudio del comportamiento electoral, la idea de que hay un ciudadano es fundamental.

El desarrollo de una disciplina científica también se deriva y hereda de transformaciones más amplias en la historia de las mentalidades e incluso en la cultura de un determinado continente o país. Todos estos elementos que han colocado al individuo en el centro se han traducido en el surgimiento en el siglo XX de un enfoque que fue dominante y que nació en los Estados Unidos en las décadas de 1920 y 1930 y que tuvo su auge en la década de 1940, a saber, el conductismo. Es un término que se utiliza en varias disciplinas diferentes, en particular en la psicología, y no es necesariamente muy cercano al conductismo como se conoce en las ciencias políticas.

Características del antiguo institucionalismo[edit | edit source]

Para entender el conductismo, necesitamos entender cuál fue el punto de partida y el estado de la ciencia política cuando surgió el conductismo. La ciencia política fue una ciencia política que se remonta al antiguo institucionalismo. En particular, era una ciencia política que tenía una serie de características a principios del siglo XX:

  • legalismo: era una ciencia política cercana a la ley y al derecho constitucional. Hay relativamente poca distinción entre el estudio del derecho y la ciencia política tal como la conocemos hoy en día. Se hizo hincapié en la ley y en el papel central del marco jurídico para los gobiernos.
  • estructuralismo: es un término que se ha utilizado en varias disciplinas con diferentes connotaciones. La idea aquí es que las estructuras determinan en gran medida el comportamiento individual. Las estructuras se consideran características del sistema político institucional. Por eso también hablamos de la ciencia institucionalista. Si alguna vez nos interesó el comportamiento, éste o estos comportamientos estaban muy estructurados, incluso sobredeterminados por las instituciones. No se prestó atención al comportamiento.
  • holismo: es una noción inventada por Émile Durkheim, que consiste en considerar el conjunto de las cosas y permanecer al nivel de este conjunto. El holismo se entiende más como una tendencia a comparar los sistemas políticos en su conjunto que como instituciones individuales tomadas individualmente.
  • historicismo: el fundamento histórico del análisis del antiguo institucionalismo propone una concepción desarrollista de las instituciones, es decir, de las instituciones que se suceden. El desarrollo de estas instituciones debe ser considerado en su desarrollo histórico.
  • análisis normativo: lo que interesaba a los antiguos institucionalistas de principios del siglo XX era plantear nociones normativas con nociones de derecho, bueno o deseable que fueran valores que permitieran juzgar lo que es una buena institución.

Fue en reacción a esta ciencia política que los conductistas lanzaron este movimiento, que ha tenido una enorme influencia, en particular en el análisis del comportamiento político.

Béhaviorisme[edit | edit source]

El conductismo es una ciencia que estudia el comportamiento, por lo que no sólo nos interesan las instituciones y su funcionamiento, sino que ya no nos interesa el marco jurídico normativo que dan las instituciones, ya no nos interesan las estructuras, sino que nos interesa el estudio del comportamiento individual. Sólo podemos hablar de comportamiento si lo atribuimos a los individuos.

Las características del conductismo se encuentran aún hoy en día en el análisis del comportamiento político. Se trata de explicar el comportamiento sobre la base de hipótesis causales con la idea de explicar algo describiendo el comportamiento, lo que significa que se quiere probar estas hipótesis probándolas empíricamente. Este es un punto crucial porque el antiguo institucionalismo no estaba interesado en la dimensión empírica, no se basaba en pruebas empíricas. Para los conductistas, se trata de explicar el comportamiento de los individuos a través de hipótesis causales y probarlos empíricamente. De ello se derivan ciertos instrumentos metodológicos, entre ellos el instrumento de encuesta.

Al mismo tiempo, los conductistas tenían la ambición de tratar de desarrollar modelos y teorías generales. Estas no eran obviamente leyes como en la sociología del siglo XIX, que quería establecer leyes universales. De ahora en adelante, estamos tratando de entender por qué una población se comporta de esa manera o de desarrollar teorías que puedan adaptarse a diferentes contextos.

Méritos Críticas y limitaciones
- para volver a poner al individuo y su comportamiento en el centro de la reflexión científica y la investigación en ciencia política ;
- para permitir el desarrollo de técnicas analíticas científicas y sistemáticas para el estudio del comportamiento político.
- El imperialismo de la metodología: el riesgo es poner el método no al servicio de la teoría, sino antes que la teoría ;
- oscurecer los valores: la preocupación por alejarse del viejo institucionalismo ha llevado a veces a descuidar completamente el hecho de que los valores también juegan un papel, no sólo como valores que podrían influir en el comportamiento, sino también según los valores del investigador ;
- déficit teórico.

Teoría de la elección racional[edit | edit source]

Algunas teorías del modelo explicativo de la votación se basan en gran medida en la teoría de la elección racional. Es una teoría que se aplica a diferentes áreas de manera transversal.

Entre las características de la teoría de la elección racional, hay que distinguir en primer lugar el individualismo metodológico, que en algunos debates sociológicos se opone al holismo sociológico. En este sentido, la explicación de los fenómenos sociales tiene que hacerse en términos de cálculos racionales hechos por individuos egocéntricos que piensan de acuerdo a sus propios intereses. El segundo elemento se deriva del primero es que las interacciones se realizan sobre la base de un intercambio social modelado en la acción económica, es decir, los intercambios se realizan en el modelo de costo-beneficio que hacen los actores. La teoría de la elección racional ha influido no sólo en el estudio del voto, sino también en la teoría de los movimientos sociales. En las teorías de elección racional, la racionalidad se ve como el resultado del condicionamiento psicológico o de individuos que actúan como si fueran completamente racionales.

Méritos Críticas y limitaciones
- colocó al individuo en el centro del análisis ;
- le dio autonomía y poder de decisión al individuo.
- problema de la acción colectiva: es difícil explicar mediante teorías puramente racionales por qué hay acciones colectivas ;
- problema de las normas sociales: es difícil explicar el surgimiento de normas sociales mediante una teoría puramente racionalista ;
- problema de la estructura social.

Características de los enfoques conductistas y racionalistas[edit | edit source]

Lo que une a estos dos enfoques es una fuerte preocupación por la teoría y la metodología, al menos en términos de ambición, con el deseo de eliminar cualquier elemento normativo de la reflexión y el estudio de cualquier comportamiento político. El objetivo no es juzgar el buen comportamiento, sino observarlo y explicarlo. El individualismo metodológico es que la unidad básica debe ser el individuo compartido por estos dos enfoques, que también hacen hincapié en los aportes mediante el análisis de los comportamientos y los aportes que resultan de ellos.

A partir de los decenios de 1980 y 1990, se produjo un retorno de las instituciones en el análisis de los comportamientos mediante un nuevo institucionalismo que se distanció del viejo institucionalismo, en particular al evacuar la dimensión normativa, mediante un énfasis que se pone no sólo en el marco jurídico, sino también en los procedimientos informales que constituyen un contexto que puede determinar o encauzar el comportamiento político.

« Reasoning voter »[edit | edit source]

La revolución racionalista, más que conductista, ha dado lugar a la idea de que el ciudadano tiene un poder de decisión que también da lugar a la figura del votante racional, hasta el punto de que cualquier decisión de comportarse políticamente es el resultado de una elección racional, es decir, una evolución de los costos y beneficios que el propio actor tendría en un caso y no en otro. La idea del votante racional, que ha llevado al extremo los supuestos de la teoría de la elección racional, ha sido criticada tanto desde dentro como desde fuera. Desde el interior, ya que hay escritores racionalistas que han establecido ciertos límites a la racionalidad, y desde el exterior, ya que ha habido muchas críticas que son las habituales de la teoría de la elección racional, y si se va en esa dirección, se descuida el impacto de las estructuras, los contextos o las dimensiones culturales.

La crítica interna es interesante porque dio lugar al concepto de racionalidad limitada, que se creó para mostrar el hecho de que el actor puede actuar racionalmente, pero dentro de un cierto contexto que establece límites dentro de los cuales la racionalidad puede funcionar. El concepto de racionalidad limitada ha sido retomado por los autores que han propuesto el concepto de voto de razonamiento que es un votante que piensa dentro de un contexto determinado. También presupone que el votante evalúa los costos y beneficios en una situación en la que la información no es completamente transparente y disponible.

La idea de razonar el voto es un concepto que trata de salvar la brecha entre la psicología política y la teoría de la elección racional teniendo en cuenta los factores psicológicos que pueden hacer que el votante no sea racional pero sí razonable. El votante es llevado a tomar atajos que son procesos heurísticos.

Desarrollos metodológicos[edit | edit source]

Si volvemos al antiguo institucionalismo, al final no nos interesaban las preocupaciones empíricas. Los primeros inicios del análisis empírico, y por lo tanto de la reflexión metodológica entendida como un instrumento y un conjunto de herramientas que permiten establecer un vínculo entre el pensamiento teórico y la realidad empírica, tuvieron lugar a principios del siglo XX, poco antes del desarrollo del conductismo en los Estados Unidos, y en Francia con la geografía electoral, que trabajaron sobre datos agregados que son datos que caracterizan a una determinada unidad político-administrativa. Los comportamentales vieron inmediatamente que con este tipo de enfoque y este tipo de datos, no podemos estudiar el comportamiento individual, ya que los datos están a nivel de una unidad y no a nivel del individuo. Para los conductistas, es necesario encontrar una manera de estudiar el comportamiento individual mediante la recopilación de datos individuales, razón por la cual desarrollaron la encuesta por muestreo, que sigue siendo un instrumento utilizado hoy en día. El estudio se basa en un muestreo aleatorio que puede generalizarse y es representativo. Paul Lazarsfeld, en los años 40, aplicó por primera vez el instrumento de muestreo para estudiar el comportamiento electoral. Vamos a hablar del enfoque de Michigan, y fue precisamente en la Universidad de Michigan donde se desarrollaron las primeras encuestas nacionales sistemáticas a partir de los años 50. A partir de 1978, establecieron estudios electorales nacionales que se institucionalizaron y desarrollaron en otros países. Es una herramienta valiosa para estudiar el comportamiento político desde una perspectiva que antes se llamaba micropolítica. A partir del decenio de 1980 se pueden señalar importantes innovaciones con el uso sistemático de las computadoras, que aumentaron las posibilidades de análisis, pero también con la organización social del acceso a los datos. La idea es que en ciertos momentos es posible asegurar que todos los investigadores puedan acceder a los datos. Esto responde a una preocupación por la ciencia como esfuerzo colectivo, pero también responde a una preocupación metodológica por la replicabilidad de los resultados de la investigación. Por último, la creciente sofisticación de las técnicas analíticas ha dado lugar a la posibilidad de realizar análisis en múltiples niveles, que existen desde finales del decenio de 1970 y principios del de 1980, pero en las ciencias políticas se trata de una novedad relativamente reciente. Se trata de análisis que pueden integrar datos tanto individuales como contextuales.

Niveles de análisis[edit | edit source]

En el análisis del comportamiento político se tienen en cuenta varios niveles, con análisis "micro", es decir, análisis individuales, que serán nuestra variable dependiente durante gran parte del curso, y análisis "macro" como, por ejemplo, el hecho de que la participación electoral depende del contexto institucional e interviene en la explicación, que son factores que no son responsabilidad del individuo, pero que son o bien la agregación de comportamientos individuales que miramos de forma agregada o bien propiedades que dependen directamente del contexto.

Micro Macro
- actor ;
- individuos ;
- elecciones individuales ;
- preferencias individuales.
- sistema ;
- instituciones ;
- cambio estructural ;
- cambio cultural.

La gran pregunta es cómo vincularlas más allá del hecho de que hoy en día existen instrumentos metodológicos estadísticos que permiten vincular las medidas individuales y contextuales en un solo análisis. Esta reflexión está en el corazón del pensamiento de las ciencias sociales y en todo caso de la sociología y la ciencia política. Los teóricos sociológicos se han preocupado a menudo por la forma de vincular el nivel individual con el nivel macro institucional en otros casos.

Enlace micro-macro: Coleman[edit | edit source]

James Coleman ha desarrollado un modelo muy simple de cómo se vinculan la macro y la micro. En el modelo de vinculación micro-macro, lo que queremos explicar es el cambio político y social. La tarea del sociólogo es explicar los grandes cambios sociales y políticos. Estos cambios, a su vez, son el resultado de importantes transformaciones estructurales y culturales. Existe la idea de un vínculo entre lo que queremos explicar, es decir, los cambios políticos y sociales de hoy en día, y las grandes transformaciones que han tenido lugar en la historia de Europa o de un país.

Comportement politique lien micro macro Coleman 1.png

Para Coleman, que fue un gran institucionalista metodológico, el vínculo entre las grandes transformaciones sociales, estructurales y culturales y el cambio político y social no puede hacerse directamente, sino que sólo puede hacerse a través de las elecciones y el comportamiento individuales. Este es un enfoque que viene de Max Weber. La idea es que estas transformaciones culturales explican entonces los cambios en las posiciones y actitudes individuales. Estas preferencias individuales explican entonces la movilización individual, y es a través de la agregación de diferentes comportamientos individuales que podemos explicar en última instancia los cambios culturales y sociales. Toda la tradición conductista se ha mantenido en el nivel micro, pero para Coleman, se debe hacer un vínculo con el nivel político macro. Para Coleman, este enlace no puede hacerse directamente, sino a través de un desvío. El cambio social y político no puede explicarse quedándose en el nivel de las variables de contexto, agregadas y globales. La idea weberiana es que para explicar el cambio social, hay que pasar por variables individuales que proporcionan mecanismos.

Enlace micro-macro: Rokkan[edit | edit source]

Rokkan también ha solicitado enlaces micro y macro. Para Rokkan, es posible diseñar un enlace directo de micro y macro:

  • micro - micro: el estudio de la relación entre las características, roles, cogniciones y motivaciones individuales, por un lado, y las disposiciones y decisiones políticas, por otro;
  • macro - micro: el estudio de los efectos de las variaciones y cambios en los contextos estructurales sobre las decisiones políticas y la fuerza y dirección de las relaciones micro-micro;
  • micro-macro: el estudio de los efectos de las actitudes y decisiones de los ciudadanos en las políticas, estrategias y tácticas de los partidos y en el funcionamiento de los sistemas de restricción estructural en el proceso de toma de decisiones;
  • macro - macro: estudio de las funciones de las restricciones estructurales en el mantenimiento, la legitimación y la estabilización del sistema político en general.

Hay que tener en cuenta que hay que distinguir entre el nivel micro y el nivel macro y que debemos tratar de establecer un vínculo entre estos niveles.

Error ecológico[edit | edit source]

El error ecológico es un error que se comete cuando se sacan conclusiones que conciernen al nivel individual a partir de datos agregados que conciernen al nivel macro. Es un error que se comete cuando se quiere explicar el comportamiento individual cuando sólo se tienen datos agregados. Un ejemplo de error ecológico sería decir que si observamos una correlación, si existe una asociación entre una proporción de católicos en un cantón suizo y la proporción de votos por DCP, entonces de ahí no podemos concluir que los valores religiosos impulsan a la gente a votar por DCP. Es muy posible que haya votantes católicos que no voten por el PPD. Simplemente concluyes por una correlación, no la ves.

En este ejemplo, hay tres ciudades. La hipótesis es que los ingresos empujan a la gente a votar más a la derecha.

Comportement politique erreur écologique 1.png

Si miramos los niveles individuales, la correlación podría ser -.33, es una correlación débil y negativa. Se llega a este resultado buscando dentro de cada ciudad por la que los individuos votaron.

Comportement politique erreur écologique 2.png

Veamos por quién votaron los votantes.

Comportement politique erreur écologique 3.png

Anexos[edit | edit source]

Referencias[edit | edit source]