Actions

¿Qué es la guerra?

De Baripedia

Alexandre y Darío cara a cara Museo Arqueológico Nacional de Nápoles.

Vamos a desarrollar reflexiones sustantivas y trabajar sobre la cuestión de cómo una ciencia, en este caso, la ciencia política, ha logrado entender la guerra bien o mal. Estamos en una fase muy importante de desafortunada transformación de las guerras en el planeta y al mismo tiempo vamos a tratar el tema desde el punto de vista de la ciencia política.

La guerra es ante todo un fenómeno de lucha entre poderes estatales, es decir, entre gobiernos y pensar en el conflicto como un objeto de conflicto entre Estados-nación. A partir del siglo XIX comenzó la guerra partidista. Es un cambio de naturaleza, porque son individuos que van a la guerra contra un estado. Por otra parte, otro retroceso conceptual es preocupante, porque estamos entrando en guerras que ya no tienen razón para detenerse.

¿Por qué la ciencia política se interesó por la guerra?[modifier | modifier le wikicode]

La ciencia política se ocupa de la guerra porque es un componente de la condición humana. Todas las sociedades se han encontrado en el camino de la guerra. La suerte que Europa ha tenido al no conocer la guerra desde 1945, con la excepción de la antigua Yugoslavia, es algo muy raro en la historia de la humanidad.

Existe también una concomitancia histórica entre la guerra y el nacimiento de la ciencia política. La ciencia política nacerá como discípula en un momento en el que cuestionamos la capacidad de convivencia, es decir, en torno a la Primera Guerra Mundial. Por otro lado, el siglo XXI será el siglo de las guerras con guerras entre Estados Unidos y España, Gran Bretaña, Japón es el choque de dos guerras mundiales.

Las guerras revolucionarias nacerán de la descolonización. Es el hecho de que el mundo congelado implica por el peso de las reivindicaciones identitarias y la autonomía frente a las colonizaciones. El problema de la guerra nuclear pronto surgirá dos veces, conduciendo a la potencial tercera guerra mundial con la Guerra de Corea y la crisis de los misiles cubanos. En tiempos contemporáneos, las guerras de la ONU emergieron con las guerras del Golfo y la guerra de Afganistán.

Estamos en un mundo en guerra que va a llegar muy lejos y luego llega hasta el terrorismo. Las implicaciones del 11 de septiembre para las guerras en Afganistán han sido probadas.

Las consecuencias son particularmente importantes, especialmente las humanas. En el momento de la guerra de Solferino, hubo 40.000 muertos militares y 1 civil. La Primera Guerra Mundial provocó pérdidas de 50% del personal militar y 50% de civiles, a medida que cambió la estrategia. La estrategia es una economía de guerra, un gran esfuerzo bélico que toma a la gente como rehenes.

¿Qué es la guerra?[modifier | modifier le wikicode]

La economía de la guerra ha cambiado su naturaleza, son las guerras de duración que se están arraigando. Esta economía de guerra, que deberá poner las herramientas de producción al servicio del armamento, tendrá repercusiones estratégicas.

La economía de la guerra, que tendrá que poner las herramientas de producción al servicio de la industria armamentística, tendrá consecuencias para el fin de la estrategia, por lo que el objetivo es destruir las herramientas de producción. Entramos en guerras donde tenemos el 10% de muertes militares y el 90% de muertes civiles.

La primera inversión es que es interesante preguntarse sobre la guerra, porque es una inversión de normalidad que es la paz, nos quedamos en civilización. Lo que vemos es que la guerra es un tiempo suspendido, que paradójicamente es la continuidad del debate en otra forma, porque la guerra es siempre una forma de discusión. La guerra es de gran interés para la ciencia política y para muchos campos, porque es la continuación de la política por otros medios, de ahí la importancia de destruir totalmente al adversario.

George Bataille define la guerra como "un juego supremo, un juego estratégico, un juego en el que uno pone en la alfombra verde absolutamente todo lo que uno tiene, su vida"[1]. Por lo tanto, el resultado debe producir un ganador y un perdedor.

Es la inversión de un sistema y el diálogo por la fuerza.

Guerra: un objeto de lucha entre los poderes estatales[modifier | modifier le wikicode]

Un antiguo fenómeno vs. la guerra interestatal moderna[modifier | modifier le wikicode]

Un fenómeno antiguo[modifier | modifier le wikicode]

Lo que es interesante preguntarse es la dimensión mítica de la guerra, es decir, cómo los estados construyen un discurso de guerra que involucra el concepto de sacrificio.

Cuando estudiamos la guerra, hay una movilización ideológica para facilitar la cohesión de las masas. El que no está de acuerdo con la guerra es un renegado, traicionó la causa. Después del 11 de septiembre, muy pocos intelectuales pudieron decir que George Bush se equivocó al llamar al terrorismo una guerra, y esta posición fue un heroísmo absoluto porque los medios de comunicación estadounidenses los estigmatizaban.

La guerra sólo se puede vivir de manera sublimada, es decir, la racionalidad puede perder peso en las evaluaciones.

La guerra moderna[modifier | modifier le wikicode]

Banquete de la Guardia Cívica de Ámsterdam con motivo del Münster Peace de Bartholomeus van der Helst, pintado en 1648.

La Guerra de los Treinta Años, que duró de 1618 a 1648, es una guerra religiosa en la que participarán grandes potencias, a saber, Francia contra Austria y Suecia. Esta guerra condujo al Tratado de Westfalia, que sentó las bases para la guerra moderna.

El tratado de Westfalia consagra la soberanía de los Estados, la guerra sólo puede ser guerras interestatales, por lo tanto, en el centro mismo de la cuestión de la guerra interestatal está el Estado es la idea del Estado-nación que llevó a la conducción de la guerra. El derecho internacional público de la guerra es una ley estatal que establece normas para el desarrollo de la guerra:

  1. invente la diplomacia moderna;
  2. Los Estados son soberanos, y los Estados son la base del orden internacional, por lo que para hacer una guerra hay que seguir un proceso;
    1. proclamar una declaración de guerra;
    2. hay que saber cómo terminar la guerra con los tratados de paz.

La teorización de la guerra[modifier | modifier le wikicode]

El gran debate es que, desde el punto de vista de la ciencia política, hemos vivido desde hace mucho tiempo en una pseudo-obviedad seudo-bélica, porque históricamente la guerra ha vuelto al lado del arte para tener "el arte de la guerra". Para Platón y Aristóteles, lo que define la política es que la política es un "arte".

El arte de la guerra es una técnica construida, al igual que el arte de la política, que ha atraído la guerra en el lado de la estrategia. El genio militar de Napoleón es que contravenga las leyes de la guerra, siempre se organiza en un sistema para que sus adversarios crean que no hay sorpresa cuando el arte de la guerra se define según los procedimientos. En esta paradoja, la guerra es tanto la norma como la superación de la norma que clama sorpresa. Existe un espacio en la estrategia que permitió evitar el análisis de la guerra como un objeto más complicado de las ciencias sociales.

La guerra es un objeto filosófico que plantea un problema de cultura y conciencia: la cuestión fundamental es, por lo tanto, si se puede, de la misma manera que el suicidio es un hecho social, la guerra es un fenómeno social que se puede estudiar como tal, por lo que se puede pensar en la guerra, es algo que se puede analizar desde el punto de vista filosófico y, sobre todo, desde el punto de vista de la filosofía política.

Hugo Grotius[modifier | modifier le wikicode]

Hugo Grotius
Portrait par Michiel Jansz. van Mierevelt (1631).

Grotius ha escrito un libro titulado De jure belli ac pacis sobre la ley de la guerra y la ley de la paz, que examinará la posibilidad de una ley de la guerra. Estas son cuestiones que siguen siendo de actualidad con las nociones de guerra justa y guerra injusta. Grotius se pregunta si es posible construir una ley de guerra y hasta qué punto puede jugar la guerra misma o detenerla. La ley de la guerra es posible en dos casos específicos:

  • Guerra defensiva: sólo la guerra defensiva es justa: proteger a las poblaciones de un agresor externo.
  • Guerra coercitiva: pretendía castigar a quienes secuestran y se oponen a la ley.

Por otro lado, hará que la guerra sea ilegítima en otros casos, como la guerra de conquista, porque un estado-nación no pretende conquistar otros estados, por lo que esta guerra es injusta.

La ley de la guerra en la teoría de Grotius es también una ley de la paz, porque será calificada como las condiciones de la paz. Si el agresor se encuentra en una situación de injusticia, debe ser castigado por otros Estados.

Thomas Hobbes[modifier | modifier le wikicode]

Leviatán, o Tratado sobre la Materia, Forma y Poder de una República Eclesiástica y Civil, 1651.

En Leviathan, Hobbes reflexionará sobre las causas de la guerra civil preguntándose sobre las motivaciones de la guerra. Será la base del edificio estatal moderno para decirnos que será el estado de la naturaleza.

El estado de la naturaleza puede ser caos o igualdad absoluta. Hobbes está del lado de la interpretación caótica porque el estado de la naturaleza levantaría los impulsos de individuos que son impulsos destructivos que llevan a la guerra.

Para evitar la guerra, es necesario construir un Estado fuerte estableciendo la razón abandonando la teoría del derecho natural para pasar a un contrato social. Lo que subyace al Estado moderno es la capacidad de vivir a través del contrato que garantiza la paz. En las misiones que Hobbes piensa del Estado moderno está la construcción de un ejército, porque garantiza la paz.

Emmanuel Kant[modifier | modifier le wikicode]

Kant examinará lo que él llamó la construcción de la paz y los medios para lograr la paz perpetua y cómo construir una teoría legal de la paz.

La paz no puede basarse en la emoción y el afecto, sino en la racionalidad. Por lo tanto, sólo la razón puede llevar a los hombres a aceptar la paz, es una razón moral. La única solución es pensar en una mutualización de las diferentes.

Portrait de Emmanuel Kant

Debemos inventar una ley internacional de paz, que es la gestión de las relaciones de poder entre las naciones sobre la base de que la regulación es necesaria porque siempre habrá guerras.

La importante contribución de Kant será decir que el derecho internacional público que debe construirse no será el derecho de los más fuertes. Debe ser algo más que sea un derecho de paz que no sea un derecho de guerra. Hay que construir una paz universal, pero sobre todo hay que pensar en tres niveles de paz:

  • Derechos políticos internos: si todos los países adoptan una constitución republicana, los conflictos dentro de los países podrían ser manejados.
  • derecho internacional inter-federal/interestatal: si un sistema de constitución republicana ha creado una ley de paz dentro de los estados, puede haber un sistema de relaciones de asociación entre los estados.
  • Derecho internacional de la hospitalidad: esta es la capacidad de los Estados para dialogar en paz perpetua. Es una ley internacional cosmopolita.

Es un pensador interesante, porque es autor y creador del surgimiento de un derecho internacional público de la paz sobre la base de que todo debe ser libremente consensuado y de que es necesario luchar contra cualquier sistema autocrático, es decir, la personalización del poder, que puede conducir a la guerra.

Hegel[modifier | modifier le wikicode]

Retrato de Hegel por Schlesinger (1831)

Hegel cuestionará la guerra interpretándola como un comportamiento subjetivo del ser. Básicamente, la guerra no puede detenerse porque permite que la subjetividad del individuo se sitúe en un campo político. A partir de entonces, la guerra no puede desaparecer porque de cierta manera permite que existan subjetividades y permitirá a los diferentes pueblos superar sus oposiciones para solidificarse.

La guerra tiene una ventaja extraordinaria, porque logra sublimar las diferencias de los individuos en el espacio del Estado-nación, reúne y borra las contradicciones que se refieren directamente a las teorías de René Girard.

Maquiavelo[modifier | modifier le wikicode]

Article détaillé : La Renaissance italienne.
Retrato posthume de Maquiavelo por Santi di Tito, en el Palazzo Vecchio de Florencia

Maquiavelo es un humanista en un Principado de Florencia que organiza milicias ciudadanas y escribe "El Príncipe" donde describirá los modos de gobierno. El Renacimiento italiano trabaja sobre las cualidades del gobernador y para ello debe apropiarse del arte de la guerra necesario para su poder que posee una virtud moral. Por lo tanto, el fin justifica los medios, porque lo más importante es lograr los objetivos sin importar cómo se obtengan. Un objetivo moral a través de la guerra no es grave si no es en sí mismo moral, porque el objetivo tiene todo el dispositivo.

Cuando se describe a un individuo como maquiavélico, se sugiere que existe una contradicción entre la afirmación de las metas y la gestión de los medios para alcanzarlas.

En Maquiavelo hay una tendencia muy preocupante porque se valora el tema de la guerra.

Antoine-Henri de Jomini[modifier | modifier le wikicode]

Antoine-Henri de Jomini fue capitán del ejército suizo y escribió un tratado sobre el arte de la guerra con un método de análisis estratégico, preguntándose: ¿qué es la estrategia?

Es un conjunto de elementos sobre los que vemos un esfuerzo por gestionar la tierra:

  • el posicionamiento de las tropas;
  • análisis in situ de las fuerzas implicadas;
  • cómo abordar las debilidades;
  • las condiciones tácticas para perseguir al enemigo;
  • condiciones de control del movimiento;
  • integración del concepto de movilidad y sorpresa;
  • falsos ataques, la aparición de contraataques y contraataques.

Carl von Clausewitz[modifier | modifier le wikicode]

Para Clausewitz, la guerra es una relación entre objetivos políticos y bélicos. Cuando decimos que las guerras de hoy son guerras interminables, es porque hemos perdido sus objetivos políticos.

La guerra interminable se está desarrollando porque se olvida uno de los principios fundamentales de la guerra de Westfalia, que es que si estamos librando una guerra en un sistema westfaliano, es para ir hacia la paz y no para permanecer en guerra. Cuando decimos que la guerra es un tiempo de inversión, simplemente significa que la guerra es un tiempo de inversión para volver a la paz.

Carl von Clausewitz

La guerra es un paréntesis cuya construcción del equilibrio de poder es únicamente para salir de la guerra. Cuando Clausewitz habla de la guerra como una construcción política, recuerda un punto fundamental: la guerra es la continuación de la política por otros medios.

En el espíritu de la guerra de Westfalia, la guerra está subordinada a la política. Si la guerra de hoy es tan peligrosa, es porque se convierte en una guerra interminable porque el objetivo político se olvida. A partir de entonces, volvemos a un estado de guerra permanente porque ya no tenemos estructuras estatales o institucionales que nos recuerden que la guerra debe terminar en algún momento.

Cuando observamos los territorios devastados por la guerra como Darfur a lo largo de los años, las estructuras nacionales, internacionales y estatales se disuelven, demostrando que son guerras casi privatizadas porque las estructuras ya no existen.

Clausewitz es importante, porque la guerra es básicamente la continuación de la política por otros medios, lo que significa que en algún momento tendremos que volver a la política. Sin política, es decir, sin la capacidad de estructurar el conflicto, es imposible salir de la guerra, lo que explica por qué algunos países se encuentran hoy en un estado de guerra permanente.

Para Clauswitz, el peligro es que la guerra se escape de la política. Es imperativo que la guerra sea controlada por la política, porque es la propia capacidad y registro de la guerra. Si la guerra se escapa de la política, es la guerra la que reemplazará a la política, en este caso nos estamos volviendo locos en algo que se nos escapa.

La guerra puede ser una máquina formidable para negociar la paz. La guerra se libra porque la discusión ya no es posible, pero también porque la guerra permite renegociar la paz.

Maurice Davie[modifier | modifier le wikicode]

Según Davie en el artículoThe Evolution of War publié en 1930[2], lla guerra en las sociedades primitivas se refiere a:

  • competencia vital para la supervivencia del grupo;
  • diferencias religiosas;
  • venganza de sangre;
  • gloria.

Marvin Harris[modifier | modifier le wikicode]

Marvin Harris

Para Harris, como se describe en su libro Cows, Pigs, Wars and Witches: The Riddles of Culture publié en 1973[3] En una sociedad tradicional, hay cuatro teorías sobre el origen de la guerra en las sociedades primitivas:

  • Guerra como solidaridad: une a una población, es un modo de prefabricación de la legitimidad;
  • guerra como juego: dimensión lúdica de la guerra, el deporte puede ser percibido como la continuidad de la guerra;
  • la guerra de la naturaleza humana;
  • La guerra como continuación de la política: permite hacer política.

La guerra y la paz: un objeto jurídico y de gobernanza internacional[modifier | modifier le wikicode]

La ley de la guerra o la ley de La Haya[modifier | modifier le wikicode]

Hablábamos del Tratado de Westfalia, que inició una primera reflexión sobre el estado central de la guerra y el derecho de la guerra, también conocido como ley de La Haya. Es el derecho a poder librar una guerra; la guerra está sujeta al derecho público internacional, hay normas. El ataque de Pearl Harbour es una violación de las condiciones de la guerra.

El derecho de la guerra establece que los derechos son un deber para los beligerantes en la conducción de las hostilidades. Desde el momento en que regresamos a la guerra, hay deberes y derechos.

Se refieren a la limitación de medios como, por ejemplo, la prohibición de municiones que puedan afectar a la población civil. Además, el derecho de la guerra define las normas y prevé sanciones para quienes las violen. Por este motivo, en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a menudo hay textos que se adoptan en contra de ciertos países que han sobrepasado las reglas de la guerra.

Derecho internacional humanitario o derecho de Ginebra[modifier | modifier le wikicode]

Se trata de un derecho humanitario cuyo objetivo es proteger a quienes no participan en los combates, en particular a la población civil. Este derecho es importante porque fue creado en Ginebra en 1949 y es uno de los fundamentos jurídicos para la protección de los civiles en los conflictos armados.

Hay leyes importantes que establecen distinciones fundamentales entre lo civil y lo militar en tiempos de guerra. Lo que está en juego es la condición del combatiente y del prisionero de guerra.

Estos protocolos han sido más o menos adoptados por diferentes Estados y justifican la jurisprudencia de los crímenes de guerra. El principio de los crímenes de guerra es el que viola las reglas de la guerra. La paradoja es que tenemos un derecho internacional a hacer la guerra, un derecho internacional humanitario de la guerra, pero no existe ningún derecho internacional a dejar la guerra.

Hay dos conceptos globales que dictan la búsqueda global de la gobernanza de la seguridad:

  • universalidad: todos los seres humanos pertenecen a lo universal;
  • de la humanidad: todos pertenecen a una comunidad humana que no puede aceptar ningún acto inhumano. Si uno pertenece a una colectividad humana, entonces es posible calificar los actos como inhumanos, es decir, el derecho internacional público está interesado en el principio de inhumanidad porque cuestiona el principio de los derechos humanos. Es porque tiene el principio de humanidad que los torturadores y dictadores pueden ser procesados.

Estos dos conceptos estaban en la base de la gobernanza mundial, primero en el corazón de la Sociedad de las Naciones, pero que no pudo evitar la Primera Guerra Mundial y luego a través de la Organización de las Naciones Unidas en 1945 con la creación del Consejo de Seguridad, el mantenimiento de la paz y el establecimiento de la paz.

Las guerras partisanas[modifier | modifier le wikicode]

Introdujeron cambios sustanciales que ocurrieron en los siglos XIX y XX. Es un cambio de paradigma, porque el concepto de partido significa quien quiera que vaya a defender una posición. La guerra partidista nos devuelve a la gestión de los individuos y no a la gestión del Estado.

Una novedad: la guerra partidista[modifier | modifier le wikicode]

El partidista es el que toma partido en la defensa de una posición. Es alguien que no pertenece al cuerpo regular del ejército, toma las armas para defender una causa.

Aymon de Gingins-La-Sarraz[modifier | modifier le wikicode]

Gingins-La Sarraz fue un oficial suizo al servicio del Principado de Nápoles y publicó un libro titulado La guerra defensiva en Suiza. Su teoría es que Suiza es neutral y es necesario fortalecer sus capacidades defensivas, para mantener la neutralidad suiza es necesario construir partidarios que puedan movilizarse en caso de agresión.

Para defender a Suiza, es necesario fortalecer las capacidades de la guerra reforzando las insuficiencias de las tropas con tropas partidistas. Los partisanos se utilizan para compensar la falta de tropas regulares.

La guerra partidista se refiere a grupos irregulares que pueden movilizarse en sistemas de ataque y respuesta. Aquí, la guerra partidista es vista como un medio de resistir la invasión extranjera para proteger a Suiza o al pueblo de Austria.

Carl Schmitt : la théorisation de la guerre des partisans[modifier | modifier le wikicode]

Schmitt asesora a los gobiernos de von Papen (izquierda) y Schleicher (derecha) en cuestiones constitucionales.

Carl Schmitt est un personnage sulfureux par sa prise de position pour les nazis en 1933. Dans la Théorie du partisan, ouvrage publié en 1962 apparait que la guerre moderne va être une guerre de partisans. Ce sont des groupements d’individus qui vont s’engager dans la bataille et cela va se faire à partir d’un moment important qui est la guerre napoléonienne en Espagne .

La guerra de Napoleón en España muestra por primera vez el nacimiento del partisano como sujeto y personalidad que se movilizará para expulsar a las tropas napoleónicas.

La teoría partidista es muy importante, porque Schmitt es el primero en pensar que estamos entrando en una nueva era de conflicto y que esta nueva era de conflicto ya no es esencialmente conflictos interestatales, sino conflictos partidistas, es decir, divisiones de guerras en el planeta en las que grupos de individuos como sujetos partidarios del discurso e ideología radicales se movilizarán contra uno o más estados. Desde entonces, el partisano es un ejército irregular.

El concepto de las guerras revolucionarias[modifier | modifier le wikicode]

Las guerras irregulares están emergiendo en las grandes fases de liberación que movilizarán a las poblaciones contra el poder dominante. Durante la Segunda Guerra Mundial, será la resistencia contra los nazis, pero luego será el FLN contra los franceses y en Egipto los partidarios egipcios contra el poder británico, etc. Será el FLN.

Las características de la guerra partidista son que las guerras no tienen uniforme y tienen un fuerte compromiso e ideología. Además, la guerra partidista es una guerra asimétrica, el partidario no tiene los armamentos del estado-nación. Para ganar estas guerras, hay que jugar diferentes herramientas como el truco de la sorpresa. Es la movilidad extrema lo que contrasta con la guerra clásica.

La guerra revolucionaria es un concepto maoísta que considera que la revolución sólo puede lograrse mediante la acción político-militar. Se trata de una transición a la guerra de guerrillas urbanas, ya que la ciudad se convierte en la jungla de la guerra partidista, principalmente en los años 60 y 70 del siglo pasado. El gran fracaso de la guerra partidista es la guerra del Che en Bolivia.

Las guerras de hoy[modifier | modifier le wikicode]

Nuevos impactos[modifier | modifier le wikicode]

Las guerras modernas dañan el sistema westfaliano[modifier | modifier le wikicode]

La gran pregunta de la ciencia política y las relaciones internacionales cuestiona el paso del final de las guerras de Westfalia a guerras interminables que mostrarían que la guerra básicamente ha cambiado su significado. Esto es lo que algunos autores llaman el regreso a la anarquía hobbsiana, es decir, un estado de guerra permanente.

La anarquía hobbsiana sería un retorno al estado de la naturaleza en un estado de guerra perpetua en un uso masivo de la fuerza en las relaciones internacionales, que es una fuerza regresiva y esto en un estado de anarquía generalizada y asumiendo que cada uno quiere construir su poder en detrimento del otro.

Es la idea de que la guerra está volviendo muy rápidamente al sistema de relaciones internacionales y tendrá un impacto extremadamente importante. Se trata de guerras difusas que afectarán mucho más a los civiles que a los militares y son guerras que serán más radicales porque no hay reglas de regulación.

El estado de guerra perpetua[modifier | modifier le wikicode]

Se trata de guerras que tendrán un impacto considerable en la naturaleza, hemos acelerado la destrucción de los recursos naturales: llegamos a la hipótesis en estas guerras que ya no tienen estructura si queremos destruir el otro debemos destruir sus recursos. Desde entonces, la naturaleza ha sido utilizada como fuente de contaminación y destrucción masiva.

Por otra parte, en estas guerras se destruirá la cultura del otro, porque es la destrucción de los demás como seres humanos, destruyendo su identidad y memoria.

Las guerras sin fin[modifier | modifier le wikicode]

La guerra era una excepcionalidad y la paz una normalidad, lo que nos lleva a preguntarnos si la guerra se está convirtiendo en una normalidad y la paz no se convierte en algo extraordinario. La paz puede elevarse casi como un horizonte imposible de alcanzar.

La guerra interminable es una guerra que ya no tiene ningún propósito al convertirse en parte de la vida cotidiana a través de la destrucción. También creará una economía específica. En las guerras interminables, es necesario construir economías específicas que giren generalmente en torno a las drogas, que se hacen en una paz imposible, porque no hay un interlocutor legítimo para construir la paz.

En algunos casos, esto puede explicarse por la guerra en Irak, ya que desde el inicio de la Guerra del Golfo hemos estado entrando en un ciclo permanente de guerra. A partir de entonces, la paz se convierte en un horizonte conceptualmente impensable.

Una nueva teoría política, Michael Walzer[modifier | modifier le wikicode]

Michael Walzer.

Walzer publicó un libro titulado Guerras justas e injustas[4] que aporta una reflexión filosófico-política sobre la guerra y el concepto de guerra justa. Vuelve al interrogatorio inicial de Hobbes sobre la calificación de la guerra, va a ser teórico del paradigma legalista, porque considera que para que la guerra sea justa debe ser una guerra enmarcada.

Una guerra justa es una guerra controlada, una guerra de combatientes legales. En otras palabras, hay una legalidad de la guerra. Señalará las paradojas, es decir, el vínculo entre los conceptos de guerra justa y moral, que la guerra es un objeto de anormalidad, que en el concepto de guerra no hay algo moral.

La preocupación filosófica de Waltz y su teoría política es cuestionar la fabricación de la moralidad sobre un objeto profundamente inmoral y en el que se puede calificar la cuestión de la moralidad.

Cuestionará las situaciones en las que se puede restaurar la moralidad en la guerra. La guerra es moral cuando hay una situación defensiva frente a la agresión externa. Hay una situación moral de guerra en la naturaleza empleada. Si instituimos una codificación de los armamentos, hay una especie de moralidad, incluso si fabricamos armas inmorales.

La gestión del terrorismo es amoral, porque en una gestión de conflictos asimétrica, la cuestión de la sorpresa se plantea como un acto militar, además de que el terrorismo necesita publicidad, es necesario asustar y aterrorizar. En la dimensión terrorista hay una dimensión amoral. Sólo los más débiles son atacados en un eje que no es declarado por la guerra.

También reflexionará sobre la cuestión de la moralidad y el retorno de la política. Para Waltz, el paradigma legalista no puede rechazar la cuestión de las reglas de conducta de la guerra. Por eso, Philippe Delmas hace la pregunta en su libro Bel Avenir de la Guerre[5].

Anexos[modifier | modifier le wikicode]

Referencias[modifier | modifier le wikicode]

  1. Georges Bataille, « Nietzsche et Clausewitz : la guerre », Lignes 1991/1 (n° 13), p. 100-102 (p. 101)
  2. "Book Review:The Evolution of War: A Study of Its Role in Early Societies. Maurice R. Davie." Am J Sociol American Journal of Sociology 35.6 (1930): 1114.
  3. Cows, Pigs, Wars and Witches: The Riddles of Culture. London: Hutchinson & Co. 1975. ISBN 0-09-122750-X. Reissued in 1991 by Vintage, New York. (version complète pdf:http://monoskop.org/images/5/5b/Harris_Marvin_Cows_Pigs_Wars_and_Witches_The_Riddles_of_Culture_1974.pdf)
  4. Walzer, Michael. Guerres Justes Et Injustes: Argumentation Morale Avec Exemples Historiques. Paris: Belin, 1999.
  5. Delmas, Philippe. Le Bel Avenir De La Guerre. Paris: Gallimard, 1995.