Actions

Los Estados Unidos de América, Norte y Sur, hacia 1850: inmigración y esclavitud

From Baripedia


Expansión territorial[edit | edit source]

Desplazamiento forzado de amerindios[edit | edit source]

Une pyramide de crânes de bisons destinés à servir de fertilisants, au milieu des années 1870.

De 1820 a 1850 el territorio de los Estados Unidos continuó expandiéndose hacia el oeste y el sur. Ya en la década de 1830, el primer gran impulso fue el desplazamiento forzado de las naciones amerindias a Oklahoma y a los nuevos territorios adquiridos después de que Napoleón vendiera Luisiana. Estos desplazamientos son forzados y acompañados por la matanza de búfalos.

El equilibrio entre los estados esclavos y los estados libres[edit | edit source]

La expansión hacia el Oeste y el Este hacia el Sur cuestiona el precario equilibrio entre los estados esclavos y no esclavos, recordando el compromiso de Missouri declarado un estado libre contra la creación del Estado de Maine, que fue tomado del estado no esclavista de Massachusetts para mantener el equilibrio en el Senado.

El texto de la Declaración de Independencia de Texas.

La expansión contra México cuestiona la cuestión del equilibrio. Ya en 1835, 35.000 anglosajones de los Estados Unidos se establecieron en Texas, que entonces era mexicano con sus esclavos en el empuje de la expansión del algodón y a pesar del hecho de que en 1829 la esclavitud fue abolida en México. Estos nuevos migrantes oprimen a los mexicanos nativos y a sus esclavos. En 1836 los anglosajones lucharon contra las tropas mexicanas y proclamaron la independencia de la República de Esclavitud de Texas mientras pedían la anexión a los Estados Unidos[1]. El Congreso de los Estados Unidos reconoce la independencia de Texas, pero se niega a anexionarla, ya que esto cambiaría el equilibrio a favor de la esclavitud en el Senado[2][3][4][5][6][7][8].

James Knox Polk (1795-1849) es el undécimo Presidente de los Estados Unidos. Fue elegido para un mandato de 1845 a 1849.

Al mismo tiempo en Oregon hay un gran empuje contra los amerindios que todavía viven allí y una colonización que es declarada un territorio libre de esclavitud.

Frente a esto, los estados del Sur esclavo reaccionaron con fuerza, logrando unirse en torno a la candidatura de un presidente del Sur, esclavo y expansionista que se autodenominó James Polk elegido presidente en 1844[9][10].

Bajo Polk, Florida y Texas entraron a la Unión como estados, en 1846 los Estados Unidos declararon la guerra en México contra el consejo de los estados del norte[11][12][13][14][15][16][17][18].

Prise de Mexico par les troupes U.S. par Carl Nebel dans The War Between the United States and Mexico, Illustrated (1851).

La guerra de México añadirá California, Arizona y Nuevo México a cambio del pago de 15 millones de dólares a México. Esto fue seguido por la fiebre del oro a California, que atrajo a miles de chinos que se establecieron en la costa oeste de los Estados Unidos[19][20].

Durante la conquista de Occidente, cientos de indios fueron masacrados al mismo tiempo que Oregón fue anexado. El territorio se convierte prácticamente en el territorio de los Estados Unidos hoy en día. Tenemos muchas preguntas.

Seguimos teniendo un sistema bipartidista, pero el sistema está cambiando. En 1828, pasamos de un sistema en el que teníamos a los republicanos demócratas que querían limitar el poder federal contra los federalistas que querían un gobierno federal fuerte a un sistema en el que tenemos a los demócratas que son el partido de los esclavistas del Sur, en reacción al racismo de los inmigrantes irlandeses que se convierten en ciudadanos en el Norte, el Partido Federalista se convierte en el Partido Whig y toma el nombre del Partido Republicano que representa a la industria y al comercio del Nordeste.

Lo que hay que ver es que estos dos partidos están a favor de la conquista de Occidente, que se considera una parte natural de los Estados Unidos[21][22].

Tesis del Destino Manifiesto de los Estados Unidos (1845)[edit | edit source]

Esta obra, pintada hacia 1872 por John Gast con el título de American Progress, es una representación alegórica del "Destino Manifiesto". En esta escena, una mujer angélica (a veces identificada como Colombia, la personificación de los Estados Unidos en el siglo XIX), lleva la luz de la "civilización" hacia Occidente con colonos americanos, cableando el telégrafo a su paso. Los amerindios y los animales salvajes huyeron a la oscuridad del salvaje oeste.

Fue en este contexto que en 1845 O'Sullivan publicó un artículo cuya tesis se convirtió en el centro de la política exterior estadounidense[23][24][25].

El Destino manifiesto de los Estados Unidos, el destino de extender su poder y su población anglosajona fue decidido por la "divina providencia" que les dio este territorio para crecer y progresar [26][27]. Esta tesis tiene una dimensión racista, porque argumenta que la historia de los Estados Unidos demuestra la indiscutible superioridad deseada por el dios anglosajón sobre cualquier otra raza destinada a ser sometida o aniquilada en la expansión de la población blanca. Entre las subrazas se encuentran los indios, los africanos esclavizados, los mexicanos y todos los mestizos.

Después de la anexión de todo el sur y suroeste de México por los Estados Unidos, se tomó más o menos la decisión de detener la colonización masiva de nuevas tierras americanas. Esto no significa que la tesis del destino manifiesto se detenga.

La tesis continuará en la forma de una política de dominación estadounidense en el Caribe y en el resto de las Américas y luego en todo el mundo sin necesidad de anexionarse. Es otra dominación, económica, financiera y militar.

Esta tesis se desvanece en este momento de la historia, porque habían intentado en particular durante la guerra contra los ingleses en 1812, que se perdió para expandirse hacia el norte, por lo que acordaron detener su expansión fronteriza.

1850: Frágil compromiso entre los estados esclavos y los estados libres[edit | edit source]

29 de enero de 1850: Henry Clay presenta el compromiso al Senado.

El territorio es complejo entre los estados esclavistas del Sur y los estados que han abolido la esclavitud en el Este, al mismo tiempo hay nuevos territorios para comprar a Napoleón aún no conquistados y territorios tomados de California.

Existe el problema de saber qué hacer con el equilibrio entre los Estados esclavistas y los Estados no esclavistas. La cuestión es que si hay una mayoría de estados esclavistas, tendrían una mayoría en el Senado que podría legalizar la esclavitud en todo el país, mientras que una mayoría de estados no esclavistas podría abolir la esclavitud en todo el país.

En 1850, el Congreso adoptó un nuevo compromiso admitiendo a California como un estado sin esclavitud pero dejando el tema abierto para nuevos territorios. Este compromiso no duró mucho, ya que el tema de la esclavitud dominó la política hasta la elección de Abraham Lincoln en 1861, que fue abolicionista y condujo a la Guerra Civil[28][29][30][31][32][33][34] .

El Norte: Revolución del mercado e inmigración[edit | edit source]

La revolución del mercado[edit | edit source]

Los Estados Unidos en 1820.
Los nuevos ferrocarriles americanos, fotografía anónima de 1860.

Durante los años 1820-1860, las diferencias entre los estados del norte y del sur continuaron aumentando. El Norte se está urbanizando e industrializando rápidamente, hacia mediados del siglo XIX se produjo la "Revolución del Mercado".

Es una revolución que incluye el rápido desarrollo del transporte, a diferencia de los Estados latinoamericanos, no es sólo un transporte para la exportación, sino también para la integración de los Estados en una lógica de integración territorial con el fin de integrar el Norte al Sur y el Este al Oeste.

La comercialización es la transición de la semiautonomía de las familias y comunidades, es la transición del trueque al intercambio de bienes a cambio de dinero. Hasta entonces, las comunidades de colonos vivían al margen del comercio y del dinero.

La industrialización es la transición de la producción manual a la producción a máquina y también la adopción de la idea de piezas de repuesto producidas en serie.

La industrialización también se caracteriza por la construcción de grandes industrias en las que se producirán cambios sociales masivos, ya que el porcentaje de trabajadores asalariados en el total de la población activa aumentó del 10% en 1800 al 40% en 1860.

Évolution de la croissance économique aux États-Unis (1700–1850).

Casi todo el noreste se ha convertido de hecho en una región donde los trabajadores son asalariados, distanciándose del ideal del mito fundador de los Estados Unidos, que eran los campesinos libres y autónomos que se asentaban en sus tierras. Entre los empleados, casi la mitad son mujeres, jóvenes que trabajan durante algunos años en la industria textil antes de casarse. Estas mujeres trabajan en estas fábricas, con lo que contribuyen a los ingresos de la familia, que tiene contribuciones en efectivo para comprar cosas.

Mujeres y hombres trabajaron durante días enormes mientras que por la noche muchos estudian. Las mujeres también trabajan con contratos domésticos con fábricas, pagados con un salario escaso, especialmente para coser ropa con máquinas Singer. Esto cambiará la economía de las familias, ya que las mujeres harán las tareas domésticas, pero además coserán para generar ingresos adicionales.

La profesión de maestro de escuela se desarrolla gracias al desarrollo de escuelas públicas más compatibles con el ideal de una madre más compatible con la ideología burguesa.

En el mundo obrero, la explotación es extremadamente fuerte, los medios de lucha son limitados; no son muy efectivos, porque como en América Latina hay abundancia de trabajadores, pero es por diferentes razones.

Inmigración[edit | edit source]

Little Italy en New York, ca.1900.
Inmigrantes llegando a Ellis Island, 1902.

Hay una explosión demográfica, porque la población ya presente se reproduce a altas tasas y entre 1820 y 1860 hubo la llegada de 5 millones de inmigrantes que contribuyeron a esta explosión. En total, la población aumentó de 5,3 millones en 1800 a 31,5 millones en 1860, es decir, seis veces más.

Inmigrantes que huían de Europa primero de las guerras napoleónicas[35], luego de la Europa de la industrialización, de la pobreza extrema y de la Europa de la destrucción de la agricultura y de la pequeña agricultura; en 1848 fue no sólo la primavera de los pueblos, sino también el año del manifiesto del Partido Comunista de Marx y Engels para denunciar las condiciones de trabajo. También hay hambrunas y persecución religiosa.

Para los irlandeses, fue también el período de la enfermedad de la patata el que mató a un millón de irlandeses entre 1845 y 1849. Así, los irlandeses contribuirán en un 45% a la inmigración entre 1830 y 1860.

Las rutas utilizadas por el Ferrocarril Subterráneo.

Algunos de estos inmigrantes, principalmente alemanes y escandinavos, se establecieron en el todavía rural Medio Oeste. Otros que son muy pobres y no tienen experiencia agrícola permanecen en las ciudades portuarias, particularmente en Nueva York y Boston. En ese momento, la mitad de los residentes de la ciudad de Nueva York eran inmigrantes, mientras que en Boston los inmigrantes constituían un tercio de la población.

La otra migración es la migración de los negros del sur, que son casi exclusivamente negros libres que abandonan el sur, que se convierten cada vez más en esclavos, y de unos pocos cientos de esclavos fugitivos que se refugian en el norte gracias al "underground railroad", una red secreta de pasadizos a través de los bosques y refugios protegidos creados por los cuáqueros[36][37][38][39][40].

La brecha entre ricos y pobres[edit | edit source]

La brecha entre ricos y pobres se está ampliando. Los pobres se amontonan en los barrios pobres de las ciudades al mismo tiempo que se está formando una aristocracia de financieros y multimillonarios, son familias que provienen de la élite de comerciantes que ya existían durante el período colonial, incluyendo a Roosevelt[41][42] y Whitney[43][44]. Fue en esta época cuando se construyó el Central Park de Nueva York para los ricos.

Central Park durante su construcción.
Fotografía de Victor Prevost, 1862.

En 1860, el 5% de las familias más ricas de los Estados Unidos poseían más de la mitad de la riqueza de la nación. Hoy en día, el 2% de la humanidad posee el 50% de la riqueza del mundo y, por el contrario, el 50% de la humanidad sólo posee el 1% de la riqueza del mundo.

En ciudades como Nueva York hay pobreza y riqueza extremas que causan violencia y disturbios contra los más pobres y vulnerables, incluidos los irlandeses y los negros. Después de estos acontecimientos, los irlandeses votaron masivamente demócratas en reacción a los republicanos; el origen de la dinastía Kennedy echó raíces en ese momento[45][46].

Los afroamericanos libres fueron las otras víctimas principales de este período, ya que fueron acusados de saturar el mercado laboral, reducir los salarios y ser blanco de disturbios urbanos; la segregación y el racismo también dominaron en el Norte. Esto es una paradoja, porque a medida que aumenta el número de Estados en la Unión, una mayor proporción de Estados ha democratizado el sufragio masculino, pero al mismo tiempo una mayor proporción de Estados excluye a los negros del voto debido a su raza.

En 1850, sólo Massachusetts, Vermont y Maine concedieron igualdad a los negros. En Massachusetts, los negros pueden testificar, en California no pueden testificar contra los blancos, en todos los estados del norte están segregados o excluidos de ciertos lugares públicos, así como de casi todos los empleos calificados e industriales y asociaciones de trabajadores.

Los negros se ven obligados a vivir en guetos y a crear sus propias instituciones y a aceptar trabajos mucho menos remunerados como los irlandeses. A pesar de todo esto, el número de negros en el Norte está aumentando considerablemente, particularmente en Filadelfia, Nueva York y Cincinnati, a pesar de que representan sólo el 2% de la población total.

El Sur: la esclavitud de los negros y el privilegio de los blancos[edit | edit source]

En el sur de los Estados Unidos, los años 1800-1860 fueron años de gran crecimiento y prosperidad para algunos. Nuevas tierras son conquistadas y pobladas por gente libre y esclavos.

Cotton King[edit | edit source]

Fotografía panorámica de una plantación de algodón de 1907, titulada "King Cotton".

Esta es la era del Cotton King porque la industria textil en Inglaterra y el norte de los Estados Unidos está en auge y demanda cada vez más algodón.

Con la invención de la desmotadora de algodón, la producción siguió aumentando y se hizo más técnica a medida que las tierras productoras de algodón se ampliaban y el número de esclavos aumentaba.

Una sembradora de algodón (1869).

En 1800, el algodón representaba sólo el 7% de las exportaciones estadounidenses, en 1820 el 32% y en 1850 el 58%. Esto demuestra el enorme peso que tienen los Estados del Sur en la política y la economía nacionales. Al mismo tiempo, el número de esclavos aumentó de 460.000 en 1770 en las trece colonias, 1,5 millones en 1820 y más de 4 millones en 1860. La importación de esclavos siguió siendo ilegal después de la prohibición de 1808.

La explicación principal es el crecimiento natural, porque las condiciones de vida son mejores que las de los esclavos que viven en cabañas familiares, todos estos esclavos alcanzarán esta enorme cifra de 4 millones en vísperas de la Guerra Civil, de los cuales 2 millones trabajan en plantaciones de algodón.

Una vez más, vemos los modos de producción arcaicos y modernos que coexisten. Los esclavos viven en condiciones rudimentarias, pero es una producción muy organizada, y también es un período en el que los traficantes de esclavos funcionan muy bien.

Al mismo tiempo, la sociedad evolucionará entre blancos libres y negros esclavos. Los afroamericanos libres están a lo sumo en un 17% en Delaware, en los otros estados están por debajo del 1%. Es una sociedad dicotómica donde los esclavos realizan un enorme trabajo en las plantaciones, el azúcar, el arroz, el añil, el trabajo doméstico, la minería, el transporte, la construcción, la industria y la madera.

La brecha entre blancos ricos y pobres[edit | edit source]

Entre 1820 y 1850, la sociedad del Sur no cambió mucho en comparación con la del Norte, aunque la brecha entre ricos y pobres se amplió. El sur sigue siendo rural y está dominado por la esclavitud. Casi todos los afroamericanos son esclavos, y son los esclavos los que representan la mano de obra permanente calificada y no calificada, beneficiando a todos los blancos.

Entre los blancos, sólo el 1,5% posee más de 5 esclavos, el 64% no los posee, pero aún así se beneficia de ellos. Entre los que no tienen esclavos, hay blancos muy pobres que se benefician indirectamente de la esclavitud porque los peores trabajos los realizan siempre los esclavos. Los pequeños blancos, que a menudo proporcionan alimentos básicos a los grandes granjeros de esclavos, son pagados a cambio por el préstamo de esclavos para hacer los trabajos peores o más duros; hay esclavos en préstamo.

Más profundamente, seguimos creyendo en el ideal de libertad y autonomía del campesino independiente encarnado por el Partido Demócrata. En el Sur, la libertad de los blancos depende de la permanencia de la esclavitud.

Para entender la guerra de secesión, es necesario entender que incluso los blancos más pobres viven en una sociedad donde ven la continua humillación en la que viven los esclavos, que refleja su propia libertad y situación privilegiada[47][48][49].

Básicamente, cuando se vive con gente pobre, se tiene la ilusión de ser libre y superior con el privilegio de la piel blanca, que hace igual a los agricultores más ricos reforzados por una legislación fundamentalmente racista. En el Sur, los esclavos no sólo están excluidos, sino que la mayoría de los negros y los afroamericanos libres están excluidos de los derechos de los más pobres. Esto refuerza la conciencia de ser parte de una aristocracia, es la extrema rigidez de la separación entre negros y blancos lo que permite a los blancos más pobres creer en el privilegio de la piel blanca, incluso si esta brecha entre ricos y pobres entre los blancos se amplía. Es gracias a esta creencia que los grandes plantadores del Sur podrán movilizar a los blancos detrás del Partido Demócrata para defender la esclavitud en la Guerra Civil.

Anexos[edit | edit source]

Referencias[edit | edit source]

  1. Nacional, Defensa. “2 De Marzo De 1836, Texas Declara Su Independencia.” Gob.mx, www.gob.mx/sedena/documentos/2-de-marzo-de-1836-texas-declara-su-independencia.
  2. Barker, Nancy N. (July 1967). "The Republic of Texas: A French View". The Southwestern Historical Quarterly. 71.
  3. Calore, Paul (2014). The Texas Revolution and the U.S.–Mexican War A Concise History. Jefferson, NC: McFarland. ISBN 978-0-7864-7940-5.
  4. Edmondson, J.R. (2000). The Alamo Story: From Early History to Current Conflicts. Plano, TX: Republic of Texas Press. ISBN 1-55622-678-0.
  5. Hardin, Stephen L. (1994). Texian Iliad – A Military History of the Texas Revolution. Austin, TX: University of Texas Press. ISBN 0-292-73086-1. OCLC 29704011.
  6. Vazquez, Josefina Zoraida (July 1985). translated by Jésus F. de la Teja. "The Texas Question in Mexican Politics, 1836–1845". The Southwestern Historical Quarterly. 89.
  7. Weber, David J. (1992). The Spanish Frontier in North America. Yale Western Americana Series. New Haven, CT: Yale University Press. ISBN 0-300-05198-0.
  8. Winders, Richard Bruce (2004). Sacrificed at the Alamo: Tragedy and Triumph in the Texas Revolution. Austin, TX: State House Press. ISBN 1-880510-81-2.
  9. Morrison, Michael A. "Martin Van Buren, the Democracy, and the Partisan Politics of Texas Annexation". Journal of Southern History 61.4 (1995): 695–724. ISSN 0022-4642. Discusses the election of 1844. online edition.
  10. Polk, James K. The Diary of James K. Polk During His Presidency, 1845–1849 edited by Milo Milton Quaife, 4 vols. 1910. Abridged version by Allan Nevins. 1929, online.
  11. Smith, Justin Harvey. The War with Mexico, Vol 1. Vol 2. (2 vol 1919).
  12. Ortega Blake, Arturo. Frontera de papel, tres hermanos en la Guerra México-Estados Unidos. México: Grijalbo, Random House Mondadori, 2004. ISBN 970-05-1734-9.
  13. John S.D. Eisenhower. "So Far from God: The U.S. War with Mexico, 1846-1848". UNIVERSITY of OKLAHOMA PRESS Norman, 1989.
  14. Crawford, Mark; Heidler, Jeanne; Heidler (eds.), David Stephen (1999). Encyclopedia of the Mexican War. ISBN 978-1-57607-059-8.
  15. Bauer, Karl Jack (1992). The Mexican War: 1846–1848. University of Nebraska Press. ISBN 978-0-8032-6107-5.
  16. Guardino, Peter. The Dead March: A History of the Mexican-American War. Cambridge: Harvard University Press (2017). ISBN 978-0-674-97234-6
  17. Henderson, Timothy J. A Glorious Defeat: Mexico and Its War with the United States (2008)
  18. Meed, Douglas. The Mexican War, 1846–1848 (2003). A short survey.
  19. Ralph K. Andrist (2015). The Gold Rush. New Word City. p. 29.
  20. "Gold rush". Encyclopædia Britannica. 2008
  21. Billington, Ray Allen, and Martin Ridge. Westward Expansion: A History of the American Frontier (5th ed. 2001)
  22. Billington, Ray Allen. The Far Western frontier, 1830–1860 (1962), Wide-ranging scholarly survey; online free
  23. "Annexation": The July–August 1845 editorial in which the phrase "Manifest Destiny" first appeared
  24. Johannsen, Robert W. "The Meaning of Manifest Destiny", in Sam W. Hayes and Christopher Morris, eds., Manifest Destiny and Empire: American Antebellum Expansionism. College Station, Texas: Texas A&M University Press, 1997. ISBN 0-89096-756-3.
  25. Sampson, Robert D. John L. O'Sullivan and His Times. (Kent State University Press, 2003) online
  26. "Es nuestro destino manifiesto desplegarnos en el continente confiado por la Providencia para el libre desarrollo de nuestra creciente multitud. "("It is our manifest destiny to overspread the continent alloted by Providence for the free development of our yearly multiplying million"
  27. Howard Zinn, Une Histoire populaire des États-Unis, 1980, Trad.fr. Agone 2002, p.177
  28. Compromise of 1850
  29. Compromise of 1850 and related resources from the Library of Congress
  30. Texas Library and Archive Commission Page on 1850 Boundary Act
  31. Map of North America at the time of the Compromise of 1850 at omniatlas.com
  32. Hamilton, Holman (1954). "Democratic Senate Leadership and the Compromise of 1850". The Mississippi Valley Historical Review. 41 (3): 403–18. doi:10.2307/1897490. ISSN 0161-391X. JSTOR 1897490.
  33. Russel, Robert R. (1956). "What Was the Compromise of 1850?". The Journal of Southern History. Southern Historical Association. 22 (3): 292–309. doi:10.2307/2954547. ISSN 0022-4642. JSTOR 2954547.
  34. Waugh, John C. On the Brink of Civil War: The Compromise of 1850 and How It Changed the Course of American History (2003)
  35. Childs, Frances Sergeant. French Refugee Life in the United States: 1790-1800, an American Chapter of the French Revolution. Philadelphia: Porcupine, 1978. Print.
  36. Blackett, R.J.M. (2013). Making Freedom: The Underground Railroad and the Politics of Slavery. Chapel Hill, NC: University of North Carolina Press.
  37. Curtis, Anna L. (1941). Stories of the Underground Railroad. Archived from the original on March 31, 2012. (Stories about Thomas Garrett, a famous agent on the Underground Railroad)
  38. Frost, Karolyn Smardz (2007). I've Got a Home in Glory Land: A Lost Tale of the Underground Railroad. New York: Farrar, Straus and Giroux.
  39. Larson, Kate Clifford (2004). Bound For the Promised Land: Harriet Tubman, Portrait of an American Hero. New York: Ballantine Books. ISBN 0-345-45627-0.
  40. Still, William (1872). The Underground Railroad: A Record of Facts, Authentic Narratives, Letters, &c., Narrating the Hardships, Hair-Breadth Escapes and Death Struggles of the Slaves in Their Efforts for Freedom, As Related by Themselves and Others, or Witnessed by the Author. Philadelphia: Porter & Coates. (Classic book documenting the Underground Railroad operations in Philadelphia).
  41. Collier, Peter; David Horowitz (1994). The Roosevelts: An American Saga. Simon & Schuster. ISBN 0-671-65225-7.
  42. Schriftgiesser, Karl (1942). The Amazing Roosevelt Family, 1613–1942. Wildred Funk, Inc.
  43. William Richard Cutter. Genealogical and Personal Memoirs Relating to the Families of Boston and Eastern Massachusetts, Volume 3 (Boston: Lewis Historical Publishing Company, 1908) pp. 1400–1401. https://books.google.com/books?id=qaK9Vz1UdDcC
  44. "Racing Proud of Whitney Heritage: Three Generations of Family Prominent on American Scene; Among Founders of Jockey Club, Campaigned Abroad; Owned Two Derby Winners". Daily Racing Form at University of Kentucky Archives. 1956-05-05.
  45. Maier, Thomas (2003). The Kennedys: America's Emerald Kings. Basic Books. ISBN 978-0-465-04317-0.
  46. The Kennedy Family. The JFK Library
  47. Frank Lawrence Owsley, "The Confederacy and King Cotton: A Study in Economic Coercion," North Carolina Historical Review 6#4 (1929), pp. 371–397 in JSTOR
  48. Frank Lawrence Owsley. King Cotton Diplomacy: Foreign relations of the Confederate States of America (1931).
  49. Ashworth, John (2008). Slavery, capitalism, and politics in the antebellum Republic. 2. p. 656.