Actions

Los sujetos de derecho internacional: los Estados

From Baripedia

Los sujetos de derecho internacional: los Estados
Professeur(s) Robert Kolb

Lectures


El término "sujeto" tiene un significado jurídico muy particular. Se refiere a una entidad que puede tener derechos y obligaciones en un sistema jurídico determinado. Por lo tanto, uno puede ser un sujeto de derecho suizo o internacional, el sujeto es un titular de acuerdo con el ordenamiento jurídico.

Contents

La definición jurídica del Estado[edit | edit source]

Los principales sujetos del derecho internacional son los Estados. Lo primero que hay que hacer es definirlo porque el Estado tiene su propia definición jurídica. No importa lo que los sociólogos, historiadores y politólogos llamen Estado, en el derecho internacional existe una definición propia.

Por ejemplo, Ginebra es un Estado, pero no en el sentido del derecho internacional, se basa en el ordenamiento jurídico suizo. Vale la pena echar un vistazo más de cerca.

Un Estado, tal como se define en el derecho internacional, se define por cuatro cualidades acumulativas, una entidad que quiere ser un Estado debe tener cuatro características:

  1. una población
  2. un territorio
  3. un gobierno
  4. la entidad tiene soberanía

Esto da la siguiente definición en pocas palabras: el Estado es una entidad compuesta por una población, un territorio, un gobierno y que es soberano.

Los tres primeros elementos no merecen mucho comentario porque siempre están al margen de la sociología y del derecho, porque el derecho está injertado en un hecho real. Al describir una población y un territorio, navegamos entre los hechos sociológicos y la calificación legal que le damos.

El criterio de soberanía es un concepto jurídico que merece un comentario adicional.

Población[edit | edit source]

Un estado no es sólo un espacio virgen como el territorio de la Luna o Júpiter, aunque este planeta está compuesto sólo de gas. Para un estado, se necesitan personas, es la base física para la existencia de un estado.

La población no es todo para todos los que viven en el territorio de un Estado, porque por eso también hay personas que están en la Antártida, pero que no son un Estado.

Lo que importa son las personas vinculadas al Estado por un vínculo de nacionalidad. Hay una población del Estado cuando hay una persona que posee la nacionalidad de ese Estado. La manera en que se adquiere o pierde la nacionalidad está regulada en principio por el derecho interno.

No hay límites mínimos en la población de un estado, no hay reglas. Hay microestados, incluidos los Estados insulares, que se están perdiendo debido al aumento de los niveles de agua.

Un caso muy especial sería el de la Ciudad del Vaticano. Hay varias teorías, pero una multitud de personas acepta que la Ciudad del Vaticano es un Estado bajo los Tratados de Letrán de 1929, si es un Estado es un Estado muy particular desde el punto de vista de la población, porque la Ciudad del Vaticano tiene algunos pasaportes funcionales, pero no tiene automáticamente sus propios nacionales, porque cada nacional tiene la nacionalidad de su país de origen.

Ya se trate de Estados multiétnicos en los que la población es en parte nómada, esto no tiene ninguna influencia, se trata de hechos sociológicos que no privan al Estado de su población.

Territorio[edit | edit source]

El Estado consiste en un territorio, mientras que la población es la base física del Estado, el territorio es la base espacial del Estado.

El estado se manifiesta en el espacio, ocupa una porción del espacio en el mundo. Además, las poblaciones que han sufrido diásporas son muy conscientes de la importancia del territorio y del apego que las poblaciones han mostrado a su territorio.

¿Cómo se define el territorio desde el punto de vista jurídico?[edit | edit source]

En primer lugar, necesitamos tener un error común que es pensar que el espacio es algo plano. El espacio, por lo tanto el territorio del Estado, es un espacio tridimensional, es decir, la dimensión plana y todo lo que hay en el aire y en el subsuelo.

Si el espacio tiene la dimensión plana y vertical que tiene exactamente en la dimensión plana y vertical?[edit | edit source]

En cuanto a la dimensión plana, el territorio del Estado incluye el territorio continental, es decir, el territorio por el que se puede caminar, incluidos los lagos y los ríos, pero también las aguas interiores como, por ejemplo, los puertos y el mar territorial, que pueden extenderse con arreglo al derecho del mar y la Convención sobre el Derecho del Mar de 1982 a 12.000 marinos de las líneas de bajamar.

Todo lo que ocurre en estas 12 millas náuticas ocurre en el territorio del Estado, pero los buques pueden transitar, incluidos los buques de guerra en tiempo de paz que deben anunciarse, mientras que los submarinos militares deben salir a la superficie y enarbolar la bandera.

Más allá del mar territorial, el territorio se detiene. Si el Estado ribereño tiene otras zonas marítimas, no constituye su territorio, sino las partes del mar en las que tiene ciertos derechos específicos, a saber, la zona contigua de 12.000 marinos, es decir, 12.000 más o 24.000 marinos. Las zonas económicas exclusivas dan lugar a ciertos derechos de exploración y explotación de recursos, y ningún otro Estado puede realizar actividades en ellas.

Sin embargo, en estas áreas los derechos son limitados, los estados extranjeros tienen ciertos derechos en la zona económica exclusiva fuera de la explotación económica.

Las fronteras se detienen en las fronteras del territorio, es decir, en las fronteras terrestres y en el mar territorial. En cuanto a las dos dimensiones verticales, no es necesario perder tiempo definiéndolas.

Nunca se ha considerado necesario determinar hasta dónde se extiende verticalmente la frontera del Estado. En la práctica, cualquier actividad en la que intervenga el aire para que los medios de transporte aéreo puedan circular, en cualquier espacio en el que haya actividades aéreas, es el territorio del Estado subyacente.

Todo lo que no se basa en la existencia del aire como medio de circulación, es decir, la órbita más baja de los satélites, la forma del espacio ultraterrestre es un espacio común para los Estados y no hay soberanía.

Es obvio que el Estado puede explotar sus recursos minerales ubicados bajo tierra, nunca ha habido necesidad de preguntar hasta dónde podemos llegar, porque no se pueden alcanzar algunos límites. En realidad, la soberanía territorial por debajo del territorio llega hasta donde el Estado puede existir teóricamente.

Podemos tener microestados muy pequeños en kilómetros cuadrados, no hay un tamaño mínimo. La Ciudad del Vaticano es un tema separado de la Santa Sede, la Santa Sede es sin duda un tema de derecho internacional.

Un estado puede tener enclaves dentro de un estado extranjero como Portugal en la India hasta 1962 - 1963, incluso en Suiza los cantones tienen enclaves en otros cantones.

Los límites del territorio no tienen que estar total y definitivamente definidos. En otras palabras, las controversias sobre la extensión del territorio o la ubicación de determinadas fronteras no significan que algunos Estados no sean propietarios de un territorio, sino que basta con que el Estado ejerza su autoridad efectiva sobre un territorio del planeta, incluso si sus fronteras son objeto de controversia.

Israel tiene un territorio en el que aplica su poder público incluso si se disputan casi todas sus fronteras.

No se trata de territorio, cuando hablamos de un espacio creado artificialmente como, por ejemplo, las plataformas petrolíferas marítimas que tienen un régimen especial.

Gobierno[edit | edit source]

Necesitamos un gobierno efectivo y exclusivo. Estas palabras tienen su significado, la palabra en realidad tiene su significado, el gobierno debe ejercer funciones estatales y debe ser exclusivo, lo que significa que es este gobierno y sólo él quien ejerce las funciones estatales con exclusión de cualquier otro estado.

¿Cuáles son las funciones del Estado?[edit | edit source]

Funciones centrales del Estado: los impuestos, la policía, los tribunales, la seguridad exterior, los registros civiles, etc. son prerrogativas de la autoridad pública ejercida por el gobierno.

A veces puede ser dudoso que exista un gobierno suficientemente eficaz y esta duda puede cristalizarse en diferentes direcciones. Por lo tanto, puede haber sido dudoso que hubiera un gobierno cuando se trataba de territorios poblados por tribus que se reunían en conferencias a través de sus líderes y la cuestión era si formaban un gobierno suficiente.

En la cuestión del Sáhara Occidental[1]

se preguntaba si las tribus en el momento de la colonización e incluso después de eso, que estaban en este territorio, formaban o no un gobierno. La Corte tuvo problemas con el tema porque no queremos calibrar los modelos occidentales en territorio africano y, por otro lado, el gobierno tiene su propia definición legal.

El Tribunal declaró en el apartado 149[2] el criterio de que se necesitan órganos superiores comunes para tener gobiernos, no basta con una simple conferencia, se necesitan órganos superiores comunes.

¿Cuáles son las consecuencias de la situación?[edit | edit source]

En el caso de los Estados fallidos, el gobierno se ha derrumbado, ya no hay un gobierno como el que había en Somalia.

El derecho internacional establece una distinción muy clara entre la formación de un nuevo Estado y el mantenimiento de un Estado constituido.

Para mantener un gobierno, se necesita un gobierno, incluso si a veces es difícil determinar si el gobierno es eficaz, porque el gobierno puede imponer su autoridad de manera transitoria.

Cuando se trata de mantener un estado ya constituido, si hay una población, un estado y ningún gobierno, este argumento no se apoya; el estado se mantiene contra "vientos y mareas". Somalia tuvo su estado en las Naciones Unidas en la década de 1990.

¿Por qué mantenemos un estado?[edit | edit source]

Si desde el punto de vista jurídico se acepta el argumento de que un Estado ya no existe porque el gobierno se ha derrumbado, entonces el territorio se convertiría en un territorio sin amo y sería tomado por el primero que venga.

No queremos esto en virtud del principio de autodeterminación de los pueblos que se impone en el derecho moderno, es esta ficción la que prevalece, porque no queremos que el territorio se convierta en un territorio sin un amo sujeto a apropiación.

El tipo de gobierno es tradicionalmente indiferente al derecho internacional general, ya sea una democracia, una dictadura, una realeza, una teocracia, etc. Es un asunto interno y no tiene ningún impacto en su existencia. En el ámbito de los derechos humanos, la distinción es constante.

La soberanía desde la perspectiva del derecho internacional[edit | edit source]

Sólo hablaremos de soberanía en el sentido jurídico del término, podemos utilizar la palabra "soberanía" en toda otra serie de ciencias y con diferentes connotaciones. Sólo discutiremos el significado legal de este término.

En el derecho internacional, la soberanía es el último poder de decisión, el poder de decidir en última instancia.

En otras palabras, es el hecho de que, con respecto a una jurisdicción, no hay autoridades humanas superiores a "nosotros", si ese es el caso, somos soberanos. No hay recurso, no hay órgano, no hay cuerpo humano que no sea superior y que atraiga la decisión a él. Si hay alguien superior, es el soberano.

No hay órganos humanos superiores ni cuerpos. La soberanía sólo se refiere al hecho de decidir, es necesario considerar si alguien más puede decidir por él/ella, es "alguien" de un superior quien decide.

La soberanía es necesaria y compatible con el derecho internacional. El hecho de que un Estado sea soberano no significa que no esté sujeto al derecho internacional, sino que el Estado es un orden normativo, es el propio Estado el que decide aplicar el derecho internacional, lo aplique o no.

La soberanía es compatible con la existencia de un ordenamiento jurídico superior, porque es el propio derecho internacional el que reconoce y organiza la soberanía de los Estados. Sería contradictorio intentar liberar la soberanía del derecho internacional.

Sin embargo, esto no significa que seamos libres de ignorar el derecho internacional, porque significaría que no es vinculante, simplemente sigue siendo el poder de facto para violar el derecho internacional.

Algunos autores rechazan este término, porque creen que este término ha sido abusado demasiado en el pasado, por lo que han propuesto otra conceptualización, es la Escuela de Viena con Hans Kelsen.

El estado tiene inmediatez internacional. Esto significa que el Estado en el sentido del derecho internacional está sujeto únicamente al derecho internacional y a nada más no hay nada entre el Estado y el derecho internacional, no está sujeto a nada más que al derecho internacional. Encontramos la idea de que nadie se decide por otra persona, lo único a lo que estamos sujetos es a la ley superior.

La imagen de la inmediatez sujeta únicamente al derecho internacional también explica por qué un Estado federado como el cantón de Ginebra es considerado un Estado en el sentido del derecho federal suizo porque tiene una población, un territorio y un gobierno, pero no es un Estado en el sentido del derecho internacional porque entre Ginebra y el derecho internacional hay algo que es el derecho federal, por lo que Ginebra no sólo está sujeta al derecho internacional, sino también al derecho federal. En este sentido, Ginebra no es soberana y, por lo tanto, no es un Estado en el sentido del derecho internacional, sino un Estado en el sentido del derecho suizo por una larga tradición.

En Suiza se dice que los cantones son soberanos. Es un concepto de soberanía del derecho federal suizo. Debemos tener en cuenta que la soberanía es el último poder de decisión, pero no la libertad de un orden jurídico superior, al mismo tiempo, si podemos decidir en última instancia, entonces somos soberanos.

Cuando se constituye el estado, la existencia del estado se mantiene ficticia incluso si el gobierno fracasa durante un período de tiempo hasta que el estado se disuelve.

Evidentemente, no ocurre lo mismo con el territorio y la población, un Estado que carece de territorio y población, por lo que desaparece de la misma manera que si se disolviera, como ocurrió, por ejemplo, en Yugoslavia.

La ficción del mantenimiento del Estado es sólo en el caso de un fracaso temporal del Estado.

En un Estado sin funciones gubernamentales puede ocurrir que se envíe una administración civil internacional de las Naciones Unidas, pero en ningún caso esta administración es soberana sobre el territorio, las Naciones Unidas no adquieren territorios, sino que los administran para devolverlos. La política de las Naciones Unidas es no querer quedarse nunca mucho tiempo, porque un gobierno podría fracasar en las Naciones Unidas.

En el ámbito de la soberanía hay todavía algunos puntos que se pueden añadir, algunos de los cuales son bastante espinosos.

El grado de independencia que implica la soberanía[edit | edit source]

La soberanía es el poder de decidir en última instancia sobre cuestiones que afectan a las prerrogativas del Estado, pero ¿cuál es el grado de independencia?

Esto plantea la cuestión del grado de independencia, por ejemplo, hay casos extremos en los que la independencia está totalmente ausente, como en el caso de los Estados títeres que son Estados puramente teledirigidos, establecemos una fachada de gobierno independiente, pero en realidad se trata de un gobierno supuestamente independiente y teledirigido por otro.

El ejemplo clásico es el estado de Manchukuo creado en 1932 por los japoneses en Manchuria, pero bajo lealtad china. No había absolutamente nada de independiente en este estado. Ese Estado no es un Estado en el sentido del derecho internacional, carece de soberanía y carece de poder de decisión en última instancia.

Aparte de estos casos extremos, la práctica es bastante liberal, no requiere un grado muy alto de independencia para que exista un Estado soberano y son prueba de ello las áreas de influencia de la URSS en Europa del Este. Estos estados podían decidir sobre toda una serie de cuestiones de forma autónoma, pero sobre toda una serie de cuestiones podían decidir de forma autónoma si estaban preparados para que los tanques soviéticos aterrizaran.

La práctica ha sido muy liberal, basta con tener un mínimo de decisiones otoñales, que es el poder mínimo de independencia que no se tiene cuando se es un estado títere y más concretamente una "entidad títere", ya que precisamente no es un estado. Para cualquier estado no controlado a distancia, se considera un estado.

Otra cuestión relacionada con la independencia y la soberanía es que debe existir la voluntad de ser independiente y soberano para ser independiente.[edit | edit source]

A veces una entidad, al menos durante mucho tiempo, no se considera a sí misma un Estado independiente, sino que se considera parte de un territorio o estado existente con el gobierno legítimo, como en el caso de China continental y Taiwán. La China nacional considera que no forman un estado separado aunque lo sean; este problema fue considerado un problema de legitimidad gubernamental.

Existe esta cuestión de la legitimidad del gobierno que se superpone a las otras cuestiones, puede ocurrir que un Estado no pueda ser considerado como un Estado soberano si no lo hace valer por sí mismo.

Luego está el problema de las integraciones federales[edit | edit source]

Hay grupos que no se integran muy bien, como fue el caso de Suiza. El proceso federal plantea la cuestión de que cuando las entidades se acercan más, siguen siendo independientes; forman Estados en el sentido del derecho internacional, pero en algún momento pasamos al Estado federal y puede ser difícil determinar la soberanía; la soberanía puede perderse por etapas, puede fragmentarse y el poder de decisión puede perderse gradualmente.

Si la Unión Europea quiere integrarse, habrá transferencias a Bruselas. El proceso de integración pone de manifiesto que la soberanía puede existir en grado, en el sentido de que se va cediendo gradualmente. Esto plantea una cuestión de grado. Las principales decisiones en Europa las toman los Estados nacionales, por lo que no cabe duda de que son Estados soberanos.

Desde el punto de vista jurídico, la soberanía está realmente en casa junto con el territorio, lo que significa que es principalmente en su territorio donde el Estado tiene su soberanía.[edit | edit source]

La soberanía está en su apogeo, "Yo dicto lo que sucede en mi territorio precisamente porque es mi territorio".

Todo se invierte, sin embargo, desde el punto de vista extraterritorial, la soberanía necesita justificación, para hacer valer la jurisdicción extraterritorial se necesitan títulos más específicos, no basta con hacer valer la soberanía.

Hay casos en los que se puede afirmar la soberanía.

Imagínense barcos con bandera suiza en alta mar, si queremos hacer actos de soberanía sobre este barco en la Antártida podríamos hacerlo, es extraterritorial, pero hay títulos reconocidos. Si estamos en otro Estado, la soberanía se inclina a favor del otro, sería negar la soberanía del otro, si hacemos actos de soberanía sobre otro Estado no le damos el poder de decisión final, decidimos en su lugar.

Una última observación sobre la soberanía es una observación sobre la terminología, es cierto que la terminología no es totalmente fija.

La conclusión de un acuerdo, es decir, de un tratado, es siempre un acto de soberanía[edit | edit source]

Somos libres de concluirlo o no, también podemos modularlo a través de reservas. Entonces, lo ratifiquemos o no, es aquí donde se ejerce la soberanía, existe la decisión final de aceptar o no estas normas; nosotros decidimos en última instancia.

Una vez aceptado, uno ya no es tan libre legalmente como antes, uno tiene derechos, pero también obligaciones que uno debe al otro Estado; uno dirá que las posiciones subjetivas de este Estado se han incrementado.

Esto limita su libertad de acción, inclina su libertad de acción a una dirección determinada, no afecta a su soberanía, no es menos soberano desde que ha aceptado el tratado. Está la cuestión de si aceptar o no el tratado, que es una cuestión de soberanía y es una libertad de último recurso, luego está la libertad de acción, que se reduce por un lado y se incrementa por otro, pero que no afecta a la soberanía, porque hemos sido libres de elegirla.

Los poderes[edit | edit source]

Básicamente, el término "competencia" es mejor incluso en francés, pero en inglés se utiliza el término "power", por lo que el término "pouvoir" es también un puente hacia el vocabulario anglosajón.

Sin embargo, según los autores, se pueden hacer toda una serie de distinciones entre "poder" y "competencia". Consideraremos que cada uno de estos dos términos es equivalente.

La soberanía no es sólo un poder para tomar las decisiones finales, sino que también tiene toda una serie de consecuencias particulares. La soberanía forma normas de derecho internacional, la soberanía en acción es el poder de decidir, la soberanía es también una norma que garantiza al Estado este poder último de decisión.

Esta norma de soberanía da lugar a toda una serie de concreciones normativas, u otras normas que se añaden a la soberanía, como las inmunidades de los Estados; el Estado goza de inmunidades frente a la jurisdicción civil y penal de otros Estados. El Presidente francés no puede ser obligado a acudir a un tribunal suizo. Otro ejemplo es la protección de los asuntos internos, es decir, la no intervención en los asuntos internos, que protege el poder de decidir de manera independiente y de aplicar una política propia.

Las competencias también derivan de la soberanía, el Estado tiene competencias porque es soberano, el Estado tiene sus competencias originalmente, no las adquiere porque se le han otorgado.

Las Naciones Unidas no tienen poder sobre Ginebra, todos los poderes de las Naciones Unidas se derivan de la Carta de las Naciones Unidas, para que puedan hacer algo, debe ser reconocido en la Carta.

El Estado puede actuar automáticamente, no necesita que se le otorgue competencia para poseerlo, sino que originalmente lo posee. El Estado tiene la competencia original inherente a la soberanía, por lo que la soberanía se extiende a un poder de acción muy concreto, el poder de decidir en última instancia se concreta en las diversas acciones del Estado.

¿Cuáles son las competencias de un Estado?

Básicamente hay tres tipos de habilidades, pero no todas son de importancia primordial.

  • competencias territoriales: es la competencia para actuar en su territorio.
  • competencias relacionadas a los personas: la capacidad de hacer cosas en relación con sus nacionales.
  • competencias relacionadas con los aparatos: competencias ejercidas en buques que enarbolan su pabellón o en naves espaciales exteriores.

Podemos hacernos la pregunta: ¿qué es una competencia?

La jurisdicción es simplemente un poder legal. Hay un poder que es reconocido por una norma de derecho a actuar en cierto sentido, es una competencia. Hablamos principalmente de "competencias" en el dominio público, hablaremos de "poderes" en un sentido más neutral.

Es un poder para hacer algo reconocido por la ley; se puede hacer algo, pero está reconocido por un estándar legal.

Competencia territorial[edit | edit source]

A veces decimos soberanía territorial. Esta jurisdicción territorial tiene dos componentes, el segundo y más importante de los cuales es:

  • la plenitud
  • la exclusividad

La jurisdicción territorial se distingue por su plenitud y exclusividad. La plenitud se vuelve hacia el interior del estado, la exclusividad y hacia otros estados, es decir, hacia el exterior del estado.

¿Qué es la plenitud?[edit | edit source]

Es una presunción jurídica que el Estado tiene plena competencia para realizar cualquier acto en su territorio a menos que esté prohibido por el derecho internacional. Se supone que el Estado tiene toda la jurisdicción en su territorio. Esto es lo que distingue a un Estado de una organización internacional. El Estado tiene automáticamente todos los poderes en su territorio, no se le debe dar poder, ya lo tiene, sólo puede limitarlo después.

Por el contrario, una organización internacional se basa en el principio de especialización, sólo tiene competencias que le son atribuidas.

A partir de las nuevas competencias adquiridas por el Estado en materia de nuevas tecnologías, es evidente que el Estado tiene automáticamente el poder de regular, tomar medidas administrativas y someter las actividades que tienen lugar en su territorio. Tienen todos los poderes, excepto los prohibidos por el derecho internacional y, por lo tanto, aquellos a los que los Estados han acordado renunciar.

¿Qué es la exclusividad?[edit | edit source]

Este es un punto muy importante, una obra maestra del derecho internacional público; es el hecho de que el Estado en su territorio es el único, con exclusión de todos los demás que pueden actuar como autoridad pública en ese territorio. En Suiza, sólo Suiza puede realizar actos de autoridad pública con exclusión de cualquier otro Estado.

Esta regla de la impermeabilidad territorial es obviamente fundamental, porque permite explicar y delimitar la soberanía de una en relación con la jurisdicción y la soberanía de la otra.

El derecho internacional moderno se basa en los Estados territoriales, por lo que uno puede realizar actos de soberanía sobre su territorio, pero debe abstenerse de hacerlo sobre los demás. Es un principio básico, la delimitación de las esferas de cada persona, la soberanía sobre su propio territorio y no sobre el de los demás y ciertos derechos sobre los espacios comunes.

En efecto, la norma es muy importante y por eso hay posiciones muy firmes en la jurisprudencia; la Corte Internacional de Justicia ha podido insistir en esta norma en varias ocasiones.

En el caso del Lotus de 1927, un buque con este nombre, número de serie A X página 18[3],

"aparte de la limitación primaria impuesta por el derecho internacional al Estado es excluir -a menos que exista una norma permisiva- todo ejercicio de su poder en el territorio de otro Estado. En este sentido, la jurisdicción es ciertamente territorial; no podría ejercerse fuera del territorio, salvo en virtud de una norma permisiva derivada del derecho internacional consuetudinario o de una convención.

La Corte actual en el caso del Canal de Corfú[4][5] en la página 35 de 1949 afirma que "entre Estados independientes, el respeto de la soberanía territorial es uno de los fundamentos esenciales de las relaciones internacionales y el derecho internacional también exige el respeto de la integridad política".

Debemos ver hasta dónde llega esto porque el principio tiene un alcance de sorprendente importancia y densidad.

Hay actividades que violan la exclusividad de la jurisdicción territorial del Estado[edit | edit source]

Secuestro en territorio extranjero[edit | edit source]

Un Estado envía agentes al territorio de otro Estado para secuestrar a una persona y trasladarla al territorio del Estado patrocinador. El caso Eichmann es más famoso cuando Israel envió agentes a Argentina para capturar y secuestrar a Eichmann en un juicio en el distrito de Jerusalén.

En este caso, obviamente hubo una violación de la soberanía territorial de la Argentina, por lo que el Consejo de Seguridad encontró esta violación e Israel se disculpó; la Argentina no insistió en ver los antecedentes de Eichmann.

La posibilidad de que una persona secuestrada pueda ser juzgada en el territorio al que ha sido trasladada depende de la legislación nacional, hay Estados en los que esto no es posible, porque se deniega a la policía la oportunidad de efectuar detenciones arbitrarias, y en toda una serie de otros Estados el derecho interno permite que se juzgue a las personas capturadas por métodos contrarios al derecho internacional.

Actos fraudulentos de secuestro de personas con el fin de eludir las medidas de extradición[edit | edit source]

Los agentes estatales alemanes encubiertos pueden invitar a un alemán a Zurich para que lo arreste. Este tipo de trabajo fraudulento ha sido condenado en varias ocasiones. Este tipo de violación de la soberanía territorial se realiza eludiendo las medidas de extradición, el trabajo fraudulento eludiendo la posibilidad de decidir en última instancia.

En la Decisión del Tribunal Federal ATF 117 I 337 se estipula que: "la regla de la buena fe prohíbe a un Estado utilizar la coacción o el engaño para capturar a una persona que busca y que se encuentra en el territorio de otro Estado en el que gozaría de inmunidad en materia de extradición. Se prohíbe toda maquinación indebida para retirar a una persona de esa inmunidad con el fin de trasladarla al territorio del Estado que la persigue o al territorio de otro Estado que, en principio, estaría obligado a extraditarla. El Estado requerido a cuyo territorio una persona ha sido atraída por esos procedimientos tiene el deber de no condonarla mediante la aceptación de una solicitud de extradición del Estado infractor"[6].

Investigaciones y todas las formas de obtención de pruebas[edit | edit source]

Algunas personas pueden ser agentes directos de un Estado extranjero o, a veces, personas que no tienen un vínculo directo con un Estado extranjero, como un abogado que realiza actos reservados para la asistencia judicial recíproca.

En cuanto a los agentes enviados al extranjero, en Suiza, durante la época de Mitterrand se produjeron fugas masivas de capitales desde Francia; en Suiza se realizaron investigaciones aduaneras para descubrir cuentas bancarias de ciudadanos franceses, pero esto constituyó una violación de la jurisdicción de territorialidad de Suiza, ya que Francia había adquirido la jurisdicción de extraterritorialidad.

En el contexto de un abogado en un caso federal, un tal H contra Zurich había investigado y reunido pruebas en el contexto de una investigación en Australia. Este abogado de Zurich fue condenado y confirmado por el Tribunal Federal sobre la base del Código Penal Federal porque sus actos tenían el carácter de actos de asistencia jurídica mutua y, por tanto, de autoridad pública en beneficio de un Estado extranjero.

Estos actos están reservados a las autoridades de asistencia judicial recíproca, el Estado extranjero debe solicitarle que investigue y reúna pruebas en el contexto de la asistencia judicial recíproca; de lo contrario, se trata de una violación de la soberanía de la Confederación Suiza, que es punible en virtud del código federal.

Envío de documentos oficiales al extranjero por correo[edit | edit source]

El envío de documentos oficiales, como una carta de obligación de comparecer ante un tribunal penal o civil, es un acto de la autoridad pública; no puede hacerse enviando una carta al extranjero a menos que exista una autorización a través de acuerdos; una vez más, tales envíos judiciales se realizan a través de organismos de asistencia judicial recíproca. Todo esto se hace a través de los organismos estatales.

Ejercicio de los derechos de voto en el extranjero y voto por correo[edit | edit source]

Si es por correspondencia, forma parte del envío oficial de documentos al extranjero, pero se puede votar en embajadas o consulados, la votación es un acto de la autoridad pública, sólo se concede en el caso de los acuerdos.

En 1989, la práctica del Estado suizo cambió al admitir que hay una votación en las embajadas. La embajada no forma parte de territorio extranjero, la embajada se encuentra en el territorio del Estado anfitrión, pero existen inmunidades, por lo que el territorio de una embajada es parte del país anfitrión.

Suiza teme que con muchos extranjeros haya campañas bastante "activas" y violencia en su territorio, especialmente en el caso de la Guerra Fría; en una declaración del 12 de abril de 1989, la Confederación Suiza motivó el cambio en la práctica y se reservó el derecho de volver a esta práctica.

Recaudación de impuestos[edit | edit source]

Aumentar los impuestos es un acto de la autoridad pública. Los impuestos no se pueden recaudar en territorio extranjero, por ejemplo a través de una embajada.

Hubo una controversia entre las autoridades federales y la Embajada de Bosnia y Herzegovina. De 1992 a 1995, hubo la guerra de Bosnia, sucedió que la representación diplomática de Bosnia y Herzegovina impuso un impuesto de guerra a los ciudadanos yugoslavos en Suiza.

A Bosnia le pareció una buena idea gravar con un impuesto en Suiza a los ciudadanos bosnios para financiar el esfuerzo bélico. Sin embargo, las autoridades federales se enteraron de esta práctica enviando una carta a la embajada en la que declaraban que el impuesto era ilegal.

¿Qué ocurre con la protección de los nacionales en el sentido más amplio del término, es decir, un servicio cuasi consular que asesora a sus nacionales y promueve su cultura?

Existen tales centros de conformidad con la legislación italiana en virtud de una ley de 1985. Italia deseaba mantener el contacto con sus nacionales.

¿Eran estos comités de inmigración italianos contrarios a la exclusividad de la soberanía territorial suiza?

La conclusión fue que estos comités de inmigración no eran contrarios a la integridad de la soberanía suiza, ya que no eran actividades de la autoridad pública, el asesoramiento a los nacionales no es un acto de la autoridad pública.

La integridad territorial y la exclusividad no son simplemente una cuestión de invasión de fuerzas militares, sino una cuestión mucho más sutil; los Estados están preocupados por la soberanía territorial y sospechan cada vez que un Estado extranjero quiere cometer un acto de autoridad pública en su territorio con, posiblemente, prácticas reprensibles que pueden poner en peligro su autoridad.

Al mismo tiempo, un principio tan rígido de impermeabilidad territorial nunca ha sido practicable y lo es aún menos hoy en día en un período de globalización; sin embargo, hay toda una serie de excepciones:

Excepciones basadas en tratados o acuerdos[edit | edit source]

Los tratados son textos escritos, mientras que un acuerdo no es necesariamente escrito. Hay toda una serie de acuerdos que prevén excepciones, incluidas excepciones masivas a la integridad territorial y a la jurisdicción territorial exclusiva, como por ejemplo:

  • bases militares

Bases militares en todo el mundo que a veces se basan en acuerdos que estipulan la buena voluntad del adversario a través de presiones más o menos suaves o a través de acuerdos celebrados con total libertad, como el Japón de los años cincuenta, rodeado entonces de Estados comunistas, con la excepción de la China nacionalista, que no tenía ninguna influencia militar.

  • acuerdos aduaneros

En 1923, hubo un acuerdo entre Suiza y Liechtenstein en el ámbito de las actividades aduaneras, Liechtenstein transfirió las aduanas a Suiza, lo que hace que los actos de soberanía sobre otro territorio sin poner en tela de juicio la soberanía territorial de Liechtenstein.

Permiso ad hoc al margen de un acuerdo o tratado[edit | edit source]

Se trata de permisos especiales para que las autoridades extranjeras lleven a cabo determinados actos en el territorio de un Estado. A veces, los Estados conceden autorizaciones a investigadores extranjeros al margen de los acuerdos de asistencia mutua. Podrán concertarse acuerdos especiales para que los magistrados de la Corte Internacional de Justicia puedan venir en el ejercicio de sus funciones.

La última vez que esto ocurrió fue en 1997, cuando el Tribunal visitó el proyecto hídrico entre Hungría y Eslovaquia. La disputa permitió que la Corte visitara el lugar para observar e investigar.

Los magistrados de la Corte Internacional son agentes de las Naciones Unidas que no pueden realizar actos de autoridad fuera de este marco, y Hungría y Eslovaquia los han invitado a formular sus observaciones.

Excepción a la costumbre del derecho internacional general[edit | edit source]

  • la ocupación de guerra

En los conflictos armados internacionales, sucede que el ejército de un Estado progresa mientras que el ejército de otro Estado se retira debido a las fortunas de la guerra. El ejército que avanza avanza hacia el territorio del enemigo que controlará haciendo del territorio un territorio ocupado que está controlado por las convenciones. Durante un período de conflicto armado, no sólo se ocupa un territorio si uno se encuentra en una posición de facto de ocuparlo, sino que tiene el deber de administrarlo, no puede negarse a cumplir con su deber como fuerza de ocupación, es el único poder público en el territorio.

La ocupación de guerra es una de las situaciones previstas en las que el Estado tiene el derecho y el deber de administrar un territorio que no le pertenece en lugar del soberano.

  • servicios diplomáticos y consulares

Cada Estado tiene embajadas y consulados en el extranjero, las embajadas, sobre todo, realizan actos de autoridad pública.

Estos actos se llevan a cabo en el territorio de un Estado extranjero, y los locales de la Embajada permanecen en el territorio anfitrión.

En virtud del antiguo derecho internacional consuetudinario, codificado en las Convenciones de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares, los agentes del Estado de origen que operan en el marco de misiones diplomáticas o consulares pueden llevar a cabo todos los actos de autoridad pública otorgados por el derecho internacional contra el Estado extranjero.

El espionaje no es uno de ellos. Esto no incluye una serie de otros actos, como la embajada de Marruecos, que había pronunciado un divorcio entre ciudadanos marroquíes. La cuestión era si este divorcio podía ser reconocido en Suiza; el Tribunal Federal se negó, porque según la legislación suiza, de acuerdo con la política pública suiza, un divorcio no puede ser pronunciado por una embajada, sino sólo por un tribunal, razón por la cual este divorcio no puede ser pronunciado en Suiza y más allá de lo permitido por el servicio diplomático con una violación de la soberanía.

  • organizaciones internacionales

No son Estados, pero actúan como autoridades públicas y, por supuesto, esas organizaciones internacionales, en virtud del derecho internacional consuetudinario y de los acuerdos relativos a las sedes, están facultadas para realizar todos los actos que se les reconocen, ya sea en virtud del derecho internacional o de los acuerdos relativos a las sedes.

Una organización internacional no es necesariamente una organización intergubernamental, también puede ser cualquier organismo internacional. Todos estos organismos actúan como autoridades públicas.

Excepciones basadas en la costumbre bilateral[edit | edit source]

En el caso de los enclaves, el derecho de paso se basa en una costumbre bilateral que implica que hay que atravesar el territorio de un Estado para llegar a sus enclaves.

El principio de exclusividad territorial está bien establecido y hay toda una serie de excepciones, un gran número de acuerdos y excepciones más o menos amplios, no está en violación de la soberanía, pero es aceptado.

Competencia personal[edit | edit source]

¿Qué se entiende por "competencia personal"?[edit | edit source]

Esta es la jurisdicción de un Estado sobre todos sus ciudadanos. No importa dónde estén los nacionales, hay una jurisdicción personal del Estado, en su Estado la jurisdicción personal se confunde con su jurisdicción territorial, un Estado puede hacer muchas cosas en su territorio.

La jurisdicción personal tiene su propio valor cuando los nacionales no se encuentran en el territorio del Estado, sino en el territorio de otro Estado o en áreas comunes; hay jurisdicciones territoriales reconocidas, un suizo siempre está sujeto a la ley suiza en cualquier parte del mundo, esto se llama jurisdicción personal. Es en el caso de los nacionales en el extranjero donde se percibe la competencia personal. A este respecto, hay que distinguir entre dos tipos de "jurisdicción":

  • competencia normativa: competencia para promulgar normas.
  • competencia ejecutiva: competencia para hacer cumplir las normas.

En inglés, hay términos como "juridiction to prescrive" y "juridiction to enforce".

Hay que hacer una distinción porque cuando los nacionales se encuentran en el extranjero están sujetos a la jurisdicción normativa del Estado anfitrión, pero Suiza puede establecer normas para sus nacionales incluso si se encuentran en el extranjero.

Cuando el nacional se encuentra en el extranjero si se encuentra en el territorio de otro Estado, la competencia del Estado de origen para hacer cumplir la norma que impone a su nacional y que figura entre paréntesis, la persona no puede ser devuelta a su país de origen, ya que ello violaría la exclusividad de la jurisdicción territorial del otro Estado.

Se puede solicitar la extradición por delitos y crímenes bajo ciertas condiciones, y las leyes también se pueden hacer cumplir, es decir, ejecutar, si el nacional se encuentra en un buque que enarbole el pabellón nacional, en alta mar o en la Antártida.

En los espacios comunes, la ley se puede hacer cumplir, la competencia ejecutiva persiste en los espacios comunes.

¿Qué pasa con los nacionales, porque la jurisdicción se limita a las personas con nacionalidad?[edit | edit source]

El derecho internacional no tiene normas sobre la concesión de la nacionalidad, deja esta cuestión en manos del derecho interno, debe determinarse con arreglo al derecho internacional; pero el derecho internacional todavía conoce límites en cuanto a las nacionalidades que está dispuesto a reconocer.

El derecho internacional limita, pero no tiene reglas en primer lugar.

Las normas más frecuentes que se aplican en los distintos Estados son una práctica internacional y reconocidas por todos los Estados:

Adquisición de la nacionalidad al nacer, existen dos sistemas[edit | edit source]

  • ley de sangre
  • derecho territorial

Estos términos denotan la adquisición de la nacionalidad por ascendencia en el caso del derecho de la sangre, el niño recibe la nacionalidad de sus padres, y la ley del país significa que un niño nacido en el territorio de padres domiciliados adquiere allí la nacionalidad de ese Estado.

Motivos de la adquisición o pérdida posterior[edit | edit source]

También hay cosas recurrentes, como la naturalización, cuando se cumplen ciertas condiciones para el establecimiento de un Estado, o si se han hecho ciertas cosas o se ha prestado un servicio a un Estado, que son motivos para la naturalización en virtud del derecho interno.

A veces también hay razones mucho más particulares, algunos estados en algún momento de su historia han olvidado la adquisición de la nacionalidad; en la década de 1920 en México, si se compraba una tierra se obtenía la nacionalidad mexicana de facto, dice Porfirio Díaz "México pobre, tan lejos de Dios tan cerca de los Estados Unidos"[7][8]. Esta característica fue finalmente abandonada.

Tienes que imaginar más allá de eso, a veces en el mundo hay cosas en las que no puedes pensar.

En cuanto a los límites que el derecho internacional propone a la nacionalidad y lo que significan los límites de la nacionalidad[edit | edit source]

Hay casos de concesión de una nacionalidad en virtud de la legislación nacional que pueden parecer abusivos o no reconocidos internacionalmente, como si, por ejemplo, Rusia considerara que toda la población mundial es nacional suya mediante el envío de formularios fiscales a todo el mundo.

Existen verdaderas disputas sobre nacionalidades abordadas de manera "extraña"; uno de los casos famosos fue un caso que casi afectaba a Suiza, a saber, Liechtenstein: el caso Nottebohm, este caso fue decidido por la Corte Internacional de Justicia en 1950[9][10][11].

Un ciudadano alemán ha estado viviendo en Guatemala por algún tiempo y ha establecido su negocio; cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial, Guatemala en algún momento entró en la guerra.

Nottebohm anticipó que Guatemala iría a la guerra contra su país de origen; si Guatemala va a la guerra contra Alemania entonces se convierte en un nacional enemigo causando daño a su comercio sabiendo que en ese momento la propiedad de nacionales de nacionalidad enemiga podría ser confiscada.

Tuvo que deshacerse de la nacionalidad alemana lo antes posible; tuvo relaciones con Liechtenstein; Nottebohm obtuvo una nacionalidad de manera extraordinaria en unas pocas semanas, fuera de los procedimientos ordinarios y simplemente a través de algunas relaciones con el pago de una suma contra el pago de una suma.

Guatemala entró en la guerra contra Alemania; en ese momento, Guatemala consideraba a Nottebohm como un enemigo nacional y confiscaba sus bienes.

Liechtenstein ha defendido a su nacional responsabilizando a Guatemala por una violación del derecho internacional a través de la violación de uno de sus nacionales.

El caso se somete a la Corte Internacional de Justicia con el Magistrado Guggenheim; la Corte dictamina que el límite que se aplica en virtud del derecho internacional a la adquisición de la nacionalidad y que debe existir un vínculo de conexión efectivo, una nacionalidad dada por la simple complacencia no es una nacionalidad que se base en un vínculo de conexión efectivo.

Un vínculo de conexión efectivo y el hecho de que un nacional esté más vinculado a un territorio determinado que a cualquier otro Estado del mundo; si existe tal vínculo de conexión efectivo, en ese momento la nacionalidad pasa a ser exigible.

El Tribunal no dijo que Nottebohm es alemán o Liechtenstein, la nacionalidad puede ser diferente según los Estados; para Lichtenstein, Nottebohm es un Liechtensteiner porque ha adquirido la nacionalidad de Liechtenstein y tiene derecho a tratarlo como nacional de Liechtenstein, la legislación alemana puede considerarlo como nacional alemán.

Guatemala podía justificarse porque no existía un vínculo de conexión efectivo, mientras que Nottebohm se consideraba de nacionalidad alemana porque no tenía un vínculo de conexión efectivo con Liechtenstein, pero no es aplicable.

Existe una distinción entre la nacionalidad adquirida mediante modalidades reconocidas por el derecho internacional y la adquirida mediante modalidades no reconocidas por el derecho internacional.

En los casos en que la nacionalidad se adquiere de conformidad con procedimientos reconocidos, la nacionalidad es exigible; cuando la nacionalidad se adquiere al margen de esos procedimientos, no es exigible, un tercer Estado no está obligado a reconocerla; en el caso de Liechtenstein y Nottebohm, Guatemala no estaba obligada a reconocerla como nacional de Liechtenstein.

El vínculo efectivo de conexión causa problemas, entendemos por qué, además, hoy en día es un problema en un mundo globalizado. También hay otras razones, el juez Guggenheim tenía una oposición disidente.

Vemos el límite de la Corte Internacional llamado en el caso Nottebohm, debemos referirnos a ese caso para señalar que una nacionalidad adquirida no es oponible a un tercer Estado.

En el derecho penal se utilizan palabras que tienen que ver con la jurisdicción personal de un Estado en asuntos penales.

Tenemos para la jurisdicción penal de un Estado[edit | edit source]

Principio de territorialidad[edit | edit source]

Corresponde a la jurisdicción territorial, un Estado puede enjuiciar todos los delitos cometidos en su territorio, independientemente de la nacionalidad de las personas de que se trate.

Principio de personalidad[edit | edit source]

Competencia personal, existe la distinción entre el principio de personalidad activa y el principio de personalidad pasiva:

  • personalidad activa: significa que un Estado puede enjuiciar todos los delitos cometidos por uno de sus nacionales en cualquier parte del mundo con la única condición de que constituyan un delito en el lugar de los hechos. Si haces algo legal en Australia, no puedes ser castigado en Suiza. Para los delitos de sangre, un delito cometido en Australia permite a Suiza tener jurisdicción legal.
  • personalidad pasiva: un Estado adquiere jurisdicción penal sobre toda persona que haya cometido un delito contra uno de sus nacionales en cualquier parte del mundo; se trata de un principio impugnado, lo que significa que si uno va a Australia y es asesinado allí por un nacional de nacionalidad X, Suiza adquiere jurisdicción penal sobre él, puede enjuiciarlo mediante jurisdicción penal y Suiza puede solicitar la extradición.

Principio de seguridad del Estado[edit | edit source]

Se trata de una serie de delitos en los que el Estado adquiere jurisdicción sobre los delitos relacionados con el espionaje o la falsificación de moneda suiza.

Principio de universalidad[edit | edit source]

Esto es importante para el derecho internacional, el principio de que un Estado puede procesar ciertos crímenes dondequiera que se cometan en el mundo, incluso si no tiene conexión con ese país.

Para que un Estado tenga jurisdicción penal para enjuiciar un delito específico debe tener una conexión con ese delito, se trata de servicios públicos.

Hay situaciones en las que se considera que se ha cometido un delito que afecta a los intereses de todos los Estados y, por lo tanto, se concede jurisdicción punitiva a todos los Estados, bien porque el delito se ha cometido en una zona común, bien porque no existe una jurisdicción territorial como la piratería, que es un acto de violencia cometido por razones privadas por un buque en otro buque privado en el mar, por lo que existe este delito de jurisdicción universal: cada Estado que captura piratas tiene jurisdicción porque el delito se cometió en una zona común.

Hay crímenes que afectan a toda la humanidad y no queremos que los delincuentes descansen, se trata de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio.

Hay casos excepcionales en los que los Estados están obligados a enjuiciar bajo jurisdicción universal sobre la base de ciertas convenciones antiterroristas y delitos graves como los delitos previstos en el Convenio de Ginebra sobre el Derecho Humanitario.

En la mayoría de los casos, la jurisdicción universal es simplemente una cuestión de hecho de cómo puede y no puede ejercerse.

La forma en que puede ejercer está vinculada al derecho interno, si no existe un vínculo territorial con el delito, el Estado puede ejercer la jurisdicción universal y no in absentia. Esta jurisdicción universal permite el enjuiciamiento de ciertos delitos cometidos en áreas comunes o por delitos de gran importancia para la comunidad. Se recordará que Balthazar Garzón en España había procedido sobre esta base con respecto al Sr. Pinochet.

Competencias relacionadas con los aparatos[edit | edit source]

Se trata, por un lado, de buques de propiedad estatal, seguidos de aviones y naves espaciales. Desde el punto de vista del derecho internacional, una nave ya no se considera, como antes por ficción, parte del territorio flotante de un Estado y una aeronave parte del territorio móvil; el Estado de matrícula de una nave se considera ahora el Estado responsable del buen funcionamiento de sus dispositivos y es el Estado que ejerce jurisdicción sobre la cuenta a bordo de sus buques, aeronaves y naves espaciales.

Esto es cierto tanto para los propios vehículos estatales como para los buques de guerra, pero en este caso la cuestión es más amplia. El Estado también tiene deberes en relación con los buques civiles, como la obligación de controlar la seguridad de dichos buques o las condiciones de trabajo, el Estado incurre en su propia responsabilidad, incluso en el caso de los buques comerciales, el Estado ejerce su jurisdicción.

El territorio del Estado y su delimitación[edit | edit source]

El territorio del Estado y su delimitación plantea dos tipos de problemas:

En primer lugar, el territorio del Estado se refiere al problema de la adquisición y pérdida del Estado: ¿cómo puede un Estado adquirir y perder territorio?

En segundo lugar, plantea el problema de la pertenencia del territorio a uno u otro, así como las disputas sobre la delimitación del territorio.

Por un lado, nos preguntamos cómo adquirir el territorio y, por otro, cómo determinar el territorio.

Si aplicamos este problema a las islas, hay un problema de atribución, pero si pensamos en el territorio continental, automáticamente tenemos problemas de delimitación.

Discutimos todo este material muy a menudo utilizando el término "título" legal. Un título es un hecho que el ordenamiento jurídico reconoce como base de derecho en un territorio, por lo tanto es un hecho reconocido por el ordenamiento jurídico que da lugar a un derecho en un territorio.

Para que un territorio nos pertenezca, es necesario producir un título, por lo que el título es siempre un hecho al que el sistema legal afecta como consecuencia.

¿Cuáles son los hechos reconocidos por el sistema legal para adquirirlo y al mismo tiempo perderlo?

Hay algunos de ellos:

Título de ocupación del territorio sin maestro[edit | edit source]

Un territorio sin dueño puede ser adquirido por el primer ocupante, hoy en día el tiempo en que la gente se apresura a ocupar territorios para ocuparlos ha terminado, pero la ocupación sigue siendo un título válido e importante por dos razones:

  • debido a la ley intertemporal, si alguien disputa ciertos territorios, alguien puede argumentar que los ocupó hace cinco siglos cuando estaba sin amo, este título sigue teniendo efectos hasta el día de hoy.
  • si una isla emerge en alta mar, puede estar sujeta a ocupación.

El término "ocupación" es el mismo que el de "ocupación de guerra", pero es diferente; la ocupación de guerra no es un título de adquisición de territorio, sino un título de administración de territorio durante un conflicto armado, hay prohibición de anexión, la ocupación es la de un territorio sin amo, la ocupación del tera nullius.

También es posible reclamar un título de conquista en las mismas aguas, pero ahora está prohibido conquistar y anexar territorio por la fuerza en virtud del párrafo 2 del Artículo 4 de la Carta de las Naciones Unidas.

Una vez más se trata de una cuestión de derecho intertemporal, si uno puede hacer valer un título como si hubiera conquistado un territorio en el siglo XIII, entonces todavía se puede hacer valer este título hoy en día.

Tratado - Acuerdo(s)[edit | edit source]

El territorio puede adquirirse mediante transferencias de tierras basadas en tratados.

En el pasado, las transferencias de tierras se realizaban con mucha frecuencia. Hoy en día, esto es mucho menos cierto porque la autodeterminación de los pueblos se ha logrado a través de este proceso. En la década de 1950, el territorio francés fue transferido a Suiza para ampliar el Aeropuerto Internacional de Ginebra, pero esta parte fue devuelta a otro lugar.[12].

Por otro lado, podemos tener la formación de nuevos estados organizados a través de un tratado; la actual Alemania nació del tratado 2+4[13][14]. El tratado es un vector muy importante para la adquisición del territorio y es también el principal vector utilizado para delimitarlo.

Prescription acquisitive[edit | edit source]

La posibilidad de adquirir un territorio mediante el ejercicio prolongado, pacífico y continuo del poder público sin que ningún otro Estado proteste contra esta práctica. Hay un Estado en una porción de territorio que actúa como poder público por un período prolongado de tiempo con la aquiescencia de los demás Estados, lo que equivale a la titularidad.

Debido a la autodeterminación de los pueblos de hoy, éstas son sólo áreas marginales.

La protesta es esencial para preservar los derechos, si no se protesta contra la autoridad pública se pierde este territorio, si se protesta, la adquisición por prescripción nunca puede tener lugar. A algunos autores no les gusta el término "prescripción adquisitiva", porque se trata de una cuestión de derecho privado, pero el mecanismo es similar.

Existen ciertas modalidades o hechos naturales que hacen que el territorio adquirido por otros estados como el aluvión; si un estado tiene una costa marítima y las costas se mueven porque las arenas se sedimentan, entonces el territorio es adquirido por el aluvión, su territorio se ha movido, pero automáticamente lo adquiere.

Lo mismo ocurre con los ríos, hay casos en los que la frontera está en medio de los ríos. Es una línea en el río, a veces hay ríos muy dinámicos que se mueven, haciendo que la frontera se mueva; esto significa que un Estado está creciendo, pero el otro se está encogiendo. Este tipo de fenómeno es de menor importancia, pero un hecho natural y no voluntario y sujeto a la adquisición del territorio.

La pérdida de territorio es concomitante, un estado podría abandonar una porción de territorio si ya no quiere, pero eso no es relevante.

En cuanto a la delimitación, ¿cuáles son los hechos jurídicos al delimitar el territorio? En otras palabras, ¿cuál es el fundamento jurídico para delimitar entre territorios?[edit | edit source]

Tenemos varios principios importantes:

Acuerdo(s) - Tratado[edit | edit source]

La delimitación es casi siempre por acuerdo, a veces una secuencia de acuerdos sobre una frontera cubre sectores, los acuerdos que han modificado o rectificado las fronteras son a menudo ramilletes de acuerdos.

Cuando el Tribunal de Justicia se ocupa de controversias entre Estados africanos o latinoamericanos, siempre tendrá que ocuparse de tratados del siglo XIX o incluso del siglo XIII. Siempre es el título en el momento en que se hizo la delimitación el que sigue prevaleciendo. Por lo tanto, es necesario interpretar el tratado de la época y saber lo que podrían significar las partes.

La Corte Internacional de Justicia nos ha informado sobre un caso entre Libia y Chad[15][16]

en relación con una controversia fronteriza, que un tratado puede fijar la frontera, pero que la frontera adquiere un valor independiente del tratado establecido, en otras palabras, el tratado establece la frontera, pero en ese momento la frontera se convierte en un hecho jurídicamente separable.

Esto significa que si el tratado expira, si no se renueva o denuncia, la frontera permanece, es el principio de estabilidad fronteriza.

La frontera o título creado por el tratado tiene más permanencia que el propio tratado, el tratado puede desaparecer, pero la frontera permanece. En opinión de la Corte, el Tratado debe dar lugar a una frontera permanente", una vez acordada, la frontera permanece, porque cualquier otro enfoque privaría al principio fundamental de la estabilidad fronteriza, cuya importancia ha subrayado repetidamente la Corte" La delimitación se lleva a cabo casi siempre por acuerdo, a veces una secuencia de acuerdos sobre un sector de la frontera, a veces una secuencia de acuerdos sobre sectores fronterizos, los acuerdos que han modificado o rectificado las fronteras son a menudo paquetes de acuerdos[17].

La delimitación sólo puede ser una prueba conjunta entre los Estados interesados, lo mismo puede decirse de las fronteras terrestres; la delimitación de una frontera jurídicamente vinculante o reconocida sólo puede ser obra conjunta de los Estados interesados, si se hace por separado, el otro Estado no está obligado por la frontera que se intenta imponer.

Si cada Estado delimitara unilateralmente las fronteras, tendríamos fronteras no aceptadas. Dado que el principio es que una frontera sólo puede delimitarse jurídicamente mediante acuerdo, los tratados son la base de la delimitación.

La delimitación de las fronteras se encuentra en acuerdos que suelen ser bilaterales porque una frontera es normalmente bilateral, lo que separa al Estado A del Estado B.

En el caso de las fronteras suizas, en el libro de François Schröter, todas las fronteras de Suiza han sido delimitadas por acuerdos, algunos de los cuales fueron concluidos con los reyes de Francia.

Es en los tratados donde encontramos el título de saber por dónde cruza una determinada frontera.

En una disputa entre Libia y Túnez, la Corte dijo que la frontera está separada del tratado y de su propia existencia, el hecho de que el tratado desaparezca en algún momento no es relevante para la extinción de una frontera.

Puede ser incierto dónde pasa exactamente la frontera, los tratados describen las fronteras, pero a veces lo hacen mal y de manera imprecisa, o son tratados antiguos con problemas topográficos. En este caso, se trata de interpretar el tratado y también de llenar el vacío del tratado, el objetivo es eliminar la incertidumbre especificando por dónde cruza la frontera o recurriendo a un juez que pueda determinar o cruzar la frontera.

Uti Possidetis juris[edit | edit source]

Es posesión según la ley y no según el hecho.

¿Qué significa "uti possidetis"?

Es un principio originalmente aplicable a la descolonización; en algún momento de la historia, se han creado muchos nuevos Estados como resultado de la descolonización.

Estos estados no tenían fronteras preconstituidas porque eran parte de un antiguo imperio colonial, sólo existían fronteras administrativas internas en relación con el poder colonial; en el imperio colonial francés, había circunscripciones que sometían las diferentes partes de los territorios a gobernadores separados.

Cuando se produjo la descolonización, ya en América Latina en el siglo XIX y luego en África en el siglo XX, los Estados interesados decidieron mantener las antiguas fronteras administrativas coloniales, que antes eran fronteras interiores, asegurándose de que después de la descolonización estas fronteras se convirtieran en fronteras internacionales; en otras palabras, para transformar las fronteras administrativas interiores en fronteras internacionales, como ya ocurría con las fronteras administrativas, esto debe mantenerse.

Se eligió este principio porque era el único que podía garantizar de inmediato una frontera clara y segura en esas zonas; de no haber existido un uso possidetis, no habríamos tenido fronteras en absoluto, habríamos tenido que concertar tratados fronterizos que habrían conducido fácilmente, en África en particular, con sus inestabilidades estructurales y Estados compuestos, como han reconocido los propios Estados africanos, a luchas fratricidas; Si la guerra de descolonización dura, habría habido un riesgo de luchas fronterizas más adelante, lo que añadiría al esfuerzo de las guerras de descolonización la derrota de las guerras fronterizas.

La Organización de la Unidad Africana, mediante una resolución de 1964, consideró que las antiguas fronteras administrativas debían mantenerse reconociéndolas como fronteras internacionales[18][19][20].

En primer lugar, el uti possidetis es América Latina con fechas críticas de 1810 y 1823, la descolonización del Imperio Español; las fronteras con Brasil ya eran fronteras internacionales. Los Estados europeos han aplicado este principio en el contexto de la descomposición de los Estados federales para la antigua URSS y Yugoslavia.

Legalmente, lo único cierto es que el principio se aplica en caso de descolonización, para los Estados federales este principio se ha aplicado porque es bastante práctico, pero no es seguro que la ley lo exija; en el momento en que estos Estados federales se desintegraron, todavía no era así.

La sentencia clave que establece el principio de uti possidetis como herramienta general de descolonización es la sentencia de la Sala de la Corte en el caso de la disputa territorial entre Burkina Faso y Malí en 1986[21].

En el momento de la descolonización, se establece automáticamente una frontera, la antigua limitación administrativa colonial; cuando se pide al juez que diga o cruce la frontera exactamente, la línea uti possidetis no siempre es obvia en los territorios de difícil acceso, la Corte y el árbitro deben recurrir siempre a fechas críticas y examinar dónde estaban las fronteras administrativas.

Uti possidetis significa que usted tiene automáticamente una frontera y que no puede ser cambiada unilateralmente; esto no significa que las fronteras estén congeladas y que las fronteras no puedan ser cambiadas; puede ser cambiada por acuerdo, los estados afectados pueden concluir acuerdos y cambiar las fronteras.

En África, aún más que en otras partes, las fronteras trazadas por el colonizador fueron perfectamente arbitrarias. Por lo tanto, a menudo hay muchas razones para rectificar estas viejas fronteras, debe hacerse mediante un acuerdo; tocar las fronteras significa avanzar muy rápidamente hacia los conflictos armados.

Al mismo tiempo, no siempre se requiere un acuerdo formal; si un Estado administra una porción de un Estado más allá del uti possidetis y el otro Estado no hace nada y guarda silencio en respuesta a las reclamaciones, esta situación es suficiente para modificar la regla del uti possidetis; esto se denomina aquiescencia a las reclamaciones adversas y, en particular, al caso de la controversia territorial marítima e insular de El Salvador y Honduras[22].

El Tribunal nos dice en la página 412 de la sentencia que "es evidente que estos Estados tienen la posibilidad de modificar de común acuerdo los límites que los separan, y que ciertas formas de actividad o inactividad podrían considerarse como una aquiescencia a un límite diferente al de 1821. »

Algunas formas de actividad o inactividad son una forma de aquiescencia a la declaración adversa prolongada.

El principio de uti possidetis puede ser modificado, pero esto no debe provenir de actitudes unilaterales no acordadas, ya que plantea conflictos.

Principio general de estabilidad fronteriza[edit | edit source]

El uso possidetis es un aspecto de esto; en el derecho internacional moderno, existe un principio de estabilidad fronteriza.

Se ha expresado de diversas formas, como lo hizo la Corte de La Haya en el caso del Templo de Treah Vihar en 1962: "En términos generales, cuando dos países definen una frontera entre ellos, uno de sus principales objetivos es alcanzar una solución estable y definitiva. Esto es imposible si la ruta así establecida puede impugnarse en cualquier momento sobre la base de un procedimiento siempre abierto, y si puede solicitarse la rectificación siempre que se descubra una inexactitud en relación con una disposición del Tratado de base[23].

El principio de la estabilidad de las fronteras tiene por objeto evitar los conflictos y, en particular, los conflictos armados, y es comprensible porque la frontera es una cuestión muy delicada, la frontera define el hogar, está vinculada a una sensación de seguridad, pero también al bienestar de las poblaciones; la población y los Estados en los tiempos modernos, además, con su manera de concebir las cosas basada en la idea de la nación, aumentan aún más la sensación de perímetro y seguridad que nos distingue de los demás.

La inseguridad fronteriza genera muy fácilmente malestar porque es psicológicamente traumática.

En la práctica de los Estados se desarrolla el principio de la estabilidad de las fronteras, que tiene toda una serie de implicaciones concretas.

En el caso Libia c. el Chad, el Tribunal dijo que una frontera no puede separarse del tratado, pero que la frontera permanece si el tratado se extingue; en la sucesión de Estados en el tratado, es decir, cuando un territorio se desplaza de uno a otro, hay principios en la Convención de Viena sobre la sucesión de Estados en el tratado. En los artículos 11 y 12 se establece que los tratados establecen fronteras y que contienen estatutos territoriales.

La Convención de Viena establece que no es posible afirmar un cambio de circunstancias con respecto a una frontera incluso si las circunstancias han cambiado fundamentalmente; esto es una aplicación del principio de estabilidad fronteriza.

En una interpretación restrictiva del derecho de los Estados, no se debe tocar unilateralmente a los proveedores; cuando está en concierto todo es posible o casi posible dentro de los límites de la libre determinación de los pueblos; cuando es unilateral, se debe tener cuidado.

Efectividades[edit | edit source]

En la ley de delimitación existe, por un lado, el título, ya sea el tratado o el uso possidetis; pero sucede en la vida que las eficacias no están de acuerdo con el título, son las cosas que suceden sobre el terreno y, en particular, las que se administran.

Si tenemos una línea establecida por un tratado que deja parte del territorio al Estado A, de hecho, durante 80 años el Estado B ha estado administrando esa pequeña parte del territorio y eso no está de acuerdo con el tratado, pero hay una eficacia, una realidad que ha echado raíces. En el campo colonial, hablamos de eficacia colonial.

La pregunta es, ¿cuál es la relación entre la titularidad y la eficacia?

Como regla general, no puede haber duda de cuál es la respuesta, el título prevalece porque el tratado es la ley y la eficacia y el hecho, el hecho no puede prevalecer sobre la ley.

Esta regla no está exenta de excepciones; en primer lugar, si hay aquiescencia, es decir, la prescripción adquisitiva, la eficacia es reconocida e igualmente inducida, pero ya no es una simple eficacia, porque hay una administración efectiva del Estado que no tiene derecho, sino que el otro Estado ha consentido en que se convierta en algo bilateral, hay un ejercicio de poder; el Estado titular ha permanecido en silencio, creando una confianza en que está perdiendo interés en el territorio.

En algún momento, los tribunales consideran que la eficacia se ha convertido en ley mediante la aceptación tácita de la otra parte.

La Corte Internacional de Justicia ha considerado este tipo de problema, por un lado el título, por otro la eficacia, y le ha dado una perspectiva extremadamente matizada, como fue el caso, por ejemplo, de la disputa fronteriza entre Burkina Faso y Malí en el §63.

La Corte se refiere a cuatro posibles relaciones entre la eficacia, por un lado, y el derecho, por otro:

La efectividad corresponde al derecho, es decir, al título[edit | edit source]

La efectividad está alineada con la ley, la frontera debe cruzar por allí y ambos estados administran lo que el tratado ha afectado a los países.

La efectividad sólo se produce como confirmación del título. La Sala de la Corte pudo aplicar este principio en el caso de la controversia sobre la frontera entre El Salvador y Honduras en 1992.

El Salvador presentó con éxito toda una serie de eficacias, presentándolas como confirmación de sus títulos españoles de uti possidetis. La Sala de la Corte confirmó la lectura de El Salvador o presenta sus argumentos en la página 397 §59.

La efectividad no corresponde al título[edit | edit source]

Existe un divorcio entre ambos y una oposición entre la eficacia y la titularidad. La regla general es que se debe dar preferencia al titular de la garantía.

Una situación en la que la Corte ha tenido la oportunidad de aplicar esta norma es la disputa entre la frontera terrestre y marítima entre Camerún y Nigeria en 2002.

La Corte concluyó que en este caso había un conflicto entre los títulos convencionales de Camerún y Nigeria, que tenía la eficacia, según el título, ciertas áreas fueron asignadas a Camerún y Nigeria había entrado en estos territorios y los había administrado; según la Corte, el titular del título debe prevalecer y, por lo tanto, este territorio pertenece a Camerún.

La efectividad no coexiste con ningún título[edit | edit source]

Tenemos una efectividad, pero no título; en este caso, según el Tribunal, la efectividad debe ser tomada en consideración y muy a menudo será decisiva.

El caso de soberanía sobre Pulau Ligitan y Pulau Sipadan, es un caso de 2002 entre Indonesia y Malasia; se trata de dos pequeñas islas relativamente alejadas de la zona central de los Estados en cuestión, la Corte descarta los títulos convencionales que las partes le han presentado, porque según la interpretación que la Corte da a estos tratados no se extienden hasta el mar.

De ser así, no existe ningún título y, al mismo tiempo, los Estados sucesores no podrían adquirirlo.

¿Qué pasa si no tienes un título?[edit | edit source]

La Corte recurre a la eficacia, observa que Malasia tiene mejores resultados; la Corte observa que Indonesia no tiene ninguno que no haya realizado ningún acto de soberanía.

Malasia, por otra parte, puede hacer dos cosas: la actividad reguladora ejecutiva relacionada con la pesca, a saber, la captura de torturas y aves y la construcción y mantenimiento de faros por medio de la navegación; estas dos actividades son suficientes para otorgar a Malasia el título.

La eficacia coexiste con un título, pero el título no es claro[edit | edit source]

Esta es una situación bastante común, pero ya no está claro por dónde pasa la línea.

El tratado puede ser confuso, la línea uti possidetis o la descripción no es concluyente; en este caso en particular en el caso de la eficacia en el momento de la celebración del título, porque la eficacia inmediatamente después del momento de la descolonización tiende a mostrar lo que las partes consideran que es el título.

La presunción es que los partidos administraban el territorio asignado en ese momento, si ya no sabemos por dónde pasa la línea uti possidetis, entonces debemos referirnos a las actividades reales en el momento de la colonización, los partidos se comportaron de acuerdo a lo que habían acordado o a lo que la ley les otorgaba.

En la controversia El Salvador contra Honduras, hubo un problema con algunas islas del Golfo de Fonseca; los títulos antiguos de esta zona marginal no estaban claros, por lo que la Sala de la Corte consideró apropiado tener en cuenta la conducta real de los Estados afectados durante el período inmediatamente posterior a la independencia, determinando así la pertenencia respectiva de estas islas al Golfo de Fonseca, que traza la frontera en esta zona.

Papel de la equidad[edit | edit source]

No se trata de un papel fundamental, pero a veces no es insignificante; hay ciertos compromisos, como un acuerdo por el que una controversia se somete a un árbitro o a un juez, a veces el árbitro puede decidir en equidad, no sólo debe limitarse al título, sino también a consideraciones equitativas que reflejen la eficacia de las actividades que han creado vínculos.

El árbitro podrá, por razones de equidad, modificar el límite o trazar uno basado en lo que considere justo sólo cuando las partes estén de acuerdo, la equidad también desempeña un papel en la interpretación del título o en la subsanación de las lagunas en el título.

La primera situación es que el árbitro es libre de trazar ciertas líneas, dependiendo de lo que considere justo, si los Estados acuerdan darle esta misión, entonces el árbitro trazará la frontera.

En otros casos, el árbitro no tiene esta misión; no puede modificar la ley de acuerdo con lo que considera que es equidad. En este último caso, el árbitro está obligado por la ley y, sin embargo, la equidad puede desempeñar un cierto papel.

El árbitro aplica la ley y el tratado; hay dos papeles que la equidad puede desempeñar:

La equidad puede ser utilizada por el árbitro para interpretar el título, a veces el título no es muy claro, la descripción de la línea divisoria es confusa, los aspectos geomorfológicos han cambiado con el tiempo, así que si hay incertidumbre en un área determinada y la frontera podría cruzar aquí o allá, entonces podríamos, ya que estamos cubiertos por el título, confiar en la equidad.

Si trazamos la línea según la línea A posible según el título, pero si tomamos la línea 1 estamos en una región desértica donde hay puntos de agua que son fundamentales para la población, si tomamos la línea A los puntos de agua están todos del lado de A. Si la línea B, también posible según el título, comparte los puntos de agua 2 entre 2 o 1 contra 3, habría una razón para preferir la línea B porque comparte más equitativamente los puntos de agua que son cruciales para las poblaciones de la región.

Si el refugio no tiene la noción de modificar la ley por equidad, si la línea A es la prevista por el título y se puede decir con certeza lo que está previsto, entonces es la línea A; la suposición es que el título no es claro permitiendo la línea A o B porque es compatible con la descripción del título; la equidad puede intervenir dentro de la ley para recomendar la interpretación B en lugar de la interpretación A.

Para llenar los vacíos en el título, puede ser defectuoso en algunas áreas. El caso más radical es una line uti posidetis, si en los archivos faltan los documentos relativos a este sector de la frontera, no tenemos nada. En este caso, el juez o árbitro aplica el principio de equidad praeter legem, en los márgenes de la ley y en el fortalecimiento de la ley, llenando así un vacío, y luego fijará un límite asumiendo que las partes quieren que él fije el límite.

Sería contraproducente y no conforme si el árbitro dijera que no puede delimitar, la equidad debe ser utilizada en la frontera y en apoyo de la ley.

En el caso de la disputa territorial y marítima entre El Salvador y Honduras ante la Sala de la Corte Internacional de Justicia, había seis sectores fronterizos a lo largo de un número considerable de kilómetros que debían delimitarse, en uno de estos sectores la frontera uti possidetis ya no podía determinarse como el sector entre el nacimiento del río Negro-Quiagara y el pilar fronterizo del Malpaso de Similaton, entre estos dos puntos los títulos no eran locuaces; Por consiguiente, la Sala del Tribunal se basó en un tratado de 1869 relativo también al ámbito en cuestión y dijo que se hizo cargo de la frontera contenida en ese tratado porque le parecía justo, el tratado no era aplicable porque no había sido ratificado por los dos Estados; se emitió un tratado no vinculante para una pequeña parte de la frontera que se incluyó en la sentencia sobre la base de la equidad praeter legem, páginas 514 - 515 del Código de 1982.

Papel de los Mapas geograficas[edit | edit source]

¿Cuál es el valor de los mapas en la delimitación?

La respuesta debe buscarse en una distinción fundamental que hace la jurisprudencia. En la sentencia sobre la controversia fronteriza entre Burkina Faso y Malí, en las páginas 582 y 583 de los compendios, la distinción se hace entre las cartas de un todo que forman parte integrante de un tratado vinculante y todas las demás cartas que no forman parte integrante de un tratado y no son vinculantes. El mapa era parte del tratado se supone que es legalmente vinculante, el mapa es un estándar legal con un peso considerable que puede ser decisivo. Ese caso se menciona en una controversia fronteriza entre Somalia y Eritrea.

En todos los demás casos, los mapas son sólo fuentes de información de peso variable en función de su calidad, fiabilidad técnica y neutralidad de los organismos que los produjeron.

La jurisprudencia a veces ha mostrado molestias porque los árbitros y los jueces están inundados de ella. Las partes producen cientos de mapas, algunos de los cuales tienen un valor relativo, ya sea inexacto o contradictorio; tienen una utilidad relativamente limitada; la jurisprudencia retrocede un poco, dependiendo de las circunstancias.

Un mapa de este tipo que no forma parte de un tratado también puede ser más importante si se consiente.

Si la parte contraria acepta la pertinencia de este mapa, el laudo arbitral es pertinente entre Etiopía y Eritrea en la recopilación de los laudos arbitrales. La jurisprudencia de la página 115 nos enseña que un mapa puede cuestionar una línea y no necesariamente tiene que tener el mismo valor probatorio.

Cuando un mapa se produce sólo para confirmar o cuestionar una línea, pero no para establecer un activo, la jurisprudencia nos dice que el valor probatorio de este tipo de argumento no necesita estar sujeto a la misma fuerza de convicción.

En el caso de las delimitaciones marítimas, Estados como Libia y Túnez pueden ser fronterizos y es necesario ver dónde se extiende la frontera para separar su plataforma continental de su mar territorial. Es el caso cuando hay varios Estados con Estados enfrentados, por lo que debemos delimitar, porque esto indica que hay una superposición.

Toda esta rama del derecho es complicada porque el hecho de ser aplicada, las configuraciones son diferentes cada vez, todo esto influye en el trazado de las líneas, de ahí una rica pero detallada jurisprudencia sobre los principios aplicables en este campo.

Los principios fundamentales de las relaciones interestatales[edit | edit source]

No se trata de entrar en detalles, sino de darnos a conocer su existencia, porque este artículo 2 contiene casi todas las normas del Derecho internacional moderno.

Las Resoluciones 25 - 26 son una interpretación auténtica del Artículo 2; el Artículo 2 del Estatuto sobre fórmulas claras pero sin embargo incompletas que plantean problemas de interpretación.

La Asamblea General se ha tomado la molestia de aprobar una resolución de gran importancia, ya que se propone dar a todos una interpretación de las disposiciones del artículo 2, que añade el principio de la cooperación entre los Estados y la libre determinación de los pueblos.

Párrafo 1[edit | edit source]

« L'Organisation est fondée sur le principe de l'égalité souveraine de tous ses Membres. »

Es una formulación extraña, cáustica e incluso inesperada porque fusiona dos elementos heterogéneos entre "igualdad" y "soberanía" al especificar que uno es inseparable del otro. Un Estado no puede imponer su soberanía al otro porque esto violaría la igualdad de los soberanos.

La soberanía de 1945 tenía mala prensa, esa fue una de las razones por las que la Sociedad de Naciones se había hundido, pues las potencias agresivas habían emanado del mundo de una larga y dura guerra, una tendencia a hacer lo que uno quisiera; uno quería inferir esta soberanía en el recordatorio de la igualdad, obligando a uno a tener en cuenta al otro, porque la soberanía no es una prerrogativa que uno tenga por sí solo.

En cuanto a la "igualdad soberana", parece importante entender lo que dice y no dice, en cuanto al principio de igualdad, lo que la igualdad dice es igualdad jurídica en primer lugar, es decir, el hecho de que ningún Estado puede considerarse disminuido, no existe un Estado de segunda categoría sino la primera categoría en pie de igualdad.

No nos parece mucho, pero en 1945 no lo era, estábamos saliendo de la era de mandatos, protectorados y colonias que seguían existiendo.

En otras palabras, lo que el párrafo 1 del artículo 2 trata de lograr más allá de la igual dignidad de los Estados es también el derecho reconocido por el derecho internacional de cada Estado a tener derechos y obligaciones y a estar sujeto a los mismos derechos y obligaciones del derecho internacional general, cada Estado tiene el mismo derecho a tener derechos y obligaciones y está sujeto a las mismas leyes y obligaciones del derecho internacional general.

También está la parte de lo que la igualdad no significa; en primer lugar, sería un error decir que cada Estado tiene los mismos derechos y obligaciones en virtud del derecho internacional; esto es totalmente erróneo. Sólo existe la misma capacidad de tener derechos y obligaciones y la misma capacidad del derecho internacional general que no se aplica al derecho particular.

El Estado que ha contratado tendrá más derechos y obligaciones que le impone el tratado, el Estado que no tiene un contrato no tendrá esos derechos y obligaciones en virtud del tratado. Si tomamos la ley particular, todos los Estados difieren, cuanto más nos involucramos en situaciones legales particulares, más derechos y obligaciones tendremos.

En segundo lugar, la igualdad tampoco significa que los Estados sean iguales de facto, los Estados son iguales de jure hasta cierto punto para el derecho general, no son iguales de facto.

El Estado grande y poderoso no es de facto igual al Estado pequeño y débil, lo que no nos impide luchar por una mayor igualdad entre los Estados.

De ahí en adelante, el principio de igualdad no es una norma del ius cogens, sino que se puede renunciar a él, como ocurre en todos los sistemas de votación ponderada, o bien algunos Estados admiten que no tendrán el mismo peso en la votación. Esta situación de desigualdad debe ser aceptada por una ley particular que prevalecerá sobre la regla general de la igualdad en virtud de la regla de la lex specials que prevalece sobre la regla general de la que el tratado se aparta.

Por último, en la resolución 25-26, los Estados deben ser tratados a pesar de sus diferencias, de manera que no haya discriminación entre los Estados según sus sistemas políticos o, de lo contrario, la igualdad jurídica no pueda modularse en función de las orientaciones políticas, económicas y sociales de un Estado.

Párrafo 2[edit | edit source]

« Les Membres de l'Organisation, afin d'assurer à tous la jouissance des droits et avantages résultant de leur qualité de Membre, doivent remplir de bonne foi les obligations qu'ils ont assumées aux termes de la présente Charte. »

En el apartado 2 se trata de la cuestión de la buena fe. Esta disposición se introdujo en 1945 en respuesta a la "doctrina del trapo de papel" que algunos Estados habían aplicado desde la Primera Guerra Mundial; lo que es un tratado contra la dignidad y la supervivencia del pueblo alemán: es un trapo de papel.

No podemos tener un orden internacional basado en un mínimo de seguridad, obligamos a los Estados a cumplir esta carta de buena fe.

En términos muy breves, este párrafo recuerda pacta sund servanda, los tratados deben ser respetados, aplicados e interpretados de buena fe que impliquen al espíritu de tal manera que la carta no pretenda evitar el espíritu.

Párrafo 3[edit | edit source]

« Les Membres de l'Organisation règlent leurs différends internationaux par des moyens pacifiques, de telle manière que la paix et la sécurité internationales ainsi que la justice ne soient pas mises en danger. »

Se trata de una norma importante del derecho internacional moderno que da lugar a toda una rama del derecho internacional; a veces se dice con razón que nada puede ser más fuerte que el eslabón más débil.

Párrafo 4[edit | edit source]

« Les Membres de l'Organisation s'abstiennent, dans leurs relations internationales, de recourir à la menace ou à l'emploi de la force, soit contre l'intégrité territoriale ou l'indépendance politique de tout État, soit de toute autre manière incompatible avec les buts des Nations Unies. »

Este es un principio muy fundamental del derecho internacional moderno, ya que es un principio de gran importancia, es imposible resumirlo en ninguna palabra.

Párrafo 5[edit | edit source]

« Les Membres de l'Organisation donnent à celle-ci pleine assistance dans toute action entreprise par elle conformément aux dispositions de la présente Charte et s'abstiennent de prêter assistance à un État contre lequel l'Organisation entreprend une action préventive ou coercitive. »

Por lo tanto, la asistencia que los miembros deben a la organización cuando adopta medidas en virtud del Capítulo 7 o del Consejo de Seguridad es la que está pendiente de la adopción de medidas de mantenimiento de la paz. Todos los Estados tienen la obligación de ayudar a las Naciones Unidas en la aplicación de las sanciones.

Párrafo 6[edit | edit source]

« L'Organisation fait en sorte que les États qui ne sont pas Membres des Nations Unies agissent conformément à ces principes dans la mesure nécessaire au maintien de la paix et de la sécurité internationales. »

Este párrafo se refiere a los Estados no miembros que siguen los pasos del párrafo 5; en el párrafo 5, todos los miembros deben aplicar colectivamente las sanciones y cooperar si es necesario.

El problema de los Estados no miembros y el hecho de que no estén vinculados por la disciplina colectiva, las sanciones pueden resultar ineficaces, razón por la cual en el párrafo 6 se pide a las Naciones Unidas que se pongan en contacto con terceros Estados para que apliquen las medidas de las Naciones Unidas o, al menos, no las frustren.

Párrafo 7[edit | edit source]

« Aucune disposition de la présente Charte n'autorise les Nations Unies à intervenir dans des affaires qui relèvent essentiellement de la compétence nationale d'un État ni n'oblige les Membres à soumettre des affaires de ce genre à une procédure de règlement aux termes de la présente Charte; toutefois, ce principe ne porte en rien atteinte à l'application des mesures de coercition prévues au Chapitre VII. »

Ninguna disposición de la presente Carta autorizará a las Naciones Unidas a intervenir en los asuntos internos de los Estados.

Esta disposición no tiene mucho sentido desde el punto de vista jurídico, se incluyó porque era muy importante para algunos Estados poderosos.

Los Estados Unidos para pasar la carta al Congreso y a la URSS porque tenía una concepción morbosa de los asuntos internos, insertaron una cláusula de no intervención.

El artículo 7 sólo se refiere a la intervención de las Naciones Unidas en los asuntos internos, pero la intervención de un Estado en los asuntos internos de otro Estado es otro principio.

Las Naciones Unidas tienen una competencia reconocida en la Carta y siempre pueden ejercerla, o bien una organización no tiene competencia porque no está reconocida en la Carta. En ese momento, no puede ejercerlo, por lo que no queda nada para el principio de no intervención; sólo queda algo político, pero nada mucho más tangible.

Las competencias de las Naciones Unidas ni siquiera pueden interpretarse restrictivamente; cualquier asunto con repercusiones internacionales es competencia de las Naciones Unidas, la contraparte es que la Asamblea sólo puede recomendar la protección de la soberanía de los Estados, sólo está debatiendo.

El párrafo 7 no se aplica al Consejo de Seguridad en virtud de los artículos 7 y 14, se ha hecho una concesión política porque los Estados aman sus asuntos internos, pero esta norma no tiene mucho sentido, o uno tiene competencia y uno puede ejercerla o no tiene competencia y uno no puede ejercerla de todos modos.

El principio de no uso de la fuerza[edit | edit source]

Anexos[edit | edit source]

  • Conforti, B. (1986) Territorial Claims in Antarctica: A Modern Way to Deal with an Old Problem. Cornell International Law Journal. 19 (2), 249–258.
  • “Uti Possidetis.” Encyclopædia Britannica, Encyclopædia Britannica, Inc., www.britannica.com/topic/uti-possidetis.
  • Uti Possidetis Iuris - International Law - Oxford Bibliographies, 19 Sept. 2018, www.oxfordbibliographies.com/view/document/obo-9780199796953/obo-9780199796953-0065.xml.

Referencias[edit | edit source]

  1. Sahara occidental, avis consultatif; C.I.J. Recueil 1975, p. 12. (COUR INTERNATIONALE DE JUSTICE RECUEIL DES ARRÊTS, AVIS CONSULTATIFS ET ORDONNANCES SAHARA OCCIDENTAL AVIS CONSULTATIF DU 16 OCTOBRE 1975)
  2. Sahara occidental, avis consultatif; C.I.J. Recueil 1975, p. 12. (COUR INTERNATIONALE DE JUSTICE RECUEIL DES ARRÊTS, AVIS CONSULTATIFS ET ORDONNANCES SAHARA OCCIDENTAL AVIS CONSULTATIF DU 16 OCTOBRE 1975)"Dans la présente affaire, les renseignements dont la Cour dispose montrent qu'au moment de la colonisation espagnole il existait de nombreux liens d'ordre racial, linguistique, religieux, culturel et économique entre des tribus et émirats dont les populations habitaient la région saharienne qui fait aujourd'hui partie du territoire du Sahara occidental et de la République islamique de Mauritanie. Cependant ces renseignements révèlent aussi l'indépendance des émirats et de nombre de ces tribus les uns à l'égard des autres et, malgré certaines formes d'activité commune, l'absence d'institutions ou d'organes, même réduits au minimum, qui leur auraient été commun. La Cour ne peut donc conclure que les éléments en sa possession permettent de considérer que les émirats et tribus existant dans la région constituaient, suivant une autre expression utilisée par la Cour dans l'affaire de la Réparation des dommages subis au service des Nations Unies, « une entité capable d'être bénéficiaire d'obligations incombant à ses membres » (ibid., p. 178). Que l'on définisse l'ensemble mauritanien comme le Bilad Chinguitti, ou comme la nation chinguittienne ainsi que la Mauritanie le suggère, ou encore comme une forme de ligue ou d'association, la difficulté demeure qu'il n'avait pas le caractère d'une personne ou d'une entité juridique distincte des divers émirats et tribus qui le constituaient. On ne peut donc accepter la thèse suivant laquelle le il ad Chinguiti aurait été une « entité » ou un « ensemble » mauritanien jouissant d'une certaine forme de souveraineté au Sahara occidental"
  3. PUBLICATIONS DE LA COUR PERMANENTE DE JUSTICE INTERNATIONALE SÉRIE A - N10; Le 7 septembre 1927 - RECUEIL DES ARRETS AFFAIRE DU « LOTUS »)
  4. AFFAIRE DU DÉTROIT DE CORFOU (FOND) - arrêt du 9 avril 1949; Résumés des arrêts, avis consultatifs et ordonnances de la Cour internationale de Justice - Document non officiel
  5. COUR INTERNATIONALE DE JUSTICE RECUEIL DES ARRÊTS, AVIS CONSULTATIFS ET ORDONNANCES - AFFAIRE DU DETROIT DE CORFOU (FOND) - ARRET DU 9 AVRIL 1949
  6. 117 Ib 337 - Extrait de l'arrêt de la Ire Cour de droit public du 14 octobre 1991 dans la cause P. contre Office fédéral de la police (recours de droit administratif)
  7. "¡Pobre México! ¡Tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos!"
  8. "Pobre México tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos. En realidad fue escrita por Nemesio García Naranjo, intelectual regiomontano" - Malos Vecinos, Ángeles González Gamio; La Jornada
  9. C.I J. Mémoires, 49aire Nottebohm (Liechtenstein c. Guatemala), vol. I
  10. COUR INTERNATIONALE DE JUSTICE RECUEIL DES ARRETS, AVIS CONSULTATIFS ET ORDONNANCES - AFFAIRE NOTTEBOHM (LIECHTENSTEIN c. GUATEMALA) - ARRÊT DU 18 NOVEMBRE 1953
  11. COUR INTERNATIONALE DE JUSTICE RECUEIL DES ARRETS, AVIS CONSULTATIFS ET ORDONNANCES - AFFAIRE NOTTEBOHM (LIECHTENSTEIN c. GUATEMALA), DEUXIÈME PHASE - ARRÊT DU 6 AVRIL 1955
  12. 0.748.131.934.91 - Texte original Convention entre la Suisse et la France concernant l'aménagement de l'aéroport de Genève-Cointrin et la création de bureaux à contrôles nationaux juxtaposés à Ferney-Voltaire et à Genève-Cointrin Conclue le 25 avril 1956 Approuvée par l'Assemblée fédérale le 5 oct. 1956 Entré en vigueur le 6 mars 1958
  13. Dufourcq Bertrand. 2+4 ou la négociation atypique. In: Politique étrangère N°2 - 2000 - 65e année pp. 467-484. doi : 10.3406/polit.2000.4952 url : http://www.persee.fr/web/revues/home/prescript/article/polit_0032-342x_2000_num_65_2_4952
  14. Traité portant règlement définitif concernant l'Allemagne, Digithèque de matériaux juridiques et politiques
  15. COUR INTERNATIONALE DE JUSTICE RECUEIL DES ARRÊTS, AVIS CONSULTATIFS ET ORDONNANCES AFFAIRE DU DIFFÉREND TERRITORIAL (JAMAf-IIRIYA ARABE LIBYENNEITCHAD) - Arrêt du 3 février 1994
  16. Koskenniemi Martti. L'affaire du différend territorial Tchad/Libye (arrêt de la Cour internationale de Justice du 3 février 1994). In: Annuaire français de droit international, volume 40, 1994. pp. 442-464. doi : 10.3406/afdi.1994.3202 url : http://www.persee.fr/web/revues/home/prescript/article/afdi_0066-3085_1994_num_40_1_320
  17. Dyjgrend territorial (Jurnuhiriyu arabe libyenne/Tclzad), arrêt, C.I. J. Recueil 1994, p. 37
  18. Borella François. Le régionalisme africain en 1964. In: Annuaire français de droit international, volume 10, 1964. pp. 621-637. doi : 10.3406/afdi.1964.1782 url : http://www.persee.fr/web/revues/home/prescript/article/afdi_0066-3085_1964_num_10_1_1782
  19. Sorel Jean-Marc, Mehdi Rostane. L'uti possidetis entre la consécration juridique et la pratique : essai de réactualisation. In: Annuaire français de droit international, volume 40, 1994. pp. 11-40. doi : 10.3406/afdi.1994.3181 url : http://www.persee.fr/web/revues/home/prescript/article/afdi_0066-3085_1994_num_40_1_3181
  20. SEPARATE OPINION OF JUDGE YUSUF about Uti possidetis juris and the OAU/AU principle on respect of borders are neither identical nor equivalent
  21. COUR INTERNATIONALE DE JUSTICE RECUEIL DES ARRÊTS, AVIS CONSULTATIFS ET ORDONNANCES - AFFAIRE DU DIFFÉREND FRONTALIER (BURKINA FASO/RÉPUBLIQUE DU MALI), arrêt du 22 décembre 1986
  22. COUR INTERNATIONALE DE JUSTICE RECUEIL DES ARRÊTS, AVIS CONSULTATIFS ET ORDONNANCES - AFFAIRE DU DIFFÉREND FRONTALIER TERRESTRE, INSULAIRE ET MARITIME (EL SALVADOR/HONDURAS) , ORDONNANCE DU 13 DÉCEMBRE 1989
  23. Cot Jean-Pierre. L'arrêt de la Cour internationale de Justice dans l'affaire du temple de Préah Vihéar (Cambodge c. Thaïlande - Fond). In: Annuaire français de droit international, volume 8, 1962. pp. 217-247. doi : 10.3406/afdi.1962.969 url : http://www.persee.fr/web/revues/home/prescript/article/afdi_0066-3085_1962_num_8_1_969