Actions

Relaciones centro – periferia en la geografía

From Baripedia


Cuando nos interesa la relación centro-periferia en la geografía, nos interesa la dimensión espacial de estas relaciones y en particular las relaciones de dominación y explotación entre lugares.

Estos enfoques están en el centro de la geopolítica, por un lado, y también se encuentran en estudios sobre planificación espacial a diferentes escalas, a saber, internacional, local y suburbana.

Definición[edit | edit source]

Para entender este concepto, es necesario elaborar definiciones.

Según Christian Grataloup[11], usar la noción de centro - periferia es una metáfora geométrica del centro y la periferia[12] que a menudo se utiliza para describir la oposición entre los dos tipos fundamentales:

  • lugares que tienen el mando;
  • lugares bajo mando.

El hecho de que hablemos de la relación centro-periferia se refiere a la geometría y debemos ser conscientes de que los lugares de los mandamientos no están necesariamente situados en el "medio". El centro es el lugar de mando y la periferia correspondiente al lugar dominado.

Es un concepto que puede ser utilizado a diferentes escalas. El uso de esta metáfora permite describir una situación dando elementos de explicación. Cuando hablamos de la dominación de una periferia por un centro, tendremos que explicar en qué se basa la dominación, ya sea por un diferencial o sólo por cuestiones de equilibrio de poder y relaciones políticas.

Para que la pareja entre centro y periferia y periferia tenga sentido, deben existir relaciones entre los dos tipos de lugares que se traduzcan en vínculos y flujos que pueden ser flujos de bienes, riqueza, flujos de información, flujos de personas. Estos flujos deben estar desequilibrados no necesariamente cuantitativamente, sino al menos cualitativamente, por lo que este desequilibrio debe beneficiar al centro, que ocupa una posición dominante.

Este sistema de funcionamiento de una periferia desde el centro es dinámico y puede ser fortalecido o evolucionar con el tiempo hacia una reducción de las diferencias y posiblemente una igualación entre lugares o una inversión de las relaciones de dominación. Todo es teóricamente posible, incluso si el centro tiende a establecer un sistema que puede mantener su dominio o incluso reforzarlo, que es más o menos eficaz con el paso del tiempo.

Un gran autor sobre el tema (Alain Raynaud) y una actualización de la era de la globalización (Fred Scholz)[edit | edit source]

En cuanto al tema de las relaciones centro-periferia, Raynaud trató de teorizar las desigualdades entre los lugares y las relaciones de dominación. En su libro Sociedades, espacios y justicia desarrolla la noción de clases socio-espaciales. Explica que las sociedades se pueden leer en términos de grupos que defienden intereses de distinta naturaleza según su posición en la sociedad, pero que la amplía yendo en sentido contrario a la definición marxista que la utiliza sólo sobre la base de las relaciones de producción, sino que es necesario tener en cuenta la posición en la sociedad en términos socioeconómicos, pero que dentro de la sociedad hay otras divisiones que son, por ejemplo, las divisiones que pueden existir entre generaciones. Como resultado, también podemos pensar en términos de clases socio-generacionales, socio-sexuales y socio-espaciales. Es decir, dependiendo de dónde estés, defenderás intereses diferentes a los de todas las personas que viven o trabajan en otro lugar. Sin embargo, esta visión fue rechazada por los proponentes del análisis marxista, quienes criticaron el hecho de que poner las divisiones al mismo nivel no permite tener en cuenta las posiciones en los informes de producción, y también fue rechazada porque utilizaba una terminología de informes de clase que se referían al análisis marxista.

Su trabajo da plena importancia a la cuestión de la posición en el espacio dentro de las relaciones políticas.

Alain Reynaud typologie des relations centre périphérie.png

Trató de modelar de una manera relativamente simplificada toda la gama de relaciones que pueden existir en las relaciones centro-periferia a diferentes escalas. Esta tabla resume las diferentes clases de informes que pueden existir y que posiblemente pueden seguirse entre sí. Los elementos legendarios también se denominan "figurativos". Desde el momento en que tenemos un círculo cerrado, tenemos una situación en la que utilizamos y controlamos parte del capital y de la riqueza producida in situ; es la situación mínima para no estar en una posición periférica integral, por el contrario, toda la riqueza vuelve a un centro dominante que explota. Tan pronto como el capital se reutiliza in situ, nos encontramos en una situación que no es de dominación y explotación extrema. Este es el caso de los centros que tienen casi toda la riqueza producida in situ. Existen dos tipos de flechas que se corresponden con los flujos de capital y los flujos de materias primas. Por último, el autor quería incluir el "espíritu empresarial", que sólo puede florecer en una situación que no sea de explotación sistemática.

Alain Reynaud périphérie.png

On parte de una situación de dominio absoluto hacia una situación de inversión de flujos en la que la vieja periferia se convierte en el centro y el viejo centro en la periferia. En la base del sistema estaba la explotación de los recursos naturales, porque es la región que produce los recursos naturales la que se ha convertido en el centro, todo lo demás va en beneficio de la región anteriormente dominada que se convirtió en un centro al final del proceso.

Nos encontramos en una situación de desecación de recursos naturales, de capital y de personas con fenómenos de éxodo rural y de trasplante de personas en edad de trabajar a la región dominante. El centro drena toda la riqueza y tenemos una periferia totalmente dominada. La peor situación es la de una periferia dominada y luego una periferia descuidada que no se basa necesariamente en el saqueo de los recursos naturales, pero que no es necesaria para el desarrollo del centro.

En el primer caso, la periferia está dominada, pero es necesaria en el centro porque tiene los recursos naturales. En el segundo caso, está el drenaje de la riqueza, pero no es necesario para el desarrollo del centro. Esta periferia está dominada y descuidada.

Entonces, llegamos a situaciones de periferias integradas, porque hay una distribución relativa hacia esta periferia, por lo que tienen lugar en un sistema que no es necesariamente una calle de un solo sentido. Sigue siendo un desequilibrio, pero que se mantiene por el deseo de mantener esta periferia mediante un cierto nivel de desarrollo y le envía un cierto número de recursos. Estos retornos pueden ser perfectamente importantes, porque estamos en una fase en la que tendremos una periferia que se anexiona. Pasamos de la dominación a la anexión, que es significativamente diferente porque cuando hay anexión queremos desarrollar la periferia.

Luego, hay etapas de desarrollo real de la periferia con las condiciones mínimas requeridas para el desarrollo de un "espíritu emprendedor" que conduce a una situación de casi igualdad entre el centro y la periferia.

Alain Reynaud centre périphérie situation en 1981.png

Este mapa es parte de la oposición entre el bloque occidental y el bloque soviético. La aplicación de esta tabla de interpretación a escala global da como resultado el establecimiento de dos centros principales, pero que tienen periferias integradas que son enlaces directos de estos centros con el clan occidental en el que también deben estar situados Europa Occidental y Japón. Una periferia muy vasta está dominada por diferentes modos de relaciones que a veces conducen a una explotación pura y simple y a veces a una especie de anexión de estas periferias con beneficios. Por ejemplo, Cuba era a la vez un espacio del sur del clan soviético que podía considerarse parte de los espacios explotados, incluyendo una parte de la riqueza producida que fue drenada a la URSS, pero al mismo tiempo hubo un retorno significativo a este aliado de la Unión Soviética que era una periferia integrada y anexionada por el centro.

Grasland différence pnb par hab.png

El mapa de Cette es un intento de representar las principales brechas que existen a nivel mundial en términos de riqueza medida por producto nacional bruto es cuestionable, ya que hay estados que tienen un alto producto nacional bruto por persona, pero una gran parte de la riqueza es capturada por un poder que no la redistribuye y no invierte en infraestructura que no se traduzca en desarrollo humano, pero es un buen indicador para medir el nivel de riqueza.

Estas divisiones reflejan estas relaciones entre el centro y la periferia. A ambos lados de estas líneas divisorias hay Estados que son centros o periferias anexas al centro y que se benefician del desarrollo del centro y, a la inversa, puede haber periferias dominadas y explotadas.

Légence centre périphérie geoA.png

Fred Scholz desarrolló la teoría del desarrollo fragmentado centrándose en el mundo contemporáneo de la posguerra fría en relación con el tema de la globalización contemporánea. El principal interés es que trata de pasar de pensar en términos de países a pensar en términos de lugares y regiones. Existe la idea de que, incluso a nivel mundial, el pensamiento en términos de países ha eliminado las principales divisiones que pueden existir dentro de los propios países y que hay regiones que se encuentran en una posición central de tipo transnacional y viceversa. En otras palabras, tenemos grandes áreas metropolitanas que pueden ser adyacentes, pero que están ubicadas en varias regiones que constituyen una vasta región que debe estar asociada a una cierta centralidad y, a la inversa, tenemos regiones fronterizas que pueden ser transnacionales y que se encuentran en una situación periférica. De hecho, si pensamos sólo en términos de fronteras nacionales, echaremos de menos estas grandes divisiones que existen dentro de los países y que corresponden a las regiones transnacionales. Propone dejar el análisis únicamente en términos del nivel de desarrollo por país a escala global y buscar identificar las regiones o lugares que juegan un papel dominante en el contexto de la globalización contemporánea.

Diferencia los lugares globales de los lugares globalizados, son lugares globalizados que son lugares que participan en la globalización, pero que no concentran las funciones dominantes que están en los lugares globales.

Si nos referimos a la teoría de Raynaud, no estamos en situaciones integrales ni en la centralidad integral a escala global. Estamos en una situación intermedia, correspondería a las periferias anexas al centro. Tendríamos allí, a escala mundial, las nuevas periferias anexas que funcionan como relés y las nuevas periferias que son los espacios dominados y descuidados.

Map of global fragmentation.png

Lo interesante y la tipología que utiliza es que propone un mapa que no incluye a los proveedores internacionales, sino que permite identificar vastas regiones en una posición central y, a la inversa, periferias más o menos explotadas y desatendidas que son transnacionales. El interés de esta teoría es también ser aplicable a diferentes escalas para analizar las divisiones dentro de una ciudad.

Scholtz lugares globales.png

Diferencia entre lugares globales, relés de centros y nuevas periferias.

En cuanto a las ubicaciones globales presentes en estas megalópolis del sur, habrá centros de gestión empresarial, centros de producción vinculados a las altas tecnologías y, por último, zonas industriales y de producción vinculadas al modo de producción fordista.

Entre los lugares globalizados, hay lugares de producción o servicio de cualquier otra naturaleza relacionados con estas actividades globales, pero que son más bien lugares de explotación de la pobreza en diferentes formas. Se trata de todas las formas de explotación de los recursos del Sur en relación con el comercio internacional. Las periferias dominadas o descuidadas que son particularmente residenciales cuentan con viviendas de tipo barriada y autoproducidas que se desarrollan antes de las operaciones de servicio y conexión a los principales servicios urbanos.

Tenemos entonces dos teorías, Alain Raynaud y su teoría de las relaciones centro-periferia, y Scholz y su teoría del desarrollo fragmentado y su intento de tipificar lugares y regiones según la relación con la globalización contemporánea.

Cuestiones de justicia socioespacial[edit | edit source]

¿Cohesión o competitividad?[edit | edit source]

En primer lugar, debemos saber si queremos favorecer la cohesión o la competitividad y no vernos atravesados por líneas divisorias muy importantes entre los que se benefician del sistema y los que están excluidos de él. Esto funciona para grupos sociales, pero también para lugares y regiones. Por lo tanto, la cuestión de si hay que dar prioridad a la cohesión o a la competitividad se plantea con regularidad y a una escala diferente.

En otras palabras, ¿debería la cohesión o la competitividad ser puesta de una manera que considere que es una condición necesaria para una posible redistribución?

Cuando pensamos en términos geográficos, esta cuestión se traduce en términos de prioridad, en términos de ordenación del territorio y de desarrollo regional: ¿será necesario dar prioridad a las zonas para reforzar su competitividad o dar prioridad a las regiones periféricas marginadas que no se benefician de las ventajas de las regiones competitivas con el fin de garantizar la cohesión territorial y garantizar que determinadas regiones no se queden atrás y no se beneficien en absoluto de las ventajas del crecimiento? Se trata de una cuestión a todos los niveles para definir las políticas públicas y, en particular, se ha planteado a escala continental y europea.

¿Debemos primero reforzar las regiones o lugares que tienen un alto potencial sacrificando las regiones periféricas o debemos pensar primero en redistribuir la riqueza existente a la periferia que sufre de un cierto número de discapacidades? ¿Deben mantenerse los servicios públicos, los servicios a las empresas y las infraestructuras en las regiones marginales y periféricas para garantizar una cierta cohesión territorial o deben sacrificarse para reforzar las metrópolis, que son lugares esenciales de la producción contemporánea?

Hay varias respuestas posibles, como en el contexto de la política regional europea. La Unión Europea, pero sobre todo la Comunidad Económica Europea se formó al final de la Segunda Guerra Mundial para intentar crear un espacio de cooperación y poner fin a la rivalidad entre naciones que se ha traducido en dos trágicos conflictos.

Para tener éxito en este modelo, los promotores de la Comunidad Europea se han dicho a sí mismos que es necesario adoptar políticas públicas mediante la definición de una política pública común. En otras palabras, los Estados acordaron transferir parte de sus competencias; hubo un intento bastante radical de crear una Unión Europea en torno a la unificación de la política de defensa, lo que fue un rechazo. Como resultado, los promotores de la Comunidad Europea comenzaron con una política sectorial en un área menos sensible.

En primer lugar, se intentó crear una Comunidad Europea del Carbón y del Acero, pero no fue muy emocionante, porque la unión en torno a un sector en declive no podía mantenerse. Por eso se decidió unirnos en torno a la Política Agrícola Común. A partir de los años setenta se introdujo otra política que tiene una importancia simbólica y que dio lugar, por ejemplo, al programa Erasmus. En términos de tamaño y cuota de presupuesto, esto sigue siendo limitado.

Con la entrada del Reino Unido e Irlanda, hubo una nueva política pública que fue una política pública de ordenación del territorio. El objetivo era que Irlanda pudiera beneficiarse de ella en virtud de las disposiciones sobre cohesión del Tratado de Roma, de modo que no hubiera una diferencia demasiado grande. A partir de 1974, se desarrolló a nivel espacial para apoyar el desarrollo de las regiones que tenían problemas, bien porque estaban muy atrasadas, bien porque se encontraban en una posición periférica y no se beneficiaban de las ventajas de las regiones metropolitanas, como una gran parte de Irlanda, o porque su tejido productivo estaba en declive.

El principio fue aceptado en los años setenta, pero adquirirá una importancia real a partir de los años ochenta, esta vez para los nuevos miembros con un nivel de desarrollo inferior a la media europea.

De ahí la necesidad, si se da la bienvenida a estos nuevos miembros, de poner en marcha una política proactiva para intentar apoyar la recuperación del desarrollo en el marco de la cohesión. En 1984, Grecia entró en Europa del Este, pero fue separada de Europa Occidental por Estados de Europa media que estaban total o parcialmente integrados en el bloque soviético. La política de desarrollo regional en nombre de la cohesión se desarrollará considerablemente, y una parte significativa del presupuesto se transferirá a la política regional.

Se está poniendo en marcha un sofisticado sistema para ayudar en nombre de la cohesión regional para el desarrollo.

Zones éligibles au fonds structurel 1989 1993.png

Las regiones serán elegibles, se trata de las llamadas regiones rojas del Objetivo 1. Las regiones menos desarrolladas tienen un producto interior bruto inferior al 75% de la media europea. Se calcula el producto interior bruto de todos los Estados miembros y, si una región tiene un nivel de desarrollo inferior a esta media, se decide que esta región es elegible y podrá beneficiarse de la política de ayuda al desarrollo en el marco de la cohesión. Las regiones del objetivo nº 2 son zonas industriales con problemas de reconversión, ya que su producto interior bruto no es necesariamente inferior al 75% de la media europea. Las zonas amarillas son las zonas rurales con problemas debidos al entorno montañoso o a la lejanía de los principales centros. Estamos en el proceso de establecer una política pública proactiva que se concibe explícitamente como una política de cohesión. Lo que estamos ayudando son las regiones que tienen dificultades de desarrollo.

Zones éligibles au fonds structurel 1994 1999.png

Con la entrada de nuevos entrantes que son bastante ricos, que tienen un producto interior bruto por encima de la media europea. Son contribuyentes, pero están pidiendo una compensación. Con los países escandinavos, añadimos un objetivo dedicado a las regiones que no se quedan atrás en términos de producto interior bruto, pero que, por otra parte, son conscientes de un problema real relacionado con las regiones muy poco pobladas para servir a la población, lo que tiene un coste enorme, para poblaciones muy dispersas, mantener estos servicios es caro. Se trata de un problema de desarrollo de las regiones periféricas en el marco de la cohesión.

Zones éligibles au fonds structurel 2007 2013.png

On tiene una extensión del perímetro de la Comunidad Europea con la entrada de muchos estados europeos que estaban en la órbita soviética. Hay una extensión hacia el este de la Unión Europea. En consecuencia, es necesario replantearse la política regional tal como ha sido concebida, ya que la mayoría de los países que regresan tienen un nivel de producto interior bruto inferior a la media europea. Si mantenemos el sistema de definición de las zonas periféricas, las regiones orientales se convierten en elegibles y casi más regiones occidentales lo son.

Algunas regiones se han puesto al día de forma muy significativa. Sin embargo, otras siguen siendo subvencionables en el marco de la política regional. Los nuevos operadores también son nuevos.

La política regional se mantiene en nombre de la cohesión, pero se ha producido un desplazamiento completo hacia el este y un problema de deslocalizaciones hacia el este.

Irlanda ha recibido un apoyo europeo masivo al mismo tiempo que utiliza políticas para atraer inversiones extranjeras directas. Por lo tanto, ya no sólo tomamos el principio de cohesión, sino también el principio de competitividad, de modo que algunas regiones tengan algún tipo de apoyo para desarrollar su tejido económico con una marca de miedo a que las regiones beneficiarias de la ayuda las utilicen para crear nuevas infraestructuras y atraer a las empresas.

No se trata sólo de un cambio ideológico de una concepción keynesiana con un principio redistributivo a un concepto neoliberal, sino también de la cuestión de la deslocalización dentro de la Unión Europea. La política regional ya no se limita a la cohesión y ya no sólo beneficia a las regiones menos desarrolladas o con problemas de reconversión. Hemos pasado de una política ambiciosa y proactiva que se basaba en el principio de cohesión a una política regional que sigue siendo proactiva, pero que intenta encontrar un equilibrio entre la cuestión de la cohesión y la competitividad.

Rapport banque mondial 2009 couverture.png

El Banco Mundial publicó un informe en 2009[13] que propone una visión muy espacial y geográfica del desarrollo. Al mismo tiempo, este informe adopta los principios de la nueva economía geográfica, es una tendencia que se centra en las fortalezas y debilidades de los diferentes lugares. Las conurbaciones que concentran tejidos productivos eficientes disfrutan de una ventaja considerable que es autosuficiente, los llamados efectos de aglomeración, la nueva economía geográfica ha intentado cuantificar estos efectos de aglomeración.

El Banco Mundial ha tratado de mostrar cómo el Sur está aprovechando al máximo estos efectos de la aglomeración. La primera conclusión es que las ciudades del sur son activos para el sur. Anteriormente, el discurso era decir que estas aglomeraciones eran más problemáticas que los activos, porque tenemos poblaciones urbanas muy grandes que no dependen de una herramienta productiva significativa. Debe garantizarse que las poblaciones se estabilicen en el campo, pero que no se amontonen en las grandes ciudades del sur.

La otra conclusión es que si queremos tener un crecimiento significativo, rápido y sostenido en el Sur, debemos dejar de dispersar los esfuerzos y centrarnos en esferas que tienen importantes ventajas en el contexto de la globalización contemporánea.

¿Cuál es la escala legítima para obtener beneficios de la explotación de los recursos naturales?[edit | edit source]

¿En qué marco deben capturarse los ingresos de la extracción de recursos naturales? Cuando pensamos en el marco legítimo para la captura de la anualidad. La primera pregunta es si los recursos naturales se consideran activos o si son activos apropiables.

Si creemos que es un bien común, pensaremos que la organización que recibe esta pensión tendrá que redistribuir estos beneficios. Si consideramos que es un activo apropiable, consideraremos que el actor privado que recibe esta renta no está obligado a redistribuir los beneficios.

Algo puede parecer obvio, pero en cualquier caso, lo local, es decir, el lugar y el grupo humano directamente afectados por la extracción del recurso natural, parece obvio que debe ser compensado porque hay externalidades negativas y una apropiación del lugar donde tiene lugar la extracción.

El principio de compensación es comúnmente aceptado. Cuando se trata de la cuestión de la renta, es necesario saber si debe beneficiar al grupo humano del lugar de extracción o a un grupo humano más amplio, que puede ser la región o la nación o posiblemente un grupo de naciones.

Muy a menudo vemos reclamos del local que reclaman la captura de la renta ya sea como compensación o como una legitimidad obvia para que el local capture esta renta. Si consideramos que es un bien común podemos considerar que es ilegítimo que la renta sea capturada por el local, pero que beneficia a un colectivo mucho mayor y más equitativo de estos beneficios. Si nos encontramos en una situación en la que la renta está monopolizada por actores que no quieren redistribuirla, la lógica es obvia; si estamos en una perspectiva de bien común, la legitimidad de lo local no es obvia.

Estas cuestiones pueden surgir en diferentes contextos, como las concesiones de presas de montaña y las presas hidroeléctricas.

Estos equipos están llegando al final de la concesión y requerirán importantes fondos para su mantenimiento, pero pueden generar importantes ingresos, sobre todo porque la hidroelectricidad puede influir hoy en día en las diferencias de precios de la energía a escala europea. Hay redes más o menos integradas y es posible inyectar electricidad en una gran red europea. A nivel europeo, hay Estados o regiones que producen energía de forma continua, incluso cuando se necesita menos energía. Lo mismo ocurre con los parques eólicos.

Esto significa que tendremos energía abundante y barata y tendremos tiempos difíciles.

El verdadero problema con la electricidad es almacenar lo que producirá energía eléctrica cuando se necesite, en este caso agua a gran altura. Esto genera ingresos significativos. Podemos considerar que la escala de legitimidad de estos ingresos es Europa en su conjunto en tercer lugar porque es gracias al sistema integrado europeo que esta operación es posible.

Como resultado, se plantea la cuestión de si el marco legítimo para recibir los beneficios de la extracción natural es el marco local. En esta perspectiva, la escala europea sería la legítima para beneficiarse de los beneficios. Este es un asunto de discusión y la respuesta no es obvia, excepto que es obvio que el local debe tener compensación.

Si se considera un bien común, el local no está en la mejor posición para beneficiarse de estas ventajas.

Nigeria es un país de gran tamaño, es el país más poblado de África. Se beneficia de una abundancia de recursos naturales, en particular del petróleo. Los yacimientos explotados se encuentran principalmente en el Delta del Níger. Este petróleo se explota en beneficio de grandes empresas e intermediarios a nivel nacional y regional, que se enriquecen considerablemente con un impacto relativamente escaso a nivel local, regional y nacional.

Por el contrario, las externalidades negativas no se reducen, la explotación se lleva a cabo en condiciones de altas externalidades con un entorno muy dañado en el interior del Delta del Níger, mientras que esta es una región muy densamente poblada, el impacto ecológico y social es muy significativo.

Carte nigéria geoA.png

Anexos[edit | edit source]

Referencias[edit | edit source]